Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

El Ayuntamiento de Alcañiz aprueba el proyecto para urbanizar el vial de acceso al hospital El Ayuntamiento de Alcañiz aprueba el proyecto para urbanizar el vial de acceso al hospital
El pleno aprobó el proyecto de urbanización del nuevo vial

El Ayuntamiento de Alcañiz aprueba el proyecto para urbanizar el vial de acceso al hospital

El informe final desestima las alegaciones de los vecinos de la urbanización Andrade
banner click 236 banner 236

El pleno del Ayuntamiento de Alcañiz ha dado su visto bueno definitivo al proyecto de urbanización del vial de acceso al nuevo hospital, que ocupa una superficie de 43 hectáreas y que tendrá una longitud de 1,2 kilómetros. La calle se construirá sobre la antigua plataforma del ferrocarril, hoy adecuada como camino rural y que discurre paralela al paseo Andrade. Conectará así la carretera nacional 211 desde el entorno de la rotonda de la carretera de Caspe con distintos viales del casco urbano.

El proyecto definitivo fue aprobado con 16 votos a favor (7 del PSOE, 5 del PP, 2 del PAR, 1 de Cs y 1 de Ganar) y una abstención (PAR).

En base a un informe técnico emitido por el Servicio aragonés de Salud y avalado por los técnicos del Ayuntamiento de Alcañiz, el pleno acordó desestimar las alegaciones formuladas por los vecinos de la urbanización del paseo Andrade, que solicitaban  fuera incluido en el ámbito del proyecto el talud situado entre el límite del vial y la valla que separa las viviendas de la urbanización. 

Igualmente, reclamaban la construcción de un murete antivuelco, el cierre de un callejón de servicio de la red de alta tensión soterrada, la pavimentación del vial con asfalto fonoabsorbente, que se evite colocar bandas acústicas en la zona, el embaldosado de las aceras sin relieve y que se efectúen riegos durante su urbanización para evitar molestias, entre otras medidas. 

El informe técnico del Salud desestima todas las alegaciones presentadas alegando distintos motivos. Entre otras cosas, señala el Salud que el talud al que hacen referencia los vecinos se encuentra fuera del ámbito de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), por lo que este espacio no se puede incorporar al proyecto de urbanización. Tampoco se estima conveniente la construcción de un murete antivuelco y antitrepa, puesto que el vial que se proyecta construir tiene carácter urbano y las soluciones previstas en el documento técnico ya están contempladas para usos convencionales. 

En relación al cierre del callejón, recalca la Administración pública que este es un asunto “ajeno” a las obras de urbanización y que el asfaltado fonoabsorbente no está justificado técnicamente, ya que el vial quedará integrado dentro de la trama urbana. 

En cuanto a las bandas sonoras, explican los técnicos que no se prevé su instalación en las zonas próximas a las viviendas, mientras que el embaldosado previsto para aceras y vados se acomoda a los modelos utilizados por el Ayuntamiento. Además, añaden, el proyecto cumple con la normativa sobre supresión de barreras arquitectónicas y seguridad de utilización.

En relación al resto de alegaciones, apuntan que lo referente al desmonte de la zona del apeadero y el riego para evitar molestias son dos cuestiones que deberán abordarse en el momento de la ejecución de la obra.

En el expediente aprobado por el pleno, el Ayuntamiento clarifica que los terrenos del talud a los que hacían referencia los vecinos del paseo Andrade son de titularidad municipal, por lo que será la Administración local la que deberá adoptar decisiones sobre su mantenimiento, conservación o cesión. 

43.000 metros cuadrados

El nuevo vial ocupará superficie de la actuación es de 43 hectáreas. El vial tendrá una longitud de 1.200 metros, que incluirá varias rotondas que enlazarán los accesos al centro sanitario con la trama urbana existente. 

Como singularidad del proyecto destaca el importante desmonte que hay que realizar en el acceso y conexión con la carretera nacional 211 (en dirección a Caspe) y el sistema de acequias utilizadas para el regadío que hay que conservar. Esta es una de las principales afecciones, puesto que, además de acequias, hay que resolver el paso de canales a cielo abierto, cubiertos y tuberías subterráneas de la comunidad de regantes, así como diferentes conexiones y desagües.

En base a ello, el proyecto de urbanización contempla el desvío de toda esta red de acequias de riego, a través de la conocida como acequia nueva. En concreto, hay dos ramales de acequia que tendrán que ser desviados, uno al norte de la nueva calle y otro al sur.

Modificación de créditos

El pleno de Alcañiz aprobó también esta semana una modificación de créditos por un montante de 81.134 euros, que serán destinados a sufragar el alquiler de los vecinos desalojados del cerro de Pui Pinos en agosto del año pasado. La demora en la ejecución de la obra ha obligado al Ayuntamiento a mantener estos arrendamientos durante tres meses más.

Igualmente, parte de este crédito se destinará a sufragar subvenciones a distintas asociaciones locales: Unión Musical Virgen de Pueyos 11.000 euros), Cabriante (3.000 euros), Lira Alcañizana (8.000 euros), Malandía (5.000 euros), Empresarios del Polígono Las Horcas (10.000 euros), Sociedad de cazadores (6.000) y Consejo Regulador D.O. Calanda (20.000 euros). 

Del total de la cuantía, 63.000 euros se destinan a las subvenciones a las asociaciones, mientras que 18.134 euros servirán para sufragar los alquileres de los desalojados durante tres meses más.

El montante destinado a alquileres se detraerá de la partida de reparación de caminos, que quedará con un total de 268.457 euros para este ejercicio. Igualmente, los 63.000 euros de subvenciones a asociaciones se retirarán de la partida de Inversión en reposición de vías urbanas, cuyo saldo final queda en 602.856 euros.