Síguenos
El debate social sobre el chapurriàu llega hasta el Justicia de Aragón El debate social sobre el chapurriàu llega hasta el Justicia de Aragón
Mural en defensa del cahpurriàu de Valderrobres. Asociación Amics del Chapurriàu

El debate social sobre el chapurriàu llega hasta el Justicia de Aragón

Una asociación reclama su inclusión en todas las instituciones oficiales

La defensa, conservación y fomento de la lengua y de las variedades lingüísticas que se hablan en la zona oriental de Aragón es la finalidad de la Asociación Amics del Chapurriàu, que este jueves trasladó al Justicia de Aragón su solicitud para que esta variedad lingüística se incluya en todas las instituciones oficiales aragonesas, comenzando por la que dirige Ángel Dolado, 70º Justicia de Aragón.

Con tres años de historia y más de 1800 socios, los Amics del Chapurriàu se suman a las protestas de otras asociaciones, plataformas y movimientos con el objetivo de mantener viva su particular lengua. Su decisión viene alimentada por “la inacción de las diversas Administraciones aragonesas y, además, por su actuación decidida, constante y firme en favor de otra lengua, la oficial en la vecina Comunidad Autónoma de Cataluña”, según explicó la propia asociación en la carta dirigida al Justicia de Aragón.

José Manuel Bel, presidente de los Amics del Chapurriàu, considera que por muchas similitudes que tenga su variedad lingüística con el catalán, no se trata de la misma lengua: “El catalán no es lo que hablamos, aunque se parezca. El chapurriàu tiene particularidades que si se unifican y se siguen pasando desapercibidas lo pondrán en peligro”.

El objetivo de la iniciativa llevada a cabo por la asociación en defensa de la lengua propia de la zona oriental de Aragón  es el de suprimir el uso del catalán como lengua utilizada en “diversos sectores de la Administración”.

Un signo de cultura propia

La asociación de Amics del Chapurriàu define la modalidad lingüística propia de Aragón como “nuestra cultura” y “nuestra lengua”, de modo que la queja pretende hacer ver a la institución de Ángel Dolado que la protección tanto del chapurriàu como de las otras variedades existentes en las diferentes comarcas turolenses es fundamental para su supervivencia. “Se pretendía englobar a todas las variedades bajo el nombre de aragonés orientas, pero cada una tiene sus peculiaridades y nos parece que ese es un elemento cultural que nos gustaría poder conservar”, confesó el presidente de la asociación.

La respuesta recibida por el Justicia de Aragón, en la que la institución reflejó que no existe ninguna concreción administrativa que haga que ese órgano deba intervenir, ya que él mismo considera que se está defendiendo el catalán de Aragón, no dejó demasiado satisfecha a una organización que comienza a estudiar cuáles serán sus siguientes movimientos para tratar de mantener vivo el chapurriàu. “Si siguen manteniendo el catalán como lengua cooficial, habrá que empezar con denuncias. No nos gustaría tener que llegar a eso porque queremos dialogar”, argumentó José Manuel Bel.