Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El estudio de seguridad de la presa de Calanda valora 9 alternativas de mejora El estudio de seguridad de la presa de Calanda valora 9 alternativas de mejora
Aliviaderos de la presa de Calanda

El estudio de seguridad de la presa de Calanda valora 9 alternativas de mejora

La obra persigue incrementar la capacidad de absorción de una riada de retorno de 100 años

El ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha hecho público el Estudio Informativo para la Mejora de la Seguridad hidrológica en la presa de Calanda, para la que se han llegado a estudiar hasta 22 alternativas distintas, de las que, finalmente, se han seleccionado nueve. Este estudio obedece a que la capacidad de los aliviaderos de la presa es de 1.600 metros cúbicos por segundo (m3/sg), muy inferior al volumen de agua que transportaría una crecida  correspondiente al periodo de retorno de 100 años, de la que existen un 40% de probabilidades de que se produzca.
Según el estudio, los aliviaderos de la presa de Calanda están preparados para asumir una avenida con periodo de retorno de 25 años. En el caso de que se produjera una avenida  de 100 años, agotando resguardos, la presa alcanzaría rápidamente su capacidad máxima del aliviadero y se daría un riesgo real de desbordamiento que el propio estudio ambiental considera “inadmisible”.
El Estudio Informativo ha analizado un amplio elenco de alternativas, todas ellas factibles y estudiadas con anterioridad y que se han clasificado por ubicación en cuatro zonas: Zona 1: Recrecimientos de la presa de Calanda; Zona 2: Actuaciones sobre la actual presa de Calanda;  Zona 3: Presas de laminación en el río Bergantes y Zona 4: Actuaciones en la cabecera del río Bergantes.
De las 22 alternativas estudiadas, nueve han sido consideradas por su funcionalidad y valoración económica. El resto han quedado descartadas. 
De las 9 consideradas, 4 propuestas son de laminación de avenidas (Presa-agujero de Aguaviva y Casas de Cantalar, aguas arriba de Calanda; y presas de Calanda-Arco y Calanda-Acueducto, aguas abajo). Se ha considerado también 1 propuesta para la sustitución de la presa de Calanda; 2 proyectos para el aumento de la capacidad del aliviadero de la presa; otros 2 para la construcción de un nuevo aliviadero en túnel y, finalmente, 2 propuestas que persiguen la adecuación de un nuevo aliviadero en superficie.

Alternativas
De entre todas las alternativas, se proponen dos que consistirían en la construcción de una presa arco aguas abajo de la presa actual y otra tipo acueducto a construir en una cerrada a 850 metros aguas abajo.
Sobre la presa actual y con el fin de aumentar la capacidad de los aliviaderos en el estribo derecho, bien a través de un túnel o a cielo abierto, las propuestas pasan por la construcción de un nuevo aliviadero con un túnel o con dos, así como la construcción de un aliviadero a cielo abierto con capacidad para recibir riadas de periodo de retorno de 1.000 y 10.000 años. La última opción analizada en este bloque es la sustitución de la presa actual por otra con la misma capacidad de laminación, pero de  hormigón, aprovechando la cerrada de la presa. (La actual presa es de materiales sueltos).
En un tercer bloque se encuentran las presas de laminación del río Bergantes.
El estudio rescata el polémico proyecto para la construcción de una pared de hormigón tipo agujero en este río y que contó con un importante rechazo popular. 
La presa de laminación en las Casas de Cantalar también figura en este apartado. Se trataría de una infraestructura situada en la cola del embalse de Calanda, en el río Guadalope, en la cerrada más cercana aguas arriba a la de Calanda.
La valoración económica de cada una de estas propuestas es muy dispar y varían entre los 21 millones de euros (presa de Casas de Cantalar) y los 75 millones (presa de Calanda-Acueducto).

Impacto ambiental
Sobre cada una de las alternativas estudiadas se ha realizado un estudio ambiental y clasificado cada propuesta según el riesgo alto, medio o bajo de impacto que pueden provocar.
 Las alternativas situadas  en el entorno de la presa no generan afecciones en la Red Natura 2000, aunque sí lo tienen sobre las especies protegidas que habitan en su entorno.
Las alternativas que pertenecen al grupo con mayor impacto  ambiental son, por orden de más a menos impacto: Casas de Cantalar (alternativa IX), Presa de  Aguaviva (alternativa VIII), Calanda-Acueducto (II) y Calanda-Arco (I). El impacto de la Presa de Casas de Cantalar radica en la ubicación de la presa, localizada  dentro del LIC Río Bergantes y la inundación del mismo. Además, la alternativa de Casas de  Cantalar se encuentra muy cerca de la actual área de cría del alimoche y el águila azor perdicera, ambas catalogadas y en régimen de protección a nivel nacional.
En el caso de la presa de  Aguaviva, el impacto se basa en dos puntos. Primero, su ubicación dentro del LIC Río Bergantes y, segundo, la utilización de técnicas constructivas  que necesitan de una gran cantidad de material (hormigón), movimiento de tierras y de  maquinaria. 
El impacto de la presa Acueducto y Calanda Arco radica en  la construcción de nuevas presas, con su consiguiente volumen de obra, voladuras y movimiento de maquinaria. Por otro lado, el aumento de nivel de inundación y la inundación de una gran extensión que afectaría a espacios catalogados y protegidos a nivel europeo (LIC Y Zepa). 
En el grupo de impacto intermedio, se engloba la alternativa de Aliviadero compuesto por  2 Túneles (IV) . La actuación se centra en la propia presa que, además, permite la mejora de la capacidad de alivio y no aumenta la zona inundada, si bien se tendrían que producir un importante número de voladuras.
En el último grupo se incluyen las alternativas de bajo impacto. El Aliviadero para un periodo de retorno de 10.000 años también requerirá voladuras en un área de cría de determinadas especies. Sin embargo, al igual que  cualquier solución de tipo aliviadero, no amplía el área de inundación. 
La alternativa Calanda Hormigón consiste en la construcción de una nueva presa en el  cauce, por lo que afecta a la fauna y la flora, causando mayor fragmentación. Sin embargo, es menor la demanda de materiales que en otras  alternativas.
El Aliviadero de un solo túnel tienen impactos reducidos debido al notable decremento en el número de voladuras  necesario. Por otro lado, no amplía el área de  inundación.
Y, finalmente, la alternativa menos impactante es la de Aliviadero de 1.000 (alternativa V), que supone una actuación sobre la propia presa y no inunda terrenos. El impacto es menor que en el resto debido a las técnicas  constructivas y la menor magnitud de su aplicación, lo cual reduce su afección.