Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

El arreglo del muro del Corcho de Alcañiz comenzará la semana próxima y costará 1,13 millones El arreglo del muro del Corcho de Alcañiz comenzará la semana próxima y costará 1,13 millones
Zona afectada por el deslizamiento de tierras, el martes por la mañana

El arreglo del muro del Corcho de Alcañiz comenzará la semana próxima y costará 1,13 millones

El Ministerio de Transportes aprueba la reparación urgente del tramo afectado
banner click 236 banner 236

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana reparará por trámite de urgencia el muro de la Cuesta del Corcho, en el barrio de Pui Pinos, que resultó afectado el pasado 21 de enero por un deslizamiento de tierra causado por las lluvias del último temporal y que ha supuesto que la travesía de la carretera nacional 232 permanezca cortada desde entonces. La Secretaría de Estado de Transportes ha declarado esta obra “de emergencia”, así como otras dos a realizar en la N-420 en Calaceite y en Valdeconejos. El coste estimado es de 1.132.727 euros.

La reparación, según informó el ministerio, contempla la construcción de un muro de escollera que protegerá esta zona de futuras crecidas del río Guadalope, la consolidación de las partes del muro contiguas al área que colapsó y la reposición de la tubería principal de abastecimiento que atraviesa la calzada y que ahora está sin servicio. La conducción de agua se hará pasar por el lado opuesto a la zona del desprendimiento, que es por donde discurren el resto de servicios. 

Según fuentes ministeriales, el secretario de Estado de Transportes firmó la semana pasada el procedimiento de urgencia para actuar en la travesía por urgencia, lo que permitirá realizar la adjudicación de la obra de forma inmediata para que “la semana que viene” puedan empezar los trabajos de reconstrucción. En principio, la actuación estará acabada en un plazo de dos meses, según comentó el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu.

La solución propuesta para arreglar el muro del barrio de Pui Pinos ha sido muy bien recibida por el Ayuntamiento. Apenas ha pasado un mes desde que se produjo el  deslizamiento (durante el temporal Gloria), que obligó a desalojar a 18 familias de sus hogares por prevención. Días después se les permitió volver a sus casas.

El alcalde alcañizano consideró que “la solución técnica adoptada es muy importante para evitar que puedan volver a pasar sucesos similares, ya que se va a construir un muro de escollera con piedra”, apuntó. En este sentido, se mostró “bastante satisfecho” con la opción de reparación elegida por los técnicos del ministerio, y aunque esta obra “ocupará un poco más de espacio” que el que emplearía una pared como la actual, garantizó que “no afectará a la fluvial del río”. 

Esta tipología de pared de contención, añadió el alcalde, “permitirá reforzar la zona”. En este punto, este tipo de deslizamientos hacia el margen izquierdo de la carretera -donde hay un terraplén que linda con el cauce del río- han sido muy habituales en los últimos 20 años como consecuencia de las filtraciones de agua. Además de deslizamientos similares al ocurrido este mes de enero, también se han producido socavones por pérdida de tierra que han afectado a la calzada y motivado sucesivos cortes del tráfico.

Por otra parte, la recolocación de la tubería de abastecimiento hacia el centro o el margen contrario a donde se ha producido el desprendimiento también “es una opción importante, porque puede contribuir a que la carretera no vuelva a romperse y a que la calzada esté más sólida”, consideró el regidor. No en vano, “las tuberías ocupan huecos que se sitúan en el suelo, y si están en el centro o al otro lado, posiblemente mejorará la compactación” del tramo que se encuentra en el terraplén, añadió.

El alcalde señaló que las fases de reparación arrancarán la semana que viene con la limpieza de la zona inferior a la travesía, donde se encuentra el escombro del desprendimiento. “Lo primero será sanear esa parte y después se pasará a la construcción del muro. Finalmente se renovarán los servicios”, añadió Urquizu, que se mostró “muy agradecido a los ingenieros del ministerio” por el “diálogo fluido” y por que han “estado tramitando la actuación para que fuera lo más rápida posible”.

Filtraciones de agua fueron la causa del desprendimiento

Las filtraciones de agua de lluvia del temporal Gloria de los días 20 a 22 de enero están detrás del desprendimiento de una parte del muro de la travesía de la N-232 a su paso por el barrio de Pui Pinos. La Cuesta del Corcho está cerrada al tráfico desde entonces y el tránsito de vehículos se desvía por otras calles.

La licitación del nuevo vial está a las puertas

Con las obras de emergencia para la consolidación del cabezo de Pui Pinos terminadas, el Ayuntamiento de Alcañiz ultima el pliego para la licitación de la redacción del proyecto de construcción de un nuevo vial que comunicará la Cuesta del Corcho con el centro.

A principios de este mes de febrero han terminado los trabajos arqueológicos en el tramo de muralla que fue afectado por las obras de emergencia y que se encuentra en el trazado del nuevo vial. El informe del arqueólogo al que se ha encargado el estudio se incorporará al pliego de condiciones, según mencionó el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu. El regidor espera que “en breve” pueda tramitarse la redacción del proyecto técnico de esta calle de nueva apertura, que se convertirá en la única salida directa a la travesía de Alcañiz desde el centro de la ciudad.

La tramitación administrativa de la obra va con retraso con respecto a los planes iniciales como consecuencia de la retirada del primer pliego por motivos técnicos. El nuevo documento base para la licitación, dijo el regidor, “será respetuoso con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que contempla la futura plaza de Santiago, y también con los restos arqueológicos que hay en todo el entorno”, añadió. 

El Ayuntamiento tiene intención de preservar todos los restos históricos que sea posible, pues aspira a que “no en esta legislatura, pero sí en posteriores, se pueda recuperar la muralla y el sexto torreón de la ciudad”, incluso a recobrar  “el aspecto amurallado” que tuvo en su día. El sexto torreón se encuentra insertado en unos antiguos corrales del cabezo que ahora son propiedad del Ayuntamiento.

Por otra parte, el equipo de gobierno ya ha dado luz verde a la concesión de permisos y licencias de obra para que los vecinos de Pui Pinos puedan reconstruir las viviendas afectadas por el deslizamiento de 2017.

Dos actuaciones más

La obra de emergencia tiene un presupuesto estimado de 1.132.727 millones de euros. Incluye la actuación prevista en Alcañiz y otras dos intervenciones que el ministerio de Transportes realizará en varios puntos de la carretera nacional 420. Una de ellas es la reconstrucción de otro muro que se vino abajo en el término municipal de Calaceite y la reparación de las instalaciones eléctricas del túnel de la misma vía situado en el término de Valdeconejos.