Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

El Ayuntamiento de Alcañiz se acuerda del siglo recién cumplido de Miguel Perdiguer en el acto previo a las fiestas El Ayuntamiento de Alcañiz se acuerda del siglo recién cumplido de Miguel Perdiguer en el acto previo a las fiestas
El alcalde fotografió al centenario Miguel Perdiguer después de entregarle una placa de reconocimiento

El Ayuntamiento de Alcañiz se acuerda del siglo recién cumplido de Miguel Perdiguer en el acto previo a las fiestas

El alcalde anuncia la modernización del transporte urbano y de las instalaciones deportivas

El Ayuntamiento de Alcañiz no quiso pasar por alto el centenario de Miguel Perdiguer, un santoleano de nacimiento que lleva 72 años residiendo en la capital del Bajo Aragón, donde ejerció durante 51 años como pediatra y anestesista.

El alcalde, Juan Carlos Gracia Suso, le entregó un detalle que Perdiguer agradeció sobremanera. Siempre atado a su cámara de fotos, el que fuera pregonero de las fiestas de Alcañiz subió al escenario cuando fue reclamado. Tras saludar al alcalde, hizo una foto al público, otra a su valioso trofeo y después, ni corto ni perezoso, entregó la máquina al primer edil emplazándole a que le retratara con la placa. 

Este no es ni mucho menos el único reconocimiento que ha obtenido Perdiguer en su dilatada trayectoria vital, pues su trabajo como anestesista en el hospital de Alcañiz le valió en 2007 el Premio al Mérito Profesional de la Real Academia de Medicina de Zaragoza. También ha sido Premio Nacional de Fotografía del Banco de Santander y de la Asociación Española de Farmacia de Letras y Artes en 2010. 

Junto a la suelta de globos del Cachirulo, la presencia de Perdiguer en el escenario fue lo más destacado de un pregón en el que puso los pelos de punta la jota que la profesora de canto de la asociación folclórica, Laura Satué, brindó a toda la plaza con una letra inspirada en el 50 aniversario. 

También intervino el alcalde, que agradeció la representación de la ciudad que van a hacer las Damas de Honor. Felicitó las fiestas a los presentes y les pidió que estos días dejen sus preocupaciones en casa para disfrutar en la calle. 

También hizo referencia al patrimonio cultural de Alcañiz, que este año se pone de relevancia más si cabe con el también 50 aniversario del Parador de Turismo. 

Ciudad de servicios

Gracia Suso reivindicó Alcañiz como ciudad de servicios para una comarca histórica de 70.000 habitantes. Deseó que las obras en el hospital avancen rápido, anunció que el transporte urbano se modernizará como ya lo ha hecho la estación de autobuses y prometió la actualización de las instalaciones deportivas de la ciudad. 

También tuvo palabras para el Cachirulo, asociación de la que destacó su protección, cuidado y mantenimiento del folclore aragonés. “Representa los valores de la sociedad alcañizana”, aseguró.

Relevo en la representación

Como es tradicional, el último sábado antes de las fiestas la plantilla de Damas de Alcañiz se renueva. En este caso, Pilar Mateo sustituyó a Paula Andreu al frente del Cachirulo, Estefanía Batanero a Valentina Esteban por la Peña Taurina, Sonia Ramos a Gema Romero por el Alcañiz Club de Fútbol, Dolores Padial a Luisa Villoro por las Personas Mayores, Ramona Cristina Bogdan a Lorena Apolzan por la Asociación de Rumanos del Bajo Aragón. Este año no hay reina de los Alcañizanos Ausentes. Las reinas de fiestas de Tortosa y Vinaròs, María Bel y Abril Causapé, también formaron parte del elenco como ciudades hermanadas. 

La gala estuvo amenizada con vídeos alusivos a Alcañiz y al Cachirulo, y por la actuación de la Asociación Folclórica Malandía, Bordón Negro –con bailador flamenco incluido–, la Escuela de Baile José Antonio Pedrós y la Unión Musical de Pueyos y su Coro.