Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ignacio Urquizu. AP

El alcalde de Alcañiz insinúa que la marcha de la empresa Magma a Calanda ha sido politizada

La firma estaba en Technopark

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu (PSOE), desea que la marcha de la empresa Magma Composites del Technopark de Motorland para instalarse en suelo industrial de Calanda no haya sido “un episodio político, sino una decisión empresarial” cuya razón asegura desconocer porque el empresario no se lo ha aclarado. 

En todo caso, afeó “que un municipio se dedique a conseguir empresas de otro”, por lo que se alegrará de que “a Calanda, La Puebla de Híjar y Andorra les vaya bien, pero si puede ser que no sea a costa de los municipios del Bajo Aragón”, reprochó.

En el pleno del Ayuntamiento de Alcañiz del pasado martes, a preguntas del PAR y del PP acerca de si pudo hacer algo más para evitar la marcha de esta empresa, el alcalde explicó que habló con el empresario, Francisco Marín, si bien el Technopark es un organismo autónomo en el que el consistorio apenas tiene representación en la figura de un concejal de la oposición, Miguel Ángel Estevan (PP). 

La empresa, dedicada a la fabricación de productos de fibra de carbono y otros compuestos avanzados para sectores altamente tecnológicos, tenía 12 trabajadores a fecha de enero de 2020, dijo Urquizu, que aseguró que llamó al empresario cuando escuchó el rumor de que se quería trasladar a Calanda por motivos de espacio. Le preguntó si necesitaba metros cuadrados en los polígonos de Las Horcas o Fomenta, y si requería fibra óptica o cámaras de seguridad, pero no encontró explicación por parte del empresario  aseguró. 

Junto a la empresa Darknesstech SL, también propiedad de la familia Marín-Ferrer, ocupará una parcela de más de 7.000 metros cuadrados en Calanda, explicó el lunes el alcalde de esta localidad, Alberto Herrero (PP), que aseguró que el empresario estuvo a punto de marchar fuera de la provincia. Sin embargo, Urquizu afirmó que el empresario se está haciendo una casa en Alcañiz. 

El alcalde alcañizano consideró que la capital del Bajo Aragón, en este momento, no puede competir en precio de venta y alquiler de suelo con polígonos de municipios Miner, e instó a los grupos municipales a hacer sus aportaciones en el próximo debate del estado de la ciudad para definir una estrategia de desarrollo industrial. “Si no puedes competir en precio tienes que competir en valor añadido, aportando tecnologías que los demás no tienen, o seguridad”. En este punto, dijo que el consistorio trabaja en llevar cámaras de videovigilancia a Las Horcas, así como fibra óptica”. Sin embargo, al polígono de Fomenta “todavía no llega ni la luz”, reconoció Urquizu.

La concejal del PAR Berta Zapater lamentó que los impuestos municipales vayan a verse disminuidos con la salida de Magma, mientra que Estevan reprochó la gestión del Technopark, que ve como “se le va una de sus joyas”, una “empresa de impecable trayectoria” desde sus inicios en 2010.