Síguenos

El alcalde de Valderrobres y dos trabajadores se incorporan como plantilla a la residencia de mayores

La residencia de Valderrobres lleva desde el miércoles de la semana pasada realizando llamamientos porque necesita personal. A partir de este martes se integran en la plantilla dos trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio de la Comarca del Matarraña y el propio alcalde, que es enfermero de profesión y que ha decidido dar el paso, después de que el centro se haya quedado sin la ATS que sustituyó al enfermero que se infectó por Covid-19 y que sigue ingresado en el hospital.

La intención es “aguantar dos semanas más, a la espera de que los trabajadores pasen la cuarentena y en un plazo de 15 o 20 días puedan volver a incorporarse al trabajo”, apuntó el alcalde, que tiene intención de mantenerse como enfermero de la residencia hasta que encuentren a alguien que pueda ocupar la plaza. Hasta el momento, han realizado un llamamiento a través del Inaem y del Colegio de Enfermería, pero no han encontrado a nadie, porque “en estas circunstancias es muy complicado”, dada la cantidad de personal que se precisa en muchos servicios sanitarios.

El regidor reconoció que en el primer llamamiento de ayuda “se apuntó mucha gente dispuesta a ayudar”, algo que agradeció. No obstante, ahora mismo “estamos trabajando para completar la plantilla”. Las dos trabajadoras sociales del Matarraña “son personas que están habituadas a trabajar con ancianos”.

Sobre su decisión personal, recordó que “mi profesión es la de enfermero, y la política es algo provisional, así que ante unas circunstancias como las actuales, lo tengo clarísimo. Mis compañeros en el Ayuntamiento podrán solventar la situación en los próximos días, aunque en momentos puntuales podré seguir atendiendo mis obligaciones”, añadió.

Con todo, recordó que después de las pruebas PCR practicadas la semana pasada “ya tenemos localizados todos los casos”, además de que “en los dos o tres últimos días no ha aparecido nadie son síntomas”.