Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El desmontaje de la térmica de Andorra empleará a cien operarios a comienzos de verano El desmontaje de la térmica de Andorra empleará a cien operarios a comienzos de verano
De izda. a dcha., Antonio Amador e Ignacio Montaner y, en segundo plano, Juan Ciércoles y Luigi Baiano. M. N.

El desmontaje de la térmica de Andorra empleará a cien operarios a comienzos de verano

Endesa iniciará los trabajos la semana del 15 de febrero y se compromete a cumplir con el 80% de contratación local

Los trabajos de desmantelamiento de la central térmica de Andorra arrancarán la semana del 15 de febrero y a finales de marzo habrá trabajando ya 70 personas. A comienzos de verano serán cien y durante el segundo semestre de este año se alcanzará el pico de 140 operarios. 

Así lo aseguró el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, que este jueves se reunió en el ayuntamiento de Andorra con el alcalde, Antonio Amador, el responsable de desmantelamiento de Endesa, Luigi Baiano y el jefe de Obra de la UTE Moncobra-Rebilita, Ricardo Moreno.

Amador y Montaner celebraron que desde finales de la semana pasada Endesa tiene “todos los permisos para empezar los trabajos de desmantelamiento”, dijo el responsable de la eléctrica, después del visto bueno del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) que ha permitido que el consistorio conceda la licencia de obras definitiva. 

En la reunión se repasó con la UTE el calendario de los trabajos y la necesidad de mano de obra hasta finales de junio.

“Se trata de recuperar este tiempo perdido”, dijo Amador en relación a la lentitud de la tramitación administrativa. “Una de las cuestiones que se ha trabajado, y de manera muy intensa, es  poder acoplar que el proyecto de desmantelamiento pueda permitir el desarrollo de nuevos proyectos como los parques fotovoltaicos”, así como que “la demanda de profesionales coincidiese con la formación que se iba impartiendo, garantizando así que Andorra podía tener una oferta suficiente para las necesidades que se requiriesen en cada momento”, dijo el alcalde.

Amador instó a que “cuanto antes se inicie el proyecto real que pueda repercutir tanto en la generación de empleo como en un impacto económico importante en las empresas de la zona, que actuarán como auxiliares”.

El alcalde recordó que el compromiso de Endesa es seleccionar en un 80% al personal local, “en especial” a los trabajadores que el 30 de junio de 2020 dejaron de trabajar para las subcontratas de Endesa.

Desde hace tres meses se están realizando trabajos previos al desmontaje, que emplean en este momento a “más de 30 personas, más del 70%” empleados locales, explicó Montaner. “Calculamos que a final de marzo estarán ya trabajando 70 personas en lo que son todos los trabajos de desmantelamiento, y que a final de junio el número sea ya de 100”, añadió, y situó el pico de 140 trabajadores “en el segundo semestre” de 2020.

Preguntado por cómo se hará efectivo que el 80% de los empleados procedan de Andorra y comarca, Montaner explicó que la contratación que hace la UTE “está auditada por la empresa que hace la dirección de obra”, de modo que Moncobra-Rebilita “entrega los perfiles” necesarios para los trabajos a la dirección y ésta, a su vez, los remite al Inaem “para que haga la selección en la bolsa de trabajadores que tiene la zona”. 

El personal inicial procederá de los dos primeros cursos de formación –de un total de cuatro– que Endesa, el Inaem y el Ayuntamiento de Andorra conveniaron ad hoc para proveer de mano de obra. Aun con retraso por el Covid-19, “la realidad es que hemos terminado dos ediciones, hay cien alumnos formados y en este momento se está haciendo la tercera edición”, explicó Montaner, quien avanzó que la formación para el montaje de instalaciones de energía renovable comenzarán antes del verano.

La primera fase

Los trabajos de desmontaje se extenderán durante 48 meses, por lo que se alargarán hasta febrero de 2025. En paralelo, Endesa plantea su macroplanta renovable, “un proyecto ilusionante en la zona” y con un volumen importante de empleo en la construcción en los próximos seis años, con picos de 700 trabajadores simultáneos. “Todo esto hoy empieza a ser ya una realidad muy cierta”, aseguró Montaner. 

El director de Endesa en Aragón explicó que la demolición del parque de carbones de la térmica va a constituir la primera fase del desmontaje “porque en esa superficie va a estar ubicado uno de los proyectos renovables que vamos a empezar a final de este año y principio del que viene”. También se actuará inicialmente en el desamiantado de las torres de refrigeración.

Montaner no confirmó la fecha exacta del inicio de las actuaciones, pero “será de forma inmediata: si no es el 15 de febrero será el 17”.

Oxígeno para la reconversión

El desmantelamiento, junto al macroproyecto renovable de 1.700 megavatios de Endesa, “es el oxígeno que tanto veníamos reclamando, tan necesario para que los otros proyectos, que están unos más avanzados y otros en fase inicial, puedan permitir lo que estamos buscando: una diversificación productiva y económica para que Andorra no vuelva a verse afectada en un futuro por un problema de un sector en concreto”, manifestó Amador. En este punto, el alcalde valoró positivamente el proyecto adicional de Endesa, el electrolizador de 60 MW para la producción de hidrógeno verde “que esperemos se convierta en realidad”.

Entre los dos proyectos, Endesa generará alrededor de 200 empleos en el mantenimiento y operación durante más de 20 años. Montaner reconoció que, sin ayudas, el hidrógeno renovable no es rentable.