Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, este viernes

El Gobierno de Aragón prevé para final de año la licitación del nuevo hospital de Alcañiz

Lo ha anunciado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en las Cortes

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha anunciado este viernes que se prevé que la licitación del hospital de Alcañiz se produzca a final de año y que pueda iniciarse a principios de 2021.

Así lo ha indicado en respuesta a una interpelación en el pleno de las diputada del PP Ana Marín, quien ha reprochado a la consejera que en una respuesta escrita afirmó que en verano se iba a acomodar el proyecto para licitarlo por lotes y que se iban a iniciar los trámites de licitación, y "no han hecho nada".

Marín ha criticado el "silencio" del Gobierno de Aragón respecto a los graves problemas para la construcción de este centro, hoy paralizado, y también del nuevo hospital de Teruel, cuyo lote principal en este caso, por 25,8 de los 86,37 millones del coste total de adjudicación relativo a fachadas y tabiquería, se debe licitar de nuevo tras la negativa de las adjudicatarias a ejecutarlo.

La diputada ha reclamado a Repollés que concrete si ya se ha redactado el nuevo proyecto para la licitación por lotes del hospital de Alcañiz, cuya obra, ha recordado la consejera, se recepcionó el pasado 16 de junio tras la rescisión del contrato con el incumplimiento en su ejecución de los trabajos, adjudicados a OHL-Dragados en junio de 2017 por 57,54 millones de euros y un plazo de ejecución de 52 meses.

En cuanto al hospital de Teruel, Marín ha criticado que se plantee con la caída del lote 2 modificaciones del proyecto sin cambios sustanciales y la "tomadura de pelo" a los turolenses respecto al número total de habitaciones y las que serán individuales al estar diseñadas para uso doble cuando se requiera.

En su respuesta, Repollés ha recordado que se decidió resolver por incumplimiento culpable el contrato del hospital de Alcañiz, ya que las adjudicatarias habían ejecutado menos del 10 por ciento de la obra transcurrido la mitad del plazo de ejecución.

Desde la recepción de las obras, el departamento trabaja en la reordenación del proyecto para su división en cinco lotes, y es preciso además cuantificar la obra y la actualización de precios, y una vez estén se solicitará a la Dirección General de Presupuestos la autorización para el expediente plurianual para que pase a la Intervención General, por lo que aún quedan pasos para su licitación, que calcula para final de año y su inicio, para principios de 2021.

En todo caso, quedará pendiente de licitación el vial de acceso al centro, que cuenta con proyecto pero no está programada por el momento.

En cuanto al hospital de Teruel, la consejera ha recordado que entre 2019 y hasta julio de este año se han certificado obras por casi 20 millones y que el conflicto se ha centrado en el lote 2, el de cubierta, solados, fachadas, tabiquería y carpintería interior y exterior, al negarse las adjudicatarias, las empresas Construcciones Rubau y Eurofinsa, a ejecutarlo.

El Salud, ha apuntado, inició el 21 de julio el procedimiento de resolución del contrato, y prevé que sea definitivo en ocho meses, aunque en paralelo se ha trabajado para la licitar de nuevo lote, incluyendo pequeñas modificaciones solicitadas por los profesionales, y estima que en otoño pueda estar listo para que la dirección general de Presupuestos pueda autorizar el plurianual.

En cuanto a las camas de las que dispondrá el centro, ha concretado que serán 246, las mismas que incluía el hospital diseñado por el PP. Ha apuntado que 156 en 78 habitaciones dobles, más 56 individuales, siete de ellas polivalentes que podrían utilizarse como dobles.

De esta forma, ha dicho, el 41 % serán de uso individual por la ocupación prevista.

Por otra parte, y en respuesta a una interpelación de la diputada de Ciudadanos Susana Gaspar sobre el funcionamiento de la telemedicina, implementada de forma acelerada por la covid-19 en coincidencia con las vacaciones de profesionales y los rebrotes, provocando que los centros de Atención Primaria hayan estado "al borde de la saturación", Repollés ha admitido que el modelo puede y debe mejorarse porque no ha dado los resultados esperados.

Ha reconocido que los ciudadanos no han recibido el servicio que esperan y que se está generando "frustración" cuando nadie les coge el teléfono en el centro de salud o les dan cita para 15 días después, aunque no es la norma general.

Así, ha apuntado que el sistema, a aplicar en una situación de pandemia, se plantea en condiciones de relativa normalidad para evaluar en unos meses sus posibles deficiencias y poder "afinar y normalizar su funcionamiento".

Gaspar ha hecho hincapié en que debe evaluarse este cambio de modelo, sus ventajas e inconvenientes y las disfunciones a corregir y ha pedido a la consejera que cuente con los grupos parlamentarios y con los profesionales.