Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Gustavo Mañas y Antonio Muñoz, con la térmica al fondo

CCOO-Endesa se moviliza contra “irregularidades” en las recolocaciones del carbón

El comité de la térmica denuncia 4 salidas “traumáticas” mientras la empresa habla de un proceso “transparente”

La sección sindical de CCOO Endesa se movilizó en Internet y redes sociales para denunciar las “irregularidades, arbitrariedades e incumplimientos” con las que, a su juicio, la empresa está ejecutando las recolocaciones del personal de las centrales de generación térmica como la de Andorra, donde han detectado cuatro salidas “traumáticas” para los trabajadores. La empresa asegura que el proceso se ha hecho de forma “transparente” y tratando de minimizar el impacto por movilidad geográfica.

El sindicato había convocado a toda la plantilla de Endesa a partir de las 10 de la mañana para realizar paros de cinco minutos “como muestra de su rechazo a las irregularidades, arbitrariedades e incumplimientos en el plan de recolocaciones de generación térmica”, informó CCOO de Industria en un comunicado. Sin embargo, “para prevenir cualquier actividad que pudiera influir” en el “agravamiento” de la actual situación sanitaria, decidió cambiarlos por protestas en la Red. 

De esta forma, se difundieron vídeos que se distribuyeron en cuentas de redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram y YouTube) en los que los trabajadores afectados mostraban su malestar y hacían visibles sus reivindicaciones. CCOO de Industria se adhirió con un vídeo de su secretario general, Agustín Martín.

Todo ello para denunciar los “atropellos” que, según CCOO, la dirección está realizando. La central sindical aduce que se han adjudicado ya 200 recolocaciones, de las que “en un primer momento” detectó “un total de 70 irregularidades, arbitrariedades e incumplimientos en el plan”, algo que trasladó a la empresa “para que intentase solucionarlos por la vía pacífica”.

“La dirección nos dijo que no consideraba que los casos fuesen tantos y nos pidió hacer un cribado”, añade CCOO-Endesa en su página web. “Con el ánimo de solucionar las situaciones personales y familiares más traumáticas, le facilitamos un nuevo listado de casos”, acompañado “con los contactos de las personas afectadas para que pudieran contactar con ellas lo más rápida y directamente posible”.

No obstante, “el departamento de Relaciones Laborales de Endesa ha hecho caso omiso y ha revisado solo dos de los 35 detectados”, mientras que “ha aprovechado este tiempo para seguir cometiendo arbitrariedades, incumpliendo los criterios marcados en los diferentes acuerdos de recolocaciones”, prosigue.

Los casos de Andorra

En Andorra, la sección de CCOO del comité de empresa de la térmica se sumó a las acciones de protesta porque ha detectado cuatro casos que considera “graves”. “En el proceso final, dos personas tenemos problemas de conciliación familiar. A un compañero que tiene un niño con discapacidad intelectual lo mandan a Calatayud (Zaragoza), alejándole del colegio de educación especial Gloria Fuertes, y a mí que tengo una cría de 10 años y soy familia monoparental me envían a La Pobla de Segur (Lleida), a tres horas y cuarto de mi domicilio”, explicó Gustavo Mañas.

Además, “tenemos varios compañeros que tampoco les han dado la plaza que han solicitado en el proceso: uno acabará en Mahón (Baleares) y está teniendo graves problemas para encontrar piso porque solo quieren alquileres turísticos, y otro irá al Besós (Barcelona)”.

Los cuatro casos son considerados “recolocaciones traumáticas y forzosas” y el proceso está prácticamente cerrado. “Hicimos un recurso para una posterior revisión y se nos contestó que la adjudicación estaba bien hecha”. De hecho, Mañas tiene que incorporarse ya a su nuevo centro de trabajo, una central hidroeléctrica, el 11 de enero. La empresa aporta dos meses de alojamiento y dietas a los trabajadores mientras buscan piso, pero “dependiendo de las zonas los hay que no bajan de 800 euros de alquiler”, protestó el sindicalista.

El trabajador andorrano quiere que se vuelva a revisar su caso antes de que la empresa le imparta la formación. “A partir de enero van a hacer una reestructuración en distribución y saldrán plazas a comienzo de año, por lo que igual que en otros centros se ha dejado a gente sin recolocar hasta que no salgan plazas, la empresa lo puede hacer igualmente aquí, donde también tenemos los proyectos renovables de Endesa”, recordó.

CCOO Endesa considera “inaceptable” la forma de proceder de la dirección, y advierte de que “no nos queda otra solución que recurrir a las acciones legales necesarias con la intención de revertir los casos más traumáticos”.

Endesa lo niega

Endesa aseguró en un comunicado que el proceso de recolocación de los afectados por el cierre de las centrales térmicas se ha realizado “con total transparencia y en base al compromiso” de la compañía “con el empleo y con las personas y a los acuerdos suscritos en el marco del proceso de Transición Energética”.

En el caso concreto de Andorra, acota la eléctrica, “se ha dado solución a la mayor parte de los 150 trabajadores afectados por el cierre”. En concreto, “90 trabajadores se han acogido al acuerdo voluntario de salidas y el resto han sido recolocados en nuevas posiciones”. De estos últimos, “la inmensa mayoría lo ha hecho de manera voluntaria en posiciones que ellos mismos han solicitado”.

La filial de Enel asegura que el proceso ha tratado de “minimizar el impacto que causa la movilidad geográfica en las nuevas oportunidades de trabajo “y deja “abierta la preferencia de regreso a los ámbitos de origen”.

La transición energética ha llevado a la compañía a emprender una transformación integral que afecta a todos los niveles de la organización, argumenta. “Uno de los mayores cambios que ha provocado este compromiso es la transición de la generación convencional con carbón a tecnologías renovables, un proceso en el que se está avanzando gracias a la profesionalidad, proactividad y actitud positiva que están mostrando las personas que durante años han trabajado en el carbón, y que está haciendo posible que Endesa lidere este proceso de manera eficiente, flexible y justa”, concluye la compañía.