Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El primer curso sobre labores de desmantelamiento de la central de Andorra empezará el 29 de junio

Endesa, INAEM y Ayuntamiento de Andorra han presentado las acciones formativas para trabajadores

Endesa, en colaboración con el Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) y el Ayuntamiento de Andorra (Teruel) ha programado tres cursos de formación profesional con 950 plazas en los que tendrán preferencia trabajadores o exempleados de las contratas de la central térmica de Andorra, desempleados del municipio, mujeres y parados de larga duración.

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, el director gerente del Inaem, Raúl Camarón, y el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, han presentado en rueda de prensa estos cursos, el primero de los cuales, centrado la prevención de riesgos laborales de cara a las tareas de desmantelamiento de las instalaciones de la central, comenzará el próximo 29 de junio.

Esta acción formativa, que tiene por objeto mejorar la confianza, el arraigo con la comunidad local y la empleabilidad de los trabajadores de la zona, es una de las medidas de creación de valor compartido contempladas en el plan Futur-e de Endesa.

El primero de los cursos contará con la participación de 200 alumnos, repartidos en 4 convocatorias; el segundo, dirigido al montaje de placas solares se extenderá a 600 alumnos en 12 convocatorias y el tercero, del que se realizarán 6 convocatorias, será un curso de operación y mantenimiento de plantas eólicas y solares en el que participarán 150 alumnos, informa Endesa en una nota de prensa.

Los cursos de desmantelamiento, impartidos por SGS Tecnos y Quirón Prevención y que se prolongarán hasta mayo de 2021, contemplan un módulo de formación de riesgos básicos, de 60 horas, módulos de formación específica en trabajos de demolición, de 43 horas, formación en primeros auxilios, 20 horas, y 77 horas más de formación complementaria.

Los cursos de montaje de paneles solares, de 48 horas, y de operación y mantenimiento de plantas eólicas y solares, de 90 horas (30 de ellas, prácticas) serán impartidos por la empresa Ekypo, que ya ha participado en anteriores formaciones de Endesa, y se extenderán hasta diciembre de 2021.

El Inaem se encargará de la selección de acuerdo con los citados criterios, que también tendrán en cuenta a interesados procedentes de las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Martín, Cuencas Mineras y Bajo Aragón.

El Plan de Futuro de Endesa incluye la recolocación de los 153 empleados de la central, así como dar total prioridad a la contratación de trabajadores de las actuales empresas auxiliares para el desarrollo de las actividades de cierre y desmantelamiento de la planta, que se prolongarán durante un periodo aproximado de entre 4 y 6 años, y que generarán alrededor de 130 empleos.

A los empleados de la central se les están ofreciendo recolocaciones, de manera personalizada, en distintos puestos de trabajo de la compañía según sus funciones, de acuerdo con la proximidad geográfica a su actual entorno laboral, y también se les propondrá para los trabajos del cierre y desmantelamiento de las instalaciones.

Los trabajadores de las empresas contratistas tendrán la oportunidad de realizar cursos de formación, tanto para sumarse a esos trabajos como para poder ser contratados en las nuevas instalaciones renovables que la empresa desarrollará en la zona.

Hasta la fecha, Endesa ya ha realizado seis formaciones relacionadas con el montaje de paneles solares y de supervisión, operación y mantenimiento de parques eólicos.

El Plan Futur-e de Endesa, diseñado en tres fases hasta finales de 2026, tiene como objetivo final la construcción de 1.725 MW de potencia, de los que cuales 1.585 MW corresponderán a plantas fotovoltaicas y 140 MW a parques eólicos y otros 160 megavatios adicionales de almacenamiento en baterías.

La realización de estas instalaciones generará 4.014 empleos en la etapa de construcción y 138 empleos durante más de 25 años en las actividades de operación y mantenimiento.

La primera fase, que se iniciará en enero 2021 y finalizará a principios de 2022, contempla la construcción de un parque fotovoltaico de 50 MW, que se construirá dentro del perímetro de la actual central térmica, y la construcción de un parque eólico, de 49,4 MW de potencia que se instalará en Ejulve.

La segunda fase, que se desarrollará de marzo de 2022 a junio de 2023, prevé impulsar 235 megavatios de energía solar fotovoltaica y 54,3 MW de almacenamiento en baterías, y se instalará en gran medida dentro del perímetro de la actual central térmica.

Para la tercera y última fase, que se iniciaría en mayo de 2023 y finalizaría a principios de 2026, se construirían 1.300 MW de potencia fotovoltaica, 90 MW de energía eólica y 105 MW de almacenamiento en baterías. La potencia asociada a estas fases se construiría en terrenos de los términos municipales de Andorra, Alcorisa, Alcañiz, Calanda e Híjar.

Estos proyectos de energías renovables son adicionales a los que la empresa está realizandoen Aragón como los trece parques eólicos situados en las provincias de Teruel y Zaragoza, con una potencia total conjunta de 424 MW y que fueron conectados en 2019.

Además, la empresa va a construir en 2020 en Zaragoza y Teruel parques eólicos con una potencia total de 82 MW.