Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

El PP ve “indignante” la situación del hospital de Alcañiz y habla de “sectarismo” El PP ve “indignante” la situación del hospital de Alcañiz y habla de “sectarismo”
Joaquín Juste

El PP ve “indignante” la situación del hospital de Alcañiz y habla de “sectarismo”

Reacciones a la resolución del contrato

El presidente del PP de Teruel y diputado en las Cortes de Aragón, Joaquín Juste, ha tachado de "indignante" la situación del Hospital de Alcañiz cuando hoy estaría finalizado si Ejecutivo de Javier Lambán no actuara con "sectarismo" y hubiera mantenido el proyecto que dejó el Gobierno anterior.

"Tendríamos un hospital terminado y los bajoaragoneses tendrían servicio, pero por el sectarismo del Gobierno de Lambán no tenemos hospital", ha remarcado Juste ante la decisión del Servicio Aragonés de Salud de iniciar el expediente de resolución del contrato de obra para la construcción del nuevo Hospital de Alcañiz (Teruel) por el incumplimiento de los plazos parciales y la imposibilidad de cumplir con la fecha prevista de ejecución de los trabajos.

Lo más grave, ha apuntado Juste, es que no se sabe cuando estará el hospital, porque será necesario un nuevo proyecto y se tendrá que adjudicar de nuevo y, a su juicio, lo que hay es falta de interés en invertir en ese centro.

Juste ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa relativa a las enmiendas presentadas por el PP a los Presupuestos de Aragón de 2020, que a juicio de la portavoz del PP, Mar Vaquero, van a acarrear más deuda, déficit, paro y gasto y menos inversión y priorizan el confort del presidente, Javier Lambán, y sus socios a costa del bienestar de todos los aragoneses.

Vaquero ha remarcado que las enmiendas de su grupo están dirigidas a impulsar la actividad económica para fomentar el empleo, a la mejora de la calidad de los servicios públicos y a la "inversión pura y dura", porque las previstas no llegan siquiera al nivel de 2015.