Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Descubren en Alcorisa una extensa red de pasadizos que conecta edificios antiguos Descubren en Alcorisa una extensa red de pasadizos que conecta edificios antiguos
Dos espeleólogos en un antiguo aljibe en el subsuelo de Alcorisa

Descubren en Alcorisa una extensa red de pasadizos que conecta edificios antiguos

El Centro de Estudios Locales está a punto de terminar un estudio iniciado en 2019

El Centro de Estudios Locales de Alcorisa (Cela) está a punto de terminar el estudio preliminar que empezó en agosto de 2019 para conocer hasta dónde llega la Alcorisa subterránea, aquella que discurre bajo el casco urbano actual y sus calles. Ese es, Alcorisa subterránea, el nombre que se le dio a un proyecto que el Cela ha llevado a cabo con el apoyo del Ayuntamiento y de la Asociación de trepadores cavernícolas, un club de aficionados a la espeleología y la escalada, que ha realizado distintas incursiones por los caños que recorren el subsuelo. El objetivo ha consistido en hacer un mapa subterráneo de Alcorisa.
En un año y medio, el Cela ha constatado que Alcorisa está atravesada por distintos circuitos subterráneos que conectarían el Ayuntamiento, la iglesia y el palacio del Barón de la Linde, quien se cree que pudo ser el artífice de la construcción de este entramado de conductos para garantizarse una huida en caso de ser atacado durante la Guerra de Sucesión, cuando se posicionó a favor de Felipe V.
 El Cela cree que en la capilla del Niño Jesús existe bajo tierra una tumba cubierta con una lápida. El Cela cree que allí está enterrado el pintor y arquitecto Pedro García Ferrer, que diseñó la catedral de Puebla de los Ángeles, en México, y que hizo testamento, tras morir en Toledo, dejando unos fondos para que fuera enterrado en Alcorisa. 
Según el presidente del Cela, Óscar Librado, “la capilla del Niño Jesús era suya, él la mandó construir y decorar y hasta allí trajo una figura del niño Jesús desde México. “El georradar localizó durante su prospección, a metro y medio de profundidad, un enterramiento sobre el que se visualizó la forma de una lápida y creemos que muy probablemente sea el suyo, a raíz de la documentación que señala que dejó dineros para que trasladaran su cuerpo a Alcorisa”, enfatizó Librado. 
Durante las prospecciones realizadas en los últimos meses, el Cela ha localizado una vivienda bajo la cual se ha constatado la existencia de lo que el presidente del centro de estudios denominó “un intercambiado de túneles”, esto es, “un espacio ancho, como una especie de salón desde el que pasan tres túneles. Uno de ellos se dirige hacia el Ayuntamiento, otro hacia el Palacio del Barón de la Linde y un tercero que desemboca en la iglesia”, detalló. Este circuito interconectado “demuestra que bajo la Alcorisa actual tenemos un circuito de conexiones muy interesante”, añadió Librado.
El estudio preliminar de año y medio “ha merecido la pena”, según valoró el presidente del Cela. Lo único que le queda por hacer al centro de estudios locales es que un nuevo georradar realice una visualización a mayor profundidad en distintas zonas del casco urbano. “En unas obras en la sede de Ibercaja, el constructor que las realizó nos contó que al colocar la zapata de la grúa, ésta se hundió y apareció un túnel a una profundidad de cuatro metros. Hemos querido traer un georradar más potente para saber a dónde lleva ese túnel, puesto que el anterior sólo profundizaba hasta los tres metros”, explicó.
La última prospección realizada en el marco de este proyecto se ha llevado a cabo esta semana con la búsqueda de un refugio antiaéreo, que se ha encontrado, pero cegado. Ahora hay que determinar en qué grado lo está, así que, "cuando llegue el georradar lo llevaremos hasta la zona para ver si localiza el hueco y si detecta si no está completamente colmatado. Si está derrumbado no se podrá desescombrar, pero si no es así, podremos abrirlo”, enfatizó el presidente del Cela.
En Alcorisa hay otros dos refugios antiaéreos -ahora cegados-que fueron construidos por la 25 división del Ejército republicano en la plaza del Seminario, a donde también llegarían varios túneles.

Catas y proyecto
El proyecto de investigación que ha de encargarse a partir de ahora y que se abordará en distintas fases tratará de realizar catas arqueológicas en la iglesia de Santa María La Mayor, por ser la zona donde “más posibilidades vemos de encontrar algo”, dijo Librado. No en vano, tiene un aljibe medieval y allí ya se vio que hay estructuras a tres metros de profundidad cuya existencia se desconocía. Desde el centro de estudios están convencidos de que puede ser una construcción anterior. En la iglesia, recordó Librado, “la sala de calderas es un edificio cuadrado que está hecho de un material distinto al resto de la iglesia, probablemente es  anterior a ésta y debió ser absorbido durante la ampliación del templo”. Según Librado, por la forma que tiene, podría tratarse de un torreón.
A partir de ahora, y una vez terminado el estudio preliminar se va a iniciar el proyecto definitivo, para lo que se buscará financiación.  “Con estos trabajos previos hemos sabido que hay material suficiente como para realizar una investigación, que durará años y que se ejecutará por fases”, enfatizó Librado. “Los hallazgos han sido muy positivos, porque todo lo que hemos localizado nos da pistas de la historia local de Alcorisa”. El Cela aspira a que este proyecto les ayude a conocer dónde estaba la judería, dónde se ubica el núcleo musulmán, que no está en el casco urbano, porque la Alcorisa urbana actual es de origen cristiano; también donde está el castillo, "del que se habla mucho en documentos, pero que está desaparecido".