Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Consejo de Alcaldes y de la Comarca del Matarraña en Valderrobres. Matarranya.media

El Matarraña cifra en 17 millones los daños de la borrasca y pedirá que se declare zona catastrófica

La estimación es provisional

La Comarca del Matarraña pedirá la declaración de zona catastrófica. Así lo acordaron el Consejo de Alcaldes y el Consejo comarcal en una reunión que mantuvieron en la sede comarcal de Valderrobres. La institución estima que el temporal ha causado desperfectos en la comarca que podrían alcanzar los 17 millones de euros, y es un cálculo provisional.

Las más de 30 granjas que se han hundido con los animales en su interior, las alrededor de 15 naves agrícolas desplomadas que ya llevan contabilizadas con maquinaria aparcada dentro, las naves industriales de Valderrobres de la empresa Guco junto con los edificios públicos dañados y las miles de hectáreas de olivar destrozadas justifican la aplicación de medidas excepcionales en la zona, según acordó la institución. 

Los alcaldes del Matarraña  comunicaron al Consejo comarcal las afecciones que han podido recopilar después del temporal. Aunque desde la Comarca apuntaron que son “pérdidas provisionales”, puesto que “los desperfectos van a seguir aumentando”, según manifestó Rafael Martí, presidente de la institución. 

“Tenemos al menos 32 granjas hundidas, naves agrícolas por toda la zona y unas 15.000 hectáreas afectadas solamente de olivar y almendro, pero este número podría aumentar a medida que pasen los días, se pueda pasar por los caminos y entrar en las explotaciones”, añadió Martí. Por otra parte, algunos caminos rurales han desaparecido. Hay kilómetros dañados en las cercanías de las riberas de los ríos.

A todos estos daños en el sector agrario hay que sumar las afecciones en infraestructuras municipales. Hay dos zonas deportivas en Valderrobres y varias naves industriales que se han venido abajo en el polígono de la misma localidad, “y no podemos olvidar que las cifras seguirán incrementándose, porque ahora hay que ver si salen más daños estructurales en otros edificios”, añadió el presidente.

Martí consideró “conveniente que el Gobierno de Aragón organice una reunión con las comarcas afectadas para que sepamos cómo hay que proceder para evaluar y peritarlo todo, tanto lo de las infraestructuras públicas y privadas como lo que afectan al sector agrario”. 

“Lo de la luz, imperdonable”

Lo que desde el Matarraña se ha tildado de “imperdonable” es el fallo en el suministro eléctrico, que ha dejado a casi toda la comarca sin luz durante horas. Peñarroya permaneció 50 horas sin servicio y, por tanto, sin calefacción. En este sentido, Martí manifestó: “si nieva puede haber cierto caos y es aceptable incluso que se caiga una torre de Endesa, pero que se vengan abajo 15 torres no es de recibo, y eso es debido a que la infraestructura eléctrica no está preparada”.

Otra de las cuestiones que se abordó fue el fallo de las comunicaciones. El presidente de la Comarca del Matarraña abogó por “buscar un sistema para que entre los pueblos nos podamos comunicar para momentos en los que falla hasta el 112, como ha ocurrido esta vez”. No en vano, “no sólo no podíamos hablar entre los alcaldes ni saber qué ocurría en todo nuestro ­­entorno, sino que ni siquiera podíamos ponernos en contacto entre los vecinos del propio pueblo para buscar tractores o retroexcavadoras que abrieran paso por las calles o por los caminos”.