Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Ayuntamiento de Alcañiz realizará una supervisión técnica de los edificios del Casco Antiguo para evitar derrumbes como el del domingo El Ayuntamiento de Alcañiz realizará una supervisión técnica de los edificios del Casco Antiguo para evitar derrumbes como el del domingo
Escombros tras el derrumbe de una fachada el domingo por la mañana en Alcañiz

El Ayuntamiento de Alcañiz realizará una supervisión técnica de los edificios del Casco Antiguo para evitar derrumbes como el del domingo

Una fachada se vino abajo sin causar daños personales

El Ayuntamiento de Alcañiz pondrá en marcha una supervisión técnica de los edificios privados del Casco Viejo de la ciudad, que vele por la seguridad de los vecinos de la zona. Actualmente en el casco viejo de Alcañiz existen numerosas edificaciones privadas que no han sido rehabilitadas ni se vienen realizando trabajos de conservación y mantenimiento por parte de los propietarios. Unos hechos que pueden suponer situaciones de riesgo para los vecinos, como la ocurrida el pasado domingo, cuando se desprendió una fachada sobre la vía pública, afectando a un vehículo y a una vivienda colindante. 

Actualmente muchos de los propietarios de estas edificaciones viven fuera de la ciudad por lo que desconocen la evolución del estado de sus edificaciones y su potencial peligro. Con esta medida el Ayuntamiento pretende evitar para el futuro casos como el del pasado domingo, ijnforma en consistorio.

Con este plan el Ayuntamiento pretende analizar el estado de dichas edificaciones con el objeto de realizar una evaluación individualizada de cada uno de los edificios que será trasladada a cada uno de los propietarios para que en caso necesario deban ejecutar las medidas correctoras que garanticen la estabilidad de los edificios y con ello la seguridad de todos los vecinos. 

Suceso del domingo

Una parte de la fachada del número 26 de la calle La Higuera con Las Monjas de Alcañiz se derrumbó a primera hora de la mañana del domingo sin causar daños personales, aunque obligó a acordonar la zona y a desalojar al único inquilino que se encontraba en esos momentos en una de las viviendas colindantes.

A consecuencia del derrumbe se vieron visto afectadas las viviendas de los números 23, 25 y 27 y se desalojó a la única persona que residía en esos momentos.

Tras una primera valoración y un "tanteo con los vecinos", se descartó que hubiera  personas atrapadas bajo los escombros, por lo que no se solicitó la intervención canina.