Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El PAR decide finalmente apoyar los presupuestos de Alcañiz presentados por PSOE-Cs-IU El PAR decide finalmente apoyar los presupuestos de Alcañiz presentados por PSOE-Cs-IU
Los concejales de la Corporación siguieron el Pleno desde sus domicilios, salvo Urquizu, que estaba en Alcaldía

El PAR decide finalmente apoyar los presupuestos de Alcañiz presentados por PSOE-Cs-IU

Sorpresa en el equipo de gobierno ante la abstención de la concejal del PSOE Susana Mene

Los presupuestos de 2020 de Alcañiz entrarán en vigor el 18 de mayo. El borrador presentado por el equipo de gobierno (PSOE, Cs e IU) y debatido anoche en pleno fue apoyado finalmente por el Partido Aragonés (PAR), que dio la sorpresa aprobando unas cuentas que había anunciado durante toda la semana que rechazaría. La retirada por parte del equipo de gobierno de la subida salarial que se iba a aplicar a los tres concejales liberados -teniente de alcalde, concejal de Deportes y concejal de Comercio- llevó a los aragonesistas a respaldar las cuentas en aras de la “unidad” en tiempos de crisis.

Pero si sorprendente fue la decisión de los aragonesistas, lo que dejó verdaderamente pasmados a todos los concejales de la Corporación fue la abstención de la concejal socialista Susana Mene, que apeló a su conciencia para no respaldar unos presupuestos en los que quedaba reflejada una subida salarial que no compartía, según alegó, cuando ese incremento se acababa de retirar de las bases de ejecución. Menos comprensible fue que mientras la edil se abstenía en el presupuesto votaba a favor de las bases de ejecución, donde se reflejan los salarios de los cargos públicos y que, además, también se abstuviera en el punto relativo a la aprobación de la plantilla de personal, asunto del que, según dijo, nadie le había informado.

La sesión se celebró de forma telemática y Susana Mene lo hizo desde Vigo, donde se encuentra desde hace semanas. Ni el alcalde, Ignacio Urquizu, ni otros concejales del equipo de gobierno entendieron la postura ni consiguieron explicar qué había sucedido. Según Urquizu, a todos los concejales se les “ha informado durante toda la semana”. El alcalde dijo desconocer que Mene no estaba conforme con el presupuesto. 

Este periódico intentó varias veces tras el pleno ponerse en contacto con la concejal, responsable en el equipo de gobierno de Infancia, Juventud y Educación, pero no respondió a las llamadas.

Los presupuestos

Al margen de lo insólito de la situación producida al final del pleno, el borrador de presupuestos aprobado contempla unos ingresos de 14,12 millones y unos gastos de 13,59 millones. Algunas de las partidas, no obstante, se modificarán inmediatamente después de que estas cuentas entren en vigor, con el fin de poner en marcha un plan de apoyo a pequeñas empresas, autónomos y comercios.

La propuesta fue defendida por el delegado de Hacienda, Javier Baigorri, quien fue desglosando las partidas de ingresos y gastos, las inversiones y justificó por qué no se ha aceptado ninguna enmienda de los dos partidos de la oposición. Según Baigorri, el equipo de gobierno tiene poco margen de maniobra y debe acudir a la financiación de otras administraciones para ejecutar inversiones.

Los presupuestos de 2020 que ha aprobado el pleno de Alcañiz son los primeros que saca adelante el equipo de gobierno PSOE-Cs-IU. El delegado de Hacienda recordó que este borrador se ha elaborado a partir de la liquidación del presupuesto anterior porque “es más realista” que el presupuesto de partida. No obstante, reconoció que las cuentas recién aprobadas se tendrán que modificar en cuanto entren en vigor para la puesta en marcha de un plan de ayudas a la pequeña empresa y autónomos de la ciudad, que estará dotado de 360.000 euros, y con el que el equipo de gobierno ya está trabajando desde la semana pasada.

 

La enmienda a la base 49

La sesión arrancó con la aprobación por unanimidad de la enmienda presentada por el equipo de gobierno para la modificación del punto 49 de las bases de ejecución, donde se regula el salario de los cargos públicos. 

La polémica suscitada la semana pasada por el incremento salarial aplicado a los concejales liberados de la Corporación hizo recular al equipo de gobierno, que propuso a última hora de la mañana de ayer miércoles el mantenimiento de los salarios de los tres cargos políticos tal y como estaban en junio del año pasado. Según reconocieron el teniente de alcalde, Javier Baigorri, y el alcalde, Ignacio Urquizu, el debate originado entre la ciudadanía y también en el seno del equipo de gobierno llevó al grupo socialista a retroceder en la subida salarial. Durante su intervención, también la concejal de Ganar, María Milián, declaró que le habría resultado “difícil” votar a favor de haberse mantenido ese incremento.

El tema de los sueldos acaparó prácticamente todo el debate, a pesar de los intentos -infructuosos- que hizo el delegado de Hacienda por orientar el coloquio hacia el contenido de las cuentas.

Tanto PP como PAR criticaron duramente al equipo de gobierno  por plantear un “incremento salarial del 33%”, según apuntó Eduardo Orrios. El portavoz del PAR enfatizó que durante la semana pasada el equipo de gobierno había afirmado que demostraría que ese crecimiento de retribuciones no era cierto “cuando la autoenmienda a las bases de ejecución demuestra que decíamos la verdad”, declaró el concejal del PAR. 

La rectificación del equipo de gobierno llevó al PAR a cambiar de postura y a votar los presupuestos de 2020. “Es un voto de confianza, sin estar de acuerdo en nada, porque debemos estar unidos y buscar soluciones juntos a la situación que afecta a toda la ciudadanía”, dijo Orrios. 

Por su parte, el PP mantuvo su voto en contra. El portavoz, Nacho Carbó, consideró que “se vota un presupuesto irreal” y subrayó que “la crisis no puede ser excusa para que se nos pida un voto a favor. Debe haber gestos y hechos y estos presupuestos deberían haber tenido en cuenta la actual situación. Además, la crisis no se puede usar como escudo para que apoyemos unos presupuestos que son irreales”, dijo.

Por su parte, desde Cs, Kiko Lahoz, enumeró las actuaciones que llevará a cabo en la concejalía de Deportes y aprovechó para criticar que buena parte de las enmiendas de los dos partidos de la oposición -rechazadas- eran “para obras como la piscina climatizada o la pista roja, que presupuestaron cuando estuvieron gobernando y nunca ejecutaron”.

Mientras, María Milián, de Ganar, reconoció que “muchas partidas se tendrán que modificar, pero estamos satisfechos porque aparecen acuerdos suscritos con el PSOE en el pacto de investidura, entre ellos las obras del centro de día, para lo que hay incorporada una partida en Fomenta, así como otras mejoras y partidas para estudiar el modelo de gestión del agua en Alcañiz”, resaltó la concejal.

El alcalde se reservó la última intervención para defender la aprobación de las cuentas de manera inmediata: “hay proyectos que requieren empezar ya”, dijo. Recalcó que su grupo había decidido enmendar las bases de ejecución “porque no es el momento de hablar de lo