Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Centro Despertador de emprendedores de Oliete podría estar operativo en otoño El Centro Despertador de emprendedores de Oliete podría estar operativo en otoño
‘Volver’ y ‘Querer’, lemas motivadores para nuevos y antiguos pobladores de Oliete desde la almazara. Apadrinaunolivo.org

El Centro Despertador de emprendedores de Oliete podría estar operativo en otoño

Apadrinaunolivo.org ha pedido una subvención al Fite ante la tardanza de la Transición Justa

El primero de los Centros Despertadores Rurales Inteligentes que Apadrinaunolivo.org quiere promover en la provincia de Teruel a modo de aceleradoras de iniciativas emprendedoras podría estar operativo en Oliete a comienzos de otoño.

El proyecto, que la asociación para la recuperación del olivar yermo de esta localidad ha presentado a la convocatoria actual del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) y al Convenio de Transición Justa de Aragón, requiere 139.000 euros iniciales para acondicionar un espacio en la antigua casa cuartel de la Guardia Civil de este municipio y 202.000 euros anuales durante cinco años para incubar con éxito un máximo de cinco proyectos de emprendimiento sostenible. Del asesoramiento se encargará un equipo multidisciplinar de expertos.

El objetivo es potenciar el emprendimiento basado en los recursos endógenos de municipios en un radio de acción de 30 o 50 kilómetros a la redonda de Oliete, utilizando las nuevas tecnologías y desde un espacio compartido de trabajo y vivienda en el medio rural, explicó el cofundador de Apadrinaunolivo.org Alberto Alfonso, que quiere generar en el medio rural oportunidades de este tipo, hasta ahora acotadas a las ciudades. 

Ante la tardanza en los plazos que acumula la hoja de ruta de las alternativas al cierre de la central térmica de Andorra y de las minas, Apadrinaunolivo.org se ha movido entre las administraciones para que la iniciativa no caiga en saco roto.

En concreto, Alfonso ha enviado la actualización de la memoria –con respecto a la que redactó en marzo de 2020– a las más de 30 instituciones y entidades que le han escuchado, entre ellas el Instituto Aragonés de Fomento y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), así como otros miembros del Pacto por la Reconstrucción de la Provincia de Teruel.

El momento de los pueblos

“Pese a las noticias agoreras que nos rodean, estamos más que ilusionados ante este año lleno de posibilidades para el medio rural”, indica Alfonso en una comunicación reciente a estas instituciones a las que pide compromiso real, “ya sea en forma de capital, personal docente, material o logístico”, para poner en marcha “un centro piloto” que, además de acelerar empresas, definirá “un modelo de emprendimiento rural replicable en otras zonas”. Para el emprendedor social, lo ideal sería que hubiera varios de estos centros en la provincia. 

El proyecto inicial presupuestaba 500.000 euros anuales que se quedarán finalmente en 202.000 euros, explicó Alfonso. La diferencia es que se desarrollarán cinco iniciativas y no diez para ir con pies de plomo y que los proyectos que formen parte puedan llegar a buen puerto.

A los suministros (25.000 euros) hay que sumar el salario de dos mentores (65.000 euros), limpieza (15.000 euros), contrataciones puntuales de expertos en emprendimiento (15.000 euros) o financiación a proyectos (72.000 euros), entre otros.

El dossier “es un documento vivo y ahora estamos a la espera de que se apruebe el Fite para terminar la obra donde va a ir albergado, y que salga una línea de subvención, ya sea de Transición Justa o de un fondo alternativo, a la que se sumen otras empresas, fundaciones y organismos que nos apoyen”, explicó Alfonso, que ha diseñado un sistema de “colaboración oro, plata, bronce” en función de la cuantía del apoyo. “Pero esas casillas hay que rellenarlas ya porque el tiempo corre”, advirtió.

El Instituto Aragonés de Fomento, Universidad de Zaragoza, Miteco, La Era Rural, Ecodes, Circe, Adibama, Caja Rural de Teruel, Ibercaja, Térvalis, Samca, Suma Teruel o la Diputación de Teruel, entre otros muchos, han mostrado su voluntad de colaborar de una u otra forma

Apadrinaunolivo.org confía en que los fondos de recuperación Next Generation de la Unión Europea den el impulso necesario a la iniciativa a través del Miteco. “El proyecto encaja como anillo al dedo, pero tampoco hay una convocatoria a la que nos podamos presentar ya”.

Puesta en marcha

Los primeros cinco proyectos a incubar surgirán de iniciativas de emprendimiento locales de los municipios incluidos en el Convenio de Transición Justa, que se corresponde con el radio de actuación del centro planteado. Tras una llamada de proyectos pública, serán seleccionados en función de su plan de negocio, que será analizado por un comité formado por un representante de cada uno de los benefactores, entre los que habrá instituciones, empresas, patrocinadores e incluso una campaña de microfinanciación colectiva.

Cada proyecto deberá comprometerse con una agenda mensual de trabajo y recibirá una ayuda anual para desarrollarse. Los emprendedores recibirán apoyo de las instituciones participantes para el desarrollo de la idea, plan de viabilidad, lanzamiento al mercado y crecimiento.

Un estudio que elaborará el Laboratorio de Economía Social de la Universidad de Zaragoza analizará el impacto de la innovación social de este centro piloto, identificando fortalezas y deficiencias y aportando las mejoras para próximos despertadores.

El proyecto apela al talento de jóvenes que quieren quedarse en sus municipios

 

“Lo ideal sería que en Teruel hubiera tres o cuatro centros despertadores que abarcaran radios de 50 kilómetros a la redonda y que fueran realmente dinamizadores” de iniciativas generadoras de empleo, que fomenten el emprendimiento y la reactivación de las economías locales, explicó Alfonso.

Esto es lo que persigue el proyecto, que recurre al “talento de jóvenes que son del medio rural y que cuando acaban sus estudios tienen ideas que pueden volver a poner en marcha en su pueblo si alguien les ayuda y asesora. ¿Quién quiere más a tu pueblo que tú?”, espetó el promotor, que predica con el ejemplo porque Apadrinaunolivo.org ha sido capaz de crear una decena de empleos desde 2014, de mantener abierta la escuela y, en definitiva, la vida en el pueblo. Y todo ello poniendo árboles en producción.

La fórmula del éxito pasa por microproyectos que cojan “un recurso endógeno, le agreguen valor, le pongan tecnología, sentimientos y valores y hagan que el pueblo, por lo menos, tenga una ilusión”, subrayó el ideólogo, que piensa en serio en la idea de crear un mini Silicon Valley rural.

Apadrinaunolivo.org, en colaboración con otros actores del ecosistema del emprendimiento, pretende poner “la innovación, la creatividad y la experiencia” adquirida con su modelo al servicio del “desarrollo rural, la digitalización y las TIC”. 

La ambiciosa idea sería crear “el Silicon Valley del medio rural” con un centro despertador modelo “que ejerza de verdadero epicentro del emprendimiento para atraer iniciativas de emprendimiento locales, aportarles talento y método, guiarlas y tutorizarlas y llevarlas al éxito”, propone la memoria. 

Triple balance

Las iniciativas a despertar o activar generarían “triple balance: desarrollo económico, medioambiental y social”, enumera el dossier. Serían locales, sostenibles, sociales e innovadoras.

El despertador, además de impulsar los proyectos de emprendimiento seleccionados, ejercería de espacio multidisciplinar de trabajo con opción a vivienda temporal. Nómadas digitales y teletrabajadores estarían interesados. Por otra parte, los centros tendrían la función de desarrollar la digitalización en los pueblos al estilo Smart Village.