Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El MWINAS invierte 25.000 euros en la réplica de un vagón del Andorra-Escatrón

La nueva tolva será más amplia, cómoda, accesible y acorde al patrimonio carbonero de la comarca

El acondicionamiento del tren minero del museo MWINAS a cargo de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos todavía no ha finalizado. Tras los 100.000 euros invertidos en el circuito y los 51.000 que costó la réplica de la locomotora Baldwin, el consejo comarcal aprobó la semana pasada destinar otros 29.000 euros a la ampliación del hangar y la construcción de otra reproducción: la de uno de los vagones en los que la mítica máquina transportaba el carbón entre Andorra y Escatrón. 

Con ello, la institución comarcal mejorará y ampliará la oferta del recientemente inaugurado ferrocarril minero del Pozo de San Juan, incorporando un vagón con más plazas, más cómodo y accesible para personas con movilidad reducida, al tiempo que sigue recuperando el patrimonio y la memoria histórica de la zona.

El vagón, cuya construcción sale a licitación por 25.000 euros, será una reproducción exacta, a escala, de una de las tolvas en las que la locomotora acarreaba el carbón desde las minas de Andorra hasta la central térmica de Escatrón (Zaragoza), que estuvo en funcionamiento desde 1954 hasta 1984. Incluso se ha utilizado para el trazado del recorrido turístico parte de los raíles del histórico trazado que quedaban todavía en uno de los tramos, el más cercano a la sede del MWINAS.

La actuación será subvencionada al 80% por el grupo Leader Adibama, mientras que el 20% restante correrá a cargo de fondos comarcales, explicó la presidenta de la institución, Marta Sancho, quien aseguró que el objetivo es que las visitas al museo aumenten. “El vagón actual nos lo deja la Asociación Cultural Pozo de San Juan, no es propio del museo”, justificó la responsable.

 

Desde 2014

El MWINAS lleva empeñado en ofrecer el servicio turístico del tren minero desde 2014, cuando concluyeron las obras del recorrido, de 1.250 metros de longitud dentro del recinto vallado del Pozo de San Juan, sede del museo minero. Concretamente, se invirtieron 100.000 euros, de los que el 90% procedieron de fondos Feader gestionados por el Gobierno de Aragón.

El objetivo era sumar a la visita al museo una nueva oferta: la posibilidad de realizar un recorrido en un tren turístico para hacer la estancia más atractiva y recuperar la memoria histórica de la comarca y del municipio.

El circuito, con un ancho de vía de 75 centímetros, estaba previsto recorrerlo con una locomotora DEUTZ de principios del siglo XX conseguida por la Asociación Pozo de San Juan con una ayuda de 6.000 euros de la Fundación Endesa, pero tras los primeros viajes se descartó porque apenas funcionaba. Los arreglos y el mantenimiento eran más caros que invertir en una réplica de la mítica Baldwin, algo que se encargó al artesano ferroviario José Luis Pinilla, que se basó en la máquina original que fue comprada de segunda mano en 1951 para incorporarse a los trabajos de construcción de la línea Andorra-Escatrón y que hoy obra en poder de los Amigos del Ferrocarril de Zaragoza, que la emplea para viajes conmemorativos. La réplica costó 51.000 euros y el 76% los aportó Adibama.

La reproducción se inauguró a finales de noviembre de 2019 y empezó a ofertarse a los turistas durante el primer fin de semana de diciembre. Durante el puente festivo fueron más de 100 personas las que realizaron el viaje y se alargaron los días de apertura.

Después llegó la pandemia y, aunque el museo está abierto en estos momentos, la afluencia ha bajado. Sin embargo, desde el área de Cultura y Turismo apuestan firmemente por él, para lo que creen interesante sustituir el vagón actual.

La nueva tolva será más acorde con la imagen de la locomotora y totalmente fiel al patrimonio del ferrocarril minero Andorra-Escatrón. Además, tendrá más plazas y estará fabricada siguiendo todos los estándares de calidad y seguridad.

Lo más importante es que el vagón estará adaptado a personas con movilidad reducida, destacó Sancho. Si el actual tiene capacidad para 10 adultos, el nuevo servirá para 15 personas, o 12 y una silla de ruedas.

Cesiones de la térmica

Además, la comarca ha solicitado formalmente a Endesa la cesión de los elementos de la central térmica que puedan enriquecer la exposición permanente del MWINAS después de su desmantelamiento.

También se dotará el museo de una audioguía para explicar los diferentes elementos que el visitante contempla a lo largo de su estancia, que suele durar alrededor de dos horas.

El MWINAS cuenta con zonas expositivas sobre la extracción de carbón, elementos de producción de electricidad en la central, laboratorio, cómo se transforma la electricidad y cómo se lleva el carbón a la central.

A las diferentes máquinas de extracción que están expuestas en el parque exterior del también llamado Parque Tecnológico Minero, en el nuevo espacio de La Estación se suman la locomotora de dos cabezas que tenía Samca en el interior de la mina de Ariño y la vetusta DEUTZ. La comarca espera que fragüen las gestiones con Endesa para que la empresa ceda la locomotora Samper de Calanda (1958) que actualmente se ubica en el recinto de la central, así como otras máquinas que expongan cómo se produce la electricidad.

Por otra parte, se ha señalizado el circuito con señales de paso a nivel sin barrera, advertencias de curvas y el embellecimiento del andén, entre otros.

Además, se ha recuperado la exposición El ferrocarril minero Andorra-Escatrón que tuvo lugar en 2013 en el MWINAS para conmemorar el 60 aniversario de la inauguración del trazado. La muestra fue promovida por la Asociación Cultural Pozo de San Juan, que contó con la colaboración de la comarca y del Centro de Estudios Locales de Andorra (Celan). Con un soporte diferente que aguanta las inclemencias meteorológicas, los paneles se exhiben de forma permanente.

4.000 visitas al año

El MWINAS recibía 4.000 visitantes al año hasta que llegó la pandemia, unas cifras que la comarca espera ampliar con la explotación de los viajes.

El museo está ubicado en las antiguas instalaciones mineras del Pozo de San Juan que, aunque abandonadas a primeros de los años 60, conservan todas sus señas de identidad: el castillete de extracción minera, la sala de máquinas, el pozo minero, los almacenes, la carpintería o la campa, por lo que las colecciones se muestran en su contexto y es más fácil comprender el trabajo en la mina. 

Además, los mineros retirados que constituyen la Asociación Cultural Pozo de San Juan ocasionalmente acompañan a las visitas guiadas, enriqueciéndolas con sus sentidos relatos en primera persona.

La Comarca congela tasas e impuestos para el próximo año

La Comarca Andorra-Sierra de Arcos congelará las tasas e impuestos en 2021, según lo aprobado en el pleno de la semana pasada. Por tanto, los vecinos de los nueve pueblos no pagarán más por las basuras, centros de día ni servicio de deportes, así como por las entradas al museo o el transporte adaptado.

Sancho aclaró que, aún en fase 3, el MWINAS sigue abierto para grupos de hasta seis personas de una misma unidad familiar, y que tras cada visita se realiza una desinfección del tren y de los espacios. En cuanto a las actividades deportivas, siguen en marcha “siguiendo las medidas sanitarias”, esto es, en el exterior y en grupos reducidos.

“A todos los que pagaron el segundo trimestre se les ha compensado en el tercero”, dijo Sancho, quien aclaró que el reciente fallo informático que propició el cobro doble de la tasa de basuras a los andorranos se solventó y el dinero ya ha sido reembolsado.