Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Bajo Martín presume de solidaridad intergeneracional El Bajo Martín presume de solidaridad intergeneracional
Una pareja de ancianos usuarios de los servicios comarcales muestran con agradecimiento las tarjetas recibidas. Bajo Martín

El Bajo Martín presume de solidaridad intergeneracional

Los alumnos de ESO elaboraron tarjetas navideñas para 300 personas mayores

Los alumnos del IES Pedro Laín Entralgo de Híjar y del colegio Román García de Albalate del Arzobispo han hecho felices estas navidades a 300 personas mayores del Bajo Martín con la confección de postales dedicadas que han recibido en sus casas, residencias o centros de día.

La iniciativa, que parte del Área de Juventud de la comarca, ha implicado a los alumnos de primero y segundo de la ESO. Entre todos han diseñado manualmente las postales y rellenado con mucho mimo todas y cada una de las dedicatorias, apunta la dinamizadora juvenil del Bajo Martín, Laura Lasala. 

“Nuestros mayores están muy contentos por este gesto de los jóvenes. Hemos recibido llamadas para felicitar la iniciativa, algún video de agradecimiento y también fotografías”, explicó Lasala. Entre ellas, Carmen Martín o Joaquina Calahorra, personas mayores de la comarca que están encantadas con un detalle que les ha hecho más llevaderos estos días en los que no se han podido reunir con todos los seres queridos que hubieran deseado. 

Y es que, según explica la comarca en su página web, “la pandemia de coronavirus ha agravado la situación de las personas mayores de 65 años que viven solas”. Las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias a los contactos interpersonales para evitar la propagación del virus las han recluido más en casa y son el colectivo “que presenta más riesgo de contraer la enfermedad y de no superarla”.

“Sin poder salir de casa ni para la compra, ni para ir al médico u otro tipo de actividades. Unidos a sus familiares y amigos por teléfono, y en muchos casos sin saber utilizar bien el móvil o con dispositivos que no tienen para hacer video-llamadas. Con miedo, sabiéndose vulnerables por su edad y por las patologías asociadas a la misma”, prosigue la comarca en su web. 

No obstante, son un ejemplo de lucha contra la pandemia y por ello el Bajo Martín ha querido “sensibilizar a los más jóvenes” con el objetivo de que “empaticen y se pongan en los zapatos de sus abuelos o abuelas, o de personas mayores que no sean familia suya” pero que estén pasando “por unos momentos duros”.

El reto era lograr 300 postales y se ha conseguido, por lo que la satisfacción es plena entre los alumnos, que han hecho felices con un ratito de su tiempo a los mayores.