Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

El Gobierno de Aragón insta a declarar zona catastrófica las áreas afectadas por los incidentes meteorológicos de la provincia de Teruel El Gobierno de Aragón insta a declarar zona catastrófica las áreas afectadas por los incidentes meteorológicos de la provincia de Teruel
Daños por el tornado en la ITV de Alcañiz en una imagen del pasado 22 de junio

El Gobierno de Aragón insta a declarar zona catastrófica las áreas afectadas por los incidentes meteorológicos de la provincia de Teruel

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado este miércoles una declaración institucional en la que insta al Gobierno central a que declare como zona afectada por emergencia de protección civil -lo que tradicionalmente se conoce como zona catastrófica- las áreas dañadas por la meteorología en la provincia de Teruel y de Zaragoza en las últimas semanas.

Las comarcas incluidas en la petición del Ejecutivo autonómico, y que sufrieron afecciones en determinadas zonas, son el Jiloca, las Cuencas Mineras, Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Martín, la Comunidad de Teruel, el Matarraña, Bajo Aragón y Bajo Aragón-Caspe.

"Las administraciones debemos ser ágiles a la hora de compensar a la ciudadanía por este tipo de incidentes meteorológicos, algo que va a cobrar más importancia si cabe con el paso de los años, dado que el cambio climático hace prever que estos fenómenos serán cada vez más recurrentes", ha apuntado la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, tras el Consejo de Gobierno.

El 22 de junio se produjo en Alcañiz un tornado acompañado por una tormenta de viento huracanado, granizo y lluvia torrencial, que causó graves daños en la localidad al arrancar tejados, anegar calles y locales, produciendo asimismo daños en las explotaciones agrícolas de zonas determinadas del territorio cercano a Alcañiz.

A su vez, los días 5 y 6 de julio, en numerosas comarcas se produjeron fuertes granizadas acompañadas de intensas rachas de viento, dejando en Andorra calles intransitables, con un espesor de dos palmos y con cuantiosos daños en viviendas, comercios y vehículos. El granizo también destrozó la cosecha de melocotón en Calanda y Mazaleón.