Síguenos
Cretas pide a los vecinos que reduzcan el consumo de agua y se anuncian restricciones para agosto Cretas pide a los vecinos que reduzcan el consumo de agua y se anuncian restricciones para agosto
Una mujer de Cretas llena una vaso de agua del grifo

Cretas pide a los vecinos que reduzcan el consumo de agua y se anuncian restricciones para agosto

El alcalde prevé que sean más prolongadas que las del año pasado

La localidad de Cretas vuelve a tener restricciones de agua un verano más. Aunque no son todavía de la gravedad de las que sufrieron en agosto del año pasado, los vecinos han recibido ya un aviso del Ayuntamiento instándoles a que reduzcan en la medida de lo posible el consumo doméstico y que eviten usar el agua corriente para llenar piscinas o huertos urbanos.

Las fuentes de agua de las que se abastece el pueblo han empezado a secarse, por lo que el Ayuntamiento ha tenido que echar mano de la ayuda de sus vecinos de Arnes (Tarragona), que también ahora han empezado a tener dificultades para llenar el depósito de agua.

“La fuente de La Barra ya está seca”, declaró el alcalde, Fernando Camps, quien prevé que lo peor todavía está por llegar. “El caudal del río -Cretas se abastece de fuentes subterráneas y del río Algars- ha empezado a reducirse de manera considerable y nos ha estado dando agua Arnes desde su tubería, pero tienen que cerrarnos el grifo porque también a ellos les está llegando menos agua y la necesitan para su pueblo”, explicó el regidor.

El Ayuntamiento buscó el año pasado algún lugar en el que realizar una captación nueva, y la encontró, después de estudiar distintas ubicaciones alternativas en su entorno. Según explicó Camps, “tenemos localizado un lugar donde hay agua en abundancia, pero una cosa es encontrar agua y otra hacer la obra”, añadió. La captación se encuentra “encima de la localidad de Valderrobres a varios kilómetros de Cretas y no es una solución a corto plazo”.

En el Ayuntamiento de Cretas existe preocupación, porque las restricciones de agua han llegado más pronto de lo esperado este 2019. “Nos queda todo el verano por delante”, auguró el alcalde, y también ha de llegar agosto, que es el mes en el que más población flotante tiene el pueblo. 

“Estamos a finales de julio en esta situación, cuando el año pasado nos encontrábamos así el 15 de agosto, y eso nos hace pensar que vamos a tener un verano muy complicado si no llueve, y no parece tener pinta de que vaya a caer ni una sola gota de agua”, reflexionó.

Las restricciones, por tanto, “llegarán pronto o tarde y no sabemos todavía hasta qué punto tendremos que llegar”. Hasta ahora, “no hemos ordenado cortes de agua directos, pero sí pedido a los vecinos que usen el agua sólo para cuestiones higiénico sanitarias y para beber, que eviten llenar piscinas o regar los huertos”, informó.

En el verano de 2018 se cortó el agua “durante siete horas por las noches, entre las 12 y las 7 de la mañana, pero mucho me temo que este año el problema va a ser más grave que el año pasado y que tendremos que ampliar la restricción”, dijo Camps.

El servicio provincial de bomberos de la Diputación apoyó el suministro de agua boca el año pasado con varios viajes diarios de sus motobombas, que trasladaron alrededor de 36.000 litros al día hasta que la localidad pudo terminar con las restricciones.

Con el problema encima, el año pasado, el alcalde cretense demandó la ejecución de varios proyectos de regulación del río Algars y Matarraña, entre otros las balsas laterales, además de que se diera prioridad al agua de boca frente a la de riego.

El río Algars carece de ninguna infraestructura de regulación de sus aguas en sus 80 kilómetros de cauce.