Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El PAR pide que la DGA haga cumplir el plan de obra del hospital de Alcañiz

Solicitará al Ayuntamiento que exija la ejecución de plazos intermedios bajo sanciones, y no sólo la entrega de las obras

El grupo municipal del PAR en el Ayuntamiento de Alcañiz exige al Gobierno de Aragón que, además de obligar a la UTE adjudicataria de las obras del nuevo hospital comarcal a cumplir el plazo  de entrega previsto para diciembre de 2021, exija también la ejecución de los plazos intermedios señalados en el plan de trabajo, que a finales de 2019 debería alcanzar ya el 50%.

A través de una moción que ha presentado para su aprobación en el pleno del próximo lunes –es necesario votar la urgencia para tomarla en consideración, por lo que su debate podría posponerse un mes–, el PAR quiere que el consistorio alcañizano solicite al Gobierno de Aragón “que ponga en marcha todas las herramientas de control y exigencia de cumplimiento que el contrato firmado con la empresa constructora le permite”, de forma que  la UTE OHL-Dragados no sólo cumpla el plazo de finalización sino “también los plazos parciales señalados en el programa de trabajo”.

En caso de incumplimiento, el PAR pide que no se dude en penalizar a la empresa a través del régimen fijado en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares (PCAP).

Además, la moción exige que en los presupuestos de Aragón de 2020 y 2021 se asignen “los importes necesarios para finalizar y poder recepcionar las obras de construcción del hospital de Alcañiz en diciembre de 2021”.

Por último, se pide una cantidad suficiente ya en el presupuesto de 2020 para comenzar la construcción del vial de acceso al hospital de Alcañiz.

En rueda de prensa en Cantagallos, paraje donde se está ejecutando la obra, los concejales del PAR pusieron de manifiesto que la construcción del hospital “no va a buen ritmo”, pues apenas alcanza un 8,5% de ejecución cuando, según el plan de infraestructuras sanitarias que presentó el gobierno PSOE-CHA en la anterior legislatura, a finales de 2019 tendría que estar ejecutado “algo más del 50% de la construcción del mismo”.

“Las obras hablan por sí mismas: paralizadas o casi paralizadas desde hace algo más de ocho meses”, apunta la moción del PAR, que critica la falta de firmeza de la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, que en una reciente visita a Teruel aseguraba que la lentitud en la ejecución de la obra era responsabilidad “exclusiva” de la constructora, “que no ha querido llevarla con más ligereza”. Para el PAR, estas declaraciones no son de recibo porque “la obra no se está llevando a cabo de manera privada por parte de la empresa, sino que es un contrato de obra adjudicado por el departamento de Sanidad en agosto de 2017” y financiado ”cien por cien con dinero público de todos los aragoneses”.

 

“Tiene la sartén por el mango”

“El Gobierno de Aragón tiene la sartén por el mango”, pues en el contrato “queda muy detallado las obligaciones de ambas partes”, señala el PAR, que rechaza que el Gobierno de Aragón no pueda exigir más celeridad en la construcción argumentando que aún se está a tiempo de llegar al plazo de entrega. 

En el contrato de obras, continúa la moción, la empresa queda obligada a cumplir ese plazo, pero también los hitos parciales señalados en el plan de trabajo, que según los regionalistas deben hacerse cumplir mediante las herramientas que se pusieron en su día: reuniones semanales de seguimiento de la obra junto con la dirección facultativa y los responsables de todas las subcontratas, tal como aparece en el contrato.

Estas reuniones sirven para tomar “decisiones que implican cambios de programa” o “modificaciones del presupuesto”, y “todo ello debe ser confirmado por el escrito por el Salud.

En cuanto a las sanciones, “no digo que se tenga que rescindir el contrato”, aclaró la concejala Berta Zapater, “pero que se haga esa presión porque, si no, da la sensación de que la voluntad política es que el hospital de Alcañiz esté así por los siglos de los siglos”.

El miércoles “había nueve trabajadores haciendo un muro de contención”, subrayó Zapater, una cantidad insuficiente para el grupo municipal del PAR. “Lo que no queremos es que en el último año se metan aquí 300 gremios a trabajar todos juntos, porque todos sabemos que las prisas no son buenas consejeras y lo que puede ocurrir es que se haga un hospital de baja calidad”, dijo la edil, que recordó que la adjudicación “casi rozó la baja temeraria”.

Reclaman a la DGA que empiece ya los accesos

 

El PAR exige también al Gobierno de Aragón que desbloquee los 400.000 euros presupuestados para construir los accesos del hospital para acompañar la ejecución del centro sanitario y que no pase “como en Sevilla, que se ha terminado un hospital que está en medio de la nada”.

“Se está tocando de soslayo y es verdaderamente importante el tema de los accesos”, apuntó el concejal Eduardo Orrios, quien manifestó que “no se ha ejecutado nada de la partida de 400.000 euros que había para este 2019”.

“No queremos que en 2021 se aceleren las obras del hospital, dejemos esto de lado y nos encontremos como en Sevilla”, alertó.

Por su parte, la tercera edil del PAR, Beatriz Altaba, aseguró que este invierno volverá a haber colapso en el hospital, con “camas cruzadas que no se merece un paciente”.

Como enfermera, aseguró que el personal “hace y deshace para que todo el mundo esté muy bien, pero cuando subo a quirófano y veo gente en el pasillo me da un poco de lástima que en el siglo XXI estemos así en Alcañiz. ¡Es que tenemos cubos para recoger agua por las goteras!”.

Preguntada por si habría que empezar a ofrecer las nuevas plazas de médicos y enfermeras que requerirán las nuevas instalaciones, Altaba dijo que no habrá problema para enfermeras, auxiliares y celadores, pero sí con los médicos, “que no quieren trabajar en el medio rural”. Por ello, reclamó la agilización de la A-68 para que quien quiera residir en Zaragoza y trabajar en Alcañiz pueda hacerlo acortando tiempos de viaje.