Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

El PP evita comprometerse a no externalizar el transporte urbano en Alcañiz El PP evita comprometerse a no externalizar el transporte urbano en Alcañiz
Instante en que el PP rechazaba la moción del PSOE que pedía un compromiso para no externalizar el transporte urbano. M. N.

El PP evita comprometerse a no externalizar el transporte urbano en Alcañiz

l equipo de gobierno emplaza a conocer las conclusiones de las comisiones

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcañiz (PP-PAR), con un voto en contra y una abstención, evitó en el pleno celebrado este lunes comprometerse a que el servicio de transporte urbano no sea concedido a una empresa privada, tal y como pretendía el PSOE con una moción debatida y rechazada tan solo 13 días después de que la corporación acordara crear dos comisiones informativas especiales para discutir el modelo económico y de viabilidad de la estación de autobuses y del transporte urbano.

“Estamos poniendo la venda antes que la herida”, reprochó el portavoz del PP, Nacho Carbó, a su homólogo en el PSOE, José María Andreu, si bien desde la bancada popular trasladaron que “no puede primar el interés de los trabajadores (por los tres chóferes que conducen los autobuses urbanos) al interés general” de la ciudadanía, que demanda un servicio de calidad, modernizado y sin constantes averías. 

“Dan por hecho que todo lo gestionado directamente” por el Ayuntamiento “es mejor, pero no es así”, espetó al PSOE Carbó, quien emplazó a las conclusiones de las comisiones acordadas para conocer si el sistema más adecuado –por calidad y coste para las arcas municipales– para la gestión de la estación de buses y del transporte público es seguir con la vía netamente pública o sacar la concesión a la iniciativa privada.

Los grupos de la izquierda (PSOE y Ganar, únicos que respaldaron la moción –Cs no acudió a la sesión–) se mostraron convencidos de que la intención real de ambas comisiones es adjudicar conjuntamente la gestión del autobús urbano y de la estación, cedida recientemente por el Gobierno de Aragón mediante convenio, a una empresa privada con la que, según Andreu, el alcalde ya habría contactado. 

La moción rechazada defendía la gestión del servicio de transporte urbano por el propio Ayuntamiento; el diálogo con los trabajadores y sindicatos antes de tomar cualquier decisión; la remisión al pleno de los datos del coste del transporte urbano en el periodo 2011-2017 (mandato de Juan Carlos Gracia Suso); una explicación de por qué solo hay 132.523,18 euros presupuestados este año cuando, según el alcalde, el servicio costó 348.000 euros entre 2011 y 2013; y la elaboración de un nuevo modelo de transporte urbano que incluya el impacto del futuro hospital.

El PSOE acusó al equipo de gobierno de haber “dejado degradar” unos autobuses que están “amortizados desde hace muchos años” con el objetivo de infradotar el servicio para que disminuya la calidad, sembrar las dudas ante la ciudadanía y, ya cubiertos de razones, proceder a la licitación del servicio a una empresa privada.

Andreu defendió la gestión municipal del bus urbano por su carácter “público y social”, además de “deficitario”, y expuso que con una modernización y rutas atractivas el servicio sería utilizado por los trabajadores de los polígonos industriales, como ocurre en Monzón y Barbastro (Huesca). Por otra parte, instó a redefinir el modelo de gestión del transporte urbano con la futura puesta en funcionamiento del nuevo hospital comarcal, ya que estará alejado del casco urbano y parte de la población requerirá desplazarse en bus.

“Irrisorio” para el PAR

La portavoz del PAR, Berta Zapater, calificó de “irrisorio” adelantarse a las conclusiones que salgan de las comisiones específicas acordadas el pasado 24 de julio, que “no son cualquier cosa” porque contarán con la presencia de tres técnicos municipales, el alcalde, un portavoz de cada grupo municipal y un representante de la plantilla.

El PAR se postuló a favor de mantener el servicio de bus “sí o sí” aunque, aclaró, el Ayuntamiento no está obligado a ofertarlo porque la ciudad no llega a los 50.000 habitantes.

Zapater reclamó un nuevo reglamento que defina carencias actuales como el sistema de bono, el transporte de menores o la accesibilidad, cuestiones a mejorar para ofrecer un servicio moderno y de calidad a la ciudadanía.

Por su parte, el portavoz de Ganar, José Antonio Benavente, calificó de “cómico lo de las comisiones especiales para un servicio que se quiere privatizar”.

Reprochó al equipo de gobierno que no se tomara la molestia de contestar a una encuesta difundida por el Gobierno de Aragón entre ayuntamientos y comarcas para la mejora del transporte público. “Llevan siete años y no han tenido interés en mejorar este servicio”, apostilló. 

Ganar recordó que el comité del consistorio “rechaza totalmente la propuesta de privatización del transporte público”.

Carbó negó que la concesión del servicio a una empresa sea privatizarlo y dijo que, en caso de que se optara por esta opción, “gratis no lo va a hacer nadie”, por lo que habría que sacar un pliego económico y de condiciones acorde a lo que demandara el consistorio.

Para rematar el debate, Gracia Suso reprochó al PSOE que no haya respetado las comisiones acordadas al llevar a pleno esta moción tan solo dos semanas después y sin que estos órganos se hayan reunido todavía.

Viviendas para mayores

El pleno aprobó por unanimidad declarar de especial interés y utilidad pública municipal el bloque de viviendas para personas mayores de la calle Pilar Narvión número 2, propiedad de la Sociedad Fomento de Alcañiz SLU, atendiendo a que sus inquilinos constituyen “un colectivo especialmente vulnerable”.

Sobre esta declaración, la corporación aprobó también bonificar en un 95% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de las mismas viviendas, que están “utilizadas en régimen de alquiler destinado a personas mayores de 65 años y con rentas menores a 2,5 veces el IPREM”.

Deuda

En su moción del autobús, el PSOE pedía que parte de los más de 1,2 millones de euros que el Ayuntamiento acaba de ingresar en concepto de impuesto de obras del nuevo hospital sean invertidos en la mejora del transporte urbano (un bus cuesta unos 150.000 más IVA, dijo), si bien el PAR le recordó que todo el dinero debía ir a amortizar deuda. De hecho, en un punto anterior del pleno se aprobó precisamente una modificación de créditos para que este ingreso extraordinario suplemente la partida destinada a deuda en el presupuesto de este año, en virtud de la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el anterior Gobierno de la nación.

En otro orden de cosas, el alcalde explicó que próximamente, cuando tenga los informes del secretario y del interventor,  creará una comisión especial del agua para abordar qué hacer con el servicio después de que en 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón anulara y declarara ilegal la concesión de la gestión a Aquagest-Aquara por 29 años a cambio de un anticipo del canon de 2,3 millones de euros.

Además, Gracia Suso explicó que se va a alquilar un nuevo vehículo de basuras, mientras llega el nuevo que se incluye en el presupuesto de este año, para sustituir al actual, que deja un reguero de líquido lixiviado que causa malos olores constantes en las calles.

Ganar reprochó que la gran bandera de España instalada en marzo presente ya un gran agujero y preguntó si está en garantía, a lo que el alcalde respondió que no lo sabe. La formación de izquierdas acusó también al equipo de gobierno de adjudicar las subvenciones con criterios “clientelistas”, en relación a las asignaciones que han recibido El Cachirulo, la Semana Santa y Ercávica, con gran masa social. El Plan Estratégico de Subvenciones para el ejercicio 2018 fue aprobado por 11 votos a favor (PP, PSOE y PAR) y tres abstenciones (Ganar).

Por otra parte, el equipo de gobierno informó de que el periodo medio de pago a proveedores en el segundo trimestre de 2018 fue de 3,87 días.