Síguenos
El Bajo Aragón se suma al no a la guerra mientras Teruel tiende su mano a Ucrania El Bajo Aragón se suma al no a la guerra mientras Teruel tiende su mano a Ucrania
Concentración en Alcañiz contra la guerra

El Bajo Aragón se suma al no a la guerra mientras Teruel tiende su mano a Ucrania

Unos doscientos alcañizanos se concentran en la plaza España en repulsa al conflicto bélico

Alcañiz se sumó a los actos en apoyo a la población civil ucrania afectada por las invasiones de las tropas rusas en el país vecino. Con un acto emotivo y cercano, la capital bajoaragonesa dio la espalda a la guerra desatada en los últimos días tras el avance del ejército ruso. La lectura del manifiesto, que mañana se aprobará en el pleno municipal como declaración institucional de hecho, es decir aprobada por unanimidad, sirvió de sustento para los 28 ciudadanos ucranianos y 5 ciudadanos rusos con los que cuenta Alcañiz. Además del comunicado institucional, la capital bajoaragonesa mostró su negativa a los hechos acontecidos durante los últimos días con el grito de: “No a la guerra”.

Eran las siete de la tarde y la plaza España estaba presidida por una pancarta, que a las puertas del ayuntamiento, decía no a la guerra. Varios miembros del equipo de gobierno sujetaban el cartel con un mensaje claro: Alcañiz le da la espalda al conflicto bélico.

Al mismo tiempo, unos 200 alcañizanos iban llenando una plaza que con el paso de los minutos iba quedándose sin demasiados huecos en las zonas más cercanas al núcleo de la concentración. Se encendían las luces de la plaza España e Ignacio Urquizu, alcalde de la localidad, era el encargado de leer el manifiesto en el que el Ayuntamiento de Alcañiz “condena el ataque de Rusia a Ucrania y expresa su solidaridad con el pueblo ucraniano”. En un discurso de poco más de un minuto, el edil reclamó la paz en el conflicto armado e instó al gobierno español trate de facilitar el diálogo para sobreguardar la libertad y los derechos de todos los ciudadanos afectados por la invasión rusa al territorio ucraniano.

La pancarta, sostenida por miembros de la corporación municipal, presidió la plaza de la ciudad

El mensaje concluyó con el aplauso de los allí presentes, que instantes después se unieron bajo el grito de “No a la guerra” en lo que fue un acto de solidaridad de toda la ciudad bajoaragonesa. Los dos centenares de alcañizanos reunidos con el objetivo de oponerse a la guerra volvieron a aplaudir tras el grito al unísono. Además de la presencia institucional, fue llamativa la numerosa presencia de niños en la concentración. Algunos de ellos sostenían carteles en contra del conflicto mientras otros no terminaban de comprender qué hacía tanta gente reunida en la plaza de la ciudad un lunes a las siete de la tarde.

-Unas cincuenta personas se reunieron en Alcorisa para mostrar su negativa a la guerra el pasado sábado

Alcorisa también protesta

La protesta en contra de la guerra entre Rusia y Ucrania no solo se llevó a cabo en la capital bajoaragonesa. En Alcorisa, los vecinos también salieron a la calle el pasado sábado para mostrar su negativa a un conflicto armado en pleno siglo XXI. Mediante dos carteles en la plaza del municipio y la lectura del mismo manifiesto que se leyó en la concentración de Zaragoza el pasado domingo, los alcorisanos también dieron la espalda a la guerra. Unas 50 personas escucharon atentamente un comunicado que concluía con la negativa para colaborar con la guerra: “Nos negamos a colaborar con la guerra de Ucrania y con cualquier otra, y denunciamos el militarismo como recurso criminal para defender y perpetuar un (des)orden mundial injusto, desigual, violento y patriarcal. Así mismo, expresamos nuestra solidaridad con las víctimas de esta y cualquier otra guerra y con el movimiento por la paz mundial como el de Ucrania y el de la Federación Rusa”. Tras la lectura del mensaje, una ovación conjunta puso el punto final a los actos en repulsa de la guerra en Alcorisa.

Teruel tiende la mano

El Ayuntamiento de Teruel está dispuesto a colaborar con la comunidad ucraniana asentada en la ciudad en lo que pueda. Sus representantes se reunieron con responsables municipales y les trasladaron sus preocupaciones en una reunión que se celebró por la tarde en el ayuntamiento. Hoy se concretará cómo los turolenses pueden colaborar con ellos para hacer llegar a Ucrania material, alimentos o dinero.

De momento, los ucranianos están moviéndose en redes sociales para hacer un llamamiento a la ciudadanía. Desde su país les transmiten que sobre todo necesitan material sanitario y medicamentos y también alimentos no perecederos. Ahora se trata de canalizar esta ayuda de la mejor manera posible para que llegue a sus destinatarios de una forma segura.

Refugiados

Por la mañana, la alcaldesa aseguró que, como ha ocurrido en otras ocasiones, el Ayuntamiento se mostraría encantado de colaborar a que personas que en este momento necesitan salir de Ucrania pudieran llegar a esta ciudad. Recordó que en este momento hay trabajo y el problema es el habitacional para poder alojar a estas familias que pudieran venir. El Ayuntamiento tiene pisos de emergencia, pero en estos momentos están ocupados para uso social con organizaciones que trabajan con refugiados o en programas de protección internacional y también con otro tipo de entidades sociales.

“Estaría encantada de poder acoger a personas que tienen que salir de su país no por una dificultad económica sino porque hay una guerra”, dijo y consideró que si vienen el problema de vivienda se podría solucionar colaborando de la mano de otras administraciones.