Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha visitado las obras en la mejora de accesos a La Fresneda

Concluyen las obras de mejora en los accesos a La Fresneda en la carretera A-231

El director general de Carreteras visita los trabajos

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha impulsado las obras de mejora en los accesos de La Fresneda y la estabilización del talud en la misma carretera A-231. El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha visitado hoy las obras realizadas en los últimos meses que han supuesto una inversión de 500.000 euros a los que se suma lo aportado por el Gobierno de Aragón a través del trabajo con medios propios. En la visita ha estado acompañado por el director provincial de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, Ignacio Belanche.
Bizén Fuster ha destacado que esta inversión aumenta muy significativamente la seguridad vial en la zona y ha explicado que esta vía será objeto de más mejoras a través del Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras. La carretera A-231 tiene un Intensidad Media Diaria de 2.488 vehículos al día, de los cuales 23 son motos, 2.268 vehículos ligeros, y 197 vehículos pesados.
Las actuaciones realizadas se dividen en tres partes. Por un lado, la intersección norte de acceso a La Fresneda que carecía de carril central para facilitar el giro y contaba con un cambio de rasante pronunciado y un talud inestable. Se ha realizado una inversión de 175.000 euros y las obras terminaron en el verano de 2019.
En el caso del acceso sur, la inversión ha sido de 221.000 euros y los trabajos terminaron en el mes de febrero de 2021. Al igual que en el caso anterior, no existía un carril central para realizar el giro ni carriles de aceleración y desaceleración. Además, tal y como ha explicado Bizén Fuster “contábamos con un problema de escasa visibilidad”.
Por otro lado, se actuó, a finales de 2020 y con un presupuesto de 114.000 euros, en la estabilización del talud en esta carretera que quedó afectado por las lluvias de 2020. Para aumentar la seguridad se ha realizado una berma intermedia, de unos 4 metros de anchura y de 400 metros de longitud, en la que quedarán alojados los materiales procedentes de posibles desprendimientos.
El director general de Carreteras ha recordado que a los presupuestos de estas obras hay que sumar el trabajo realizado con medios propios del Gobierno de Aragón, con recursos humanos, con el trabajo de las brigadas de Valderrobres y Alcañiz, y los recursos mecánicos, con el uso de retroexcavadora, dúmperes, motoniveladora, mixta, cuba de agua, rodillo compactador…