Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Miner vuelve a incumplir los plazos: los convenios 2013-18 tampoco llegaron en noviembre El Miner vuelve a incumplir los plazos: los convenios 2013-18 tampoco llegaron en noviembre
Balneario de Ariño, uno de los proyectos que los convenios Miner deben ampliar. M. N.

El Miner vuelve a incumplir los plazos: los convenios 2013-18 tampoco llegaron en noviembre

Los municipios mineros exigen eliminar burocracia y urgen los 16 millones para crear empleo

Los convenios de infraestructuras del inconcluso Plan Miner 2013-2018 siguen sin estar firmados pese a que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico aseguró al Gobierno de Aragón que la rúbrica llegaría en noviembre. Con este nuevo incumplimiento rebasado, los municipios mineros que pretenden generar empleo con estas actuaciones consideran que, tras años esperando y los papeles en regla, la situación “se está pasando de castaño oscuro”.

“Todavía tiene que decir el ministerio cuándo firma con el Gobierno de Aragón esos convenios”, ratificaron a este diario fuentes del Departamento de Industria Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Ejecutivo autonómico. 

El Instituto para la Transición Justa “está exigiendo” a los municipios “declaraciones de responsabilidad de los proyectos”, añadieron estas fuentes. El objetivo sería evitar que el Tribunal de Cuentas vuelva a tirar de las orejas por la gestión de los fondos de la minería, después de que a principios de este año detectara “deficiencias e irregularidades” en la justificación de parte de los 1.786 millones de euros concedidos en subvenciones durante la aplicación de los diferentes planes del carbón entre 2006 y 2017.

Sin respuesta ministerial

Este diario preguntó al ministerio en dos ocasiones sobre cuándo se producirá la firma de los convenios –25 proyectos con un presupuesto superior a los 16 millones de euros–, pero el gabinete de la presidenta cuarta, Teresa Ribera, dio la callada por respuesta. Lo que está claro es que no se cumplirá el plazo de finales de noviembre que dio el pasado 15 de octubre en las Cortes de Aragón el director general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Sergio Breto.

El responsable aseguraba en su comparecencia que Aragón está entre las Comunidades Autónomas más diligentes en preparar los convenios Miner pendientes. El Ejecutivo autonómico tiene todo listo para firmar los convenios y poner su 25% de financiación en cuanto Madrid lo estime oportuno, algo que aprobó el 14 de octubre el Consejo de Gobierno.

Pero el visto bueno administrativo –la pelota está en el tejado del ministerio– para la firma y ejecución de estos proyectos, de los que dependen un centenar largo de empleos en las provincias de Teruel y Zaragoza, aún no ha llegado desde su selección hace tres años por la Mesa de la Minería de Aragón, mientras que en toda una década los ayuntamientos mineros no han recibido ni un solo euro de la línea de infraestructuras de los últimos tres planes de la minería.

El Instituto para la Transición Justa debe aportar el 75% de los 16.135.694 euros que supone la financiación de estos proyectos, repartidos en varias anualidades hasta 2023, tiempo máximo de ejecución de las inversiones a falta de la redacción final del convenio, que podría prorrogar el plazo ante las peticiones que ya está empezando a recibir por parte de los consistorios beneficiarios.

Los proyectos

Entre los proyectos figuran algunos muy demandados como la ampliación del hotel balneario de Ariño, que requiere una inversión de 3,8 millones de euros para crear de 27 puestos de trabajo adicionales a los 55 actuales.

El alcalde, Joaquín Noé, lamentó que se haya vuelto a incumplir la última fecha lanzada, “el 15 de noviembre”, por lo que el pasado viernes se volvió a poner en contacto con Energía y Minas para presionar. “Hemos tenido que adelantar el dinero del proyecto”, protestó el alcalde, quien descartó pedir un crédito para iniciar las obras.

“Pasaremos los controles que haga falta, pero tienen que agilizar las actuaciones porque en las zonas mineras está habiendo muchos problemas y no se mueve nada: las empresas mineras han plegado y han dejado a los pueblos colgados, excepto Samca que está haciendo pruebas ya en la planta de fertilizantes de Ariño”, manifestó Noé. En este sentido, el proyecto de Ariño generará “mucha mano de obra femenina”, por lo que “puede ser un revulsivo importantísimo” cuando pase la pandemia y se reabra el centro con normalidad.

“El plan 2013-18 se firmó en 2014, por lo que ya vino tarde y todavía estamos arrastrándolo, con lo necesario que es en las comarcas mineras que se cree empleo. Ya es hora de poner esto en marcha, ya se está pasando de castaño oscuro”, protestó el también representante de la comisión permanente de la Asociación de Comarcas Mineras (Acom).

“Aún queda otro plan más, el 2019-27, del cual no sabemos nada”, lamentó Noé, que pidió también que el Convenio de Transición Justa agilice “cualquier proyecto” con visos de realidad “antes de la firma”.

También se beneficiará de los fondos el nuevo centro de trabajo y economía social de Atadi en Alcorisa (3 empleos), la ampliación del polígono de la Comarca Cuencas Mineras para la implantación de Politer Reciclaje SL (35 empleos), la creación de un centro de día en Montalbán y un campin complementario al proyecto de Estercuel para hacer una galería de tiro. Se financiará el abastecimiento a la zona central de las Cuencas Mineras desde el embalse de Las Parras, se actuará en los polígonos de Albalate del Arzobispo para facilitar el asentamiento de industrias transformadoras de alabastro, se agilizará la adecuación del centro de interpretación íbero de Andorra y se ampliará la residencia de Albalate.

La mayor parte se ubicarán en  Teruel, salvo la residencia de Mequinenza (Zaragoza) que absorbe prácticamente un tercio del presupuesto y lleva aparejados unos 40 empleos. También figura la mejora tecnológica y accesibilidad en el polígono Los Llanos de Utrillas, la implantación de infraestructuras para promoción de explotaciones ganaderas en Cañizar del Olivar y la mejora de la eficiencia energética en edificios municipales de Montalbán, así como una caldera de biomasa para la piscina climatizada de Utrillas. Se contemplan mejoras en aparcamientos y equipamientos públicos del polígono industrial La Fuensalada de Calanda, así como la urbanización del Eje 6 del mismo espacio.

Igualmente, se prevé la construcción de un depósito de agua de 520 metros cúbicos de capacidad en Foz-Calanda, la mejora de la eficiencia energética del alumbrado público del polígono industrial Cuencas Mineras, la sustitución de luminarias para ahorro energético en Alloza, la renovación de alumbrado del casco urbano de Andorra, o un colector general exterior para la Unidad UE-20 en Andorra.