Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El bar de Valjunquera ha vuelto a abrir sus puertas

El área sanitaria del Bajo Aragón acumula ya más de 40 positivos en Covid-19

La mayoría se han localizado en Alcañiz, con varios focos de contagio originados el fin de semana pasado

El brote de coronavirus en el área de salud de Alcañiz superó ayer los 40 positivos, según confirmaron fuentes sanitarias, lo que significa que el número de infectados detectados se ha duplicado en las últimas 24-48 horas. Aunque entre esos 40 positivos hay varios pacientes residentes en algún otro municipio del área sanitaria, la gran mayoría de los casos son vecinos de la capital bajoaragonesa.

Con decenas de pruebas PCR practicadas desde mediados de esta semana y más de un centenar de personas en aislamiento domiciliario por ser contactos directos estrechos o familiares de los afectados, en el centro de salud de Alcañiz se han doblado turnos por parte del personal de atención primaria desde el miércoles de esta semana. Esta situación se mantendrá al menos durante este fin de semana, con la esperanza de que a partir del lunes empiece a estabilizarse este brote de Covid-19, que al parecer tiene cuatro focos de infección y varios de ellos con origen en los días 10, 11 y 12 de julio.

Los turnos se han doblado en el centro de salud de Alcañiz, pero también en el de Calanda y en el de Mas de las Matas. No se trata de personal de refuerzo adicional, ya que las plazas que salieron en la zona para cubrir puestos de ‘rastreadores’ de Covid-19 no se cubrieron. En Alcañiz sí que hay una enfermera dedicada en exclusiva a la búsqueda de los ‘contactos’ de los positivos, pero dada la magnitud del brote el resto de la plantilla  -médicos y enfermeras- se ha tenido que involucrar en tareas Covid: atención de los casos, información, investigación de cuáles han sido sus contactos, rastreo y realización de pruebas. Un trabajo ingente.

Desde el viernes, el personal de atención primaria del centro de salud de Calanda también dobla turnos. Allí se detectó un caso en una empresa local de una persona residente en Alcañiz, por lo que ha habido que hacer PCRs a la plantilla de la fábrica que estuvo en contacto con el infectado, así como al resto de trabajadores, aunque la relación con el principal afectado no hubiera sido directa.

Y, finalmente, también en el centro de salud de Mas de las Matas se han doblado turnos, después de que el jueves se detectara un positivo en el pueblo, lo que llevó a que se activaran todos los protocolos por Covid-19 y a que el personal iniciara el rastreo de los contactos directos del infectado. De momento no se han conocido nuevos positivos   en Mas de las Matas, ya que las muestras PCR realizadas a los contactos se han enviado al laboratorio de Microbiología del hospital de Alcañiz, donde no han podido analizarse dado el incremento exponencial de analíticas que se han derivado allí esta semana.

Valjunquera

Mientras, los vecinos de Valjunquera se confinaron este viernes en sus casas, después del llamamiento que hizo a la población el Ayuntamiento, al ser confirmados dos casos positivos de coronavirus, los primeros que se registran en toda la pandemia por Covid-19.

Una pareja mayor informó al Ayuntamiento este jueves de que había dado positivo en las pruebas PCR que les habían practicado el martes en el centro de salud de Alcañiz, después de que la mujer presentara algunas décimas de fiebre. Su marido, también positivo, es asintomático.

El Ayuntamiento emitió un bando municipal comunicando a los vecinos que “debido a la situación epidemiológica actual” recomendaba que todos “permanezcan en sus domicilios y salgan solamente para lo estrictamente necesario. Se ruega además que cumplan con las restricciones sanitarias”. 

Visones

Por otra parte, el sacrificio de los 92.000 visones de la granja de La Puebla de Valverde, donde se detectó un elevado porcentaje de animales infectados por coronavirus, comenzó el viernes con el gaseado de 15.000 mustélidos. Un equipo formado por 10 personas, entre las que hay trabajadores de la propia granja, funcionarios del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio ambiente y operarios de la empresa Sarga (Sociedad Aragonesa de Gestión Ambiental), especializada en el traslado e incineración de los cadáveres, trabajan desde el pasado viernes para gasear con dióxido de carbono (CO2) a los animales.

El proceso se prolongará, según explicó ayer el director provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Polo, “hasta el lunes o el martes”, ya que aunque el primer día se sacrificaron 15.000 visones, la previsión es que la cifra se incremente. El gaseado de los animales se hará a diario, de forma ininterrumpida, hasta sacrificar a los 92.000 mustélidos. 

Los animales se introducen en una cámara de gas, donde se aplica el CO2, que provoca una muerte indolora, “se duermen y como cualquier otro cadáver animal Sarga lo recoge y lo lleva a la incineradora de Zaragoza”, apuntó. El traslado se hace en contenedores especiales de acero, puesto que se trata de Material Específico de Riesgo (MER), hasta el Centro Logístico de Recogida de Subproductos animales PTR, ubicado en La Cartuja Baja, en Zaragoza.