Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Hotel Ciudad de Alcañiz ejerce como sede de las elecciones rumanas en Aragón El Hotel Ciudad de Alcañiz ejerce como sede de las elecciones rumanas en Aragón
Cheres Daniel Cristian y Daniel Cheres, presidentes de la sede electoral y de la Asociación Rumanos en el Bajo Aragón, en el Hotel Ciudad de Alcañiz. M. N.

El Hotel Ciudad de Alcañiz ejerce como sede de las elecciones rumanas en Aragón

Más de 5.000 residentes en Teruel pudieron votar gracias a su asociación en el Bajo Aragón

Más de 5.000 ciudadanos rumanos residentes en la provincia de Teruel y varios centenares en comarcas aledañas de Zaragoza y Castellón tuvieron este fin de semana la oportunidad de participar en las elecciones de su país en la sede que por primera vez se habilitó en Alcañiz gracias al trabajo desarrollado por la Asociación Rumanos en el Bajo Aragón.

De esta forma, la capital bajoaragonesa –concretamente un salón del Hotel Ciudad de Alcañiz– se convirtió en una de las seis sedes electorales en las que los ciudadanos rumanos residentes en Aragón pudieron ejercer su derecho al voto para el Congreso y el Senado de su República. 

Uno de ellos fue Simion Suciu, que alabó lo “bien organizado y bien ordenado” del evento, pues en anteriores ediciones había tenido que soportar “una cola muy grande en Peñíscola (Castellón), de dos o tres horas”. Junto a su mujer, lleva 14 años en Valderrobres, donde trabaja en el matadero del Grupo Arcoiris y está plenamente integrado.

El presidente de la asociación, Daniel Cheres, se mostraba este domingo “muy contento” por la afluencia de votantes. “Les agradezco a todos que hayan respondido”, porque de ello dependerá que la Embajada de Rumanía en Madrid, a través de su Consulado en Zaragoza, vuelvan a establecer una sede en el Bajo Aragón para próximos comicios. 

“Entré hace un año como presidente de la asociación y entre los proyectos que tenía la dirección estaba este. Teníamos que reunir cien firmas electrónicas para hacer la petición y pasamos bastante de esta cifra, por lo que ya no hemos tenido en esta ocasión que desplazarnos a Zaragoza o a Tortosa (Tarragona) para ejercer nuestro derecho al voto”, detallaba Cheres a mediodía mientras saludaba a compatriotas llegados “de toda la provincia y también de Caspe (Zaragoza)”. Se esperaba también a una nutrida representación de Morella (Castellón), “a los que también hemos avisado”.

Se calcula que en toda la provincia hay más de 5.000 rumanos censados. Solo en Alcañiz hay 981, según el Instituto Nacional de Estadística, si bien Cheres recela de estos datos. “No creo que seamos tantos porque hay movimiento entre la gente que va y viene”, manifestó. En cualquier caso, es palpable la representación de ciudadanos del país balcánico en la zona.  

Para los rumanos es importante poder participar en el proceso electoral de su país. “Aunque estemos fuera, nuestras familias están ahí y nunca sabes cuándo te vas a tener que volver. Queremos que el país esté bien, como España. Yo llevo la mitad de mi vida aquí ya y veo la diferencia”, explicó el presidente.

Con tableta

Aunque Cheres reconoce una mejor calidad de vida en España que en Rumanía, lo cierto es que el sistema de votación parece más avanzado al este de Europa. “Todo se realiza a través de un sistema. Una tablet comprueba tu tarjeta de identidad y todo es automático. Se registra tu voto y va directamente a Rumanía”, explicó el presidente de la sede de votación, Cheres Daniel Cristian. Para votar es necesario ser residente en España. Además del DNI rumano, hay que presentar el NIE, permiso de conducir, tarjeta de salud o certificado de empadronamiento.

“Esperamos que en próximas elecciones la Oficina Electoral Central de Rumanía nos tenga en cuenta y nos deje otra vez tener sede”, deseó el presidente, que no permitió realizar fotografías ni grabar vídeos a los periodistas dentro de la sala de votaciones. “Esto es suelo rumano prácticamente y está bajo el Consulado de Zaragoza, por lo que no podemos dejar que se hagan fotos ni vídeos del proceso de las elecciones”, argumentó. 

La sede electoral en Alcañiz estuvo abierta sábado y domingo en horario de 7 a 21 horas. Tal como establece la normativa electoral para Rumanía, el cierre se podía retrasar hasta la medianoche en colegios donde hubiera aglomeraciones o problemas logísticos que dificultaran el voto.

“La Embajada ha pactado con las autoridades españolas que faciliten a la gente que viene a votar que pueda desplazarse desde su domicilio hasta la sede más cercana, y vuelva a su casa”. Esto afectaba tanto al toque de queda como a los confinamientos perimetrales, que pudieran rebasarse con esta finalidad.

Quieren una sede en Alcañiz

“Es el evento más importante que hemos organizado”, reconocía el presidente de la Asociación Rumanos en el Bajo Aragón, que se reunirá próximamente con el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, para pedirle un local donde puedan tener una sede propia.

“Este año no hemos podido hacer nada porque todas las actividades están paralizadas por el coronavirus”, pero su objetivo es que los más de 40 niños inscritos en actividades extraescolares puedan estudiar el idioma rumano y conocer su historia y cultura. “Queremos que no se pierdan las raíces y sepa cada uno de donde viene”, argumentó Daniel Cheres. Para ello “estamos intentando a ver si nos puede ayudar el Ayuntamiento con un espacio para la asociación, que nosotros mejoraríamos” con el que poner en marcha esta iniciativa. Entretanto, la nueva dirección de la asociación –lleva activa desde 2011– está captando nuevos socios. “Tenemos más de 50 familias nuevas inscritas”, informó Cheres, que recordó que “cada año hemos tenido representación de nuestra comunidad en las fiestas” con una dama de honor.