Síguenos
El primer plan de restauración de zonas mineras tendrá un coste de 76 millones El primer plan de restauración de zonas mineras tendrá un coste de 76 millones
La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, durante su visita a la comarca de El Bierzo (León). EFE/ Ana. F. Barredo

El primer plan de restauración de zonas mineras tendrá un coste de 76 millones

Ribera pide a las CCAA mineras que aporten el 25% de los fondos del plan de restauración de las explotaciones

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha asegurado que el primer plan de restauración de zonas mineras tendrá un coste de 76 millones de euros y ha reclamado a las comunidades autónomas afectadas por el cierre de minas que comiencen a trabajar para aportar el 25% de los fondos destinados al plan de restauración de explotaciones mineras como requiere la normativa.

Así lo ha avanzado la ministra en su visita a la comarca leonesa de El Bierzo, donde ha asistido a una reunión de trabajo para analizar los convenios de transición justa. Allí ha señalado que hasta el momento desde el Ministerio se han identificado las líneas específicas de transición para el conjunto de las zonas afectadas que son fundamentalmente León y Palencia en Castilla y León, Asturias y Teruel en Aragón.

De este modo ha señalado que desde el Ejecutivo central se apunta a un coste de 76 millones de euros para el primer plan de restauración de zonas mineras, un punto en el que ha mostrado su "preocupación" al comprobar que los avales disponibles, aquellos que presentaron las empresas mineras cuando desarrollaban su actividad, "no llegan al 3%".

Ante esta situación, Ribera ha señalado que el 25% de los fondos deberán ser aportados por las comunidades autónomas afectadas, algo que exige la normativa y que, como ha destacado, debe ser activado "rápidamente" porque "es empleo" y se necesita para poder "activar el trabajo". "Eso es lo inmediato", ha aseverado.

Ribera ha explicado además que en total el Ministerio para la Transición Ecológica destinará unos 600 millones para desarrollar los convenios que impulsen la actividad económica en zonas de transición. Así, tras el encuentro celebrado este martes en la comarca leonesa ha aclarado que estos convenios permitirán movilizar los recursos que el Estado asigna a la transición justa a través de diferentes fondos.

Para Ribera el encuentro que se ha celebrado este martes hay sido "muy provechoso". "Tenemos poco tiempo pero hay que aprovecharlo", ha manifestado, tras lo que ha reconocido que es necesario trabajar para facilitar la "transición" y la "transformación" de una zona asociada tradicionalmente al carbón y a la minería.

Así, la ministra ha abogado por centrarse en la "realidad" tras el cierre de las minas a 31 de diciembre de 2018 y las centrales térmicas en proceso de clausura, cuyo desmantelamiento permitirá generar actividad inmediata, algo que, a su juicio, "no es suficiente". "Es necesario trabajar en qué pasará más allá entre los distintos actores locales y sociales, hay que encontrar el modo en el que se quiere vivir, asentar población y actividad económico en el territorio", ha destacado.

Para avanzar en la consecución de esas fórmulas Ribera ha pedido "esfuerzo" por parte de "todos", desde la premisa de que existen políticas europeas de acompañamiento que van desde la disponibilidad de recursos asociados a los ingresos de la subasta de derechos de misión, a un fondo de transición justa. "Hay que utilizar de la manera más inteligente los recursos para restauración de zonas minera".

En este sentido, también ha abogado por impulsar incentivos regionales que se centren en la búsqueda de la capacidad de actuación en el ámbito de las energías renovables para avanzar así en mecanismos de desarrollo rural y luchar contra el reto demográfico.

Tras analizar estas cuestiones Ribera ha apostado por identificar propuestas, evaluar su viabilidad económica para, finalmente, plasmar el resultado en los convenios de transición justa que permitan avanzar tanto en un futuro inmediato como en el medio plazo.

Tras el encuentro Ribera no ha ocultado que en la reunión se ha trasladado la preocupación tanto de alcaldes como de trabajadores sobre cómo "encarrilar" cada uno de los cierres, por lo que ha pedido que no se trabaje de forma "aislada" en una cuestión sobre la que ha considerado "capital" sumar "todas las sinergias".

Así, ha defendido que no es posible sustituir una "macroactividad" por otra "macoracitivad" sino que es necesario generar un semillero de actividades que se "consolide, avance y crezca" y que pueden estar relacionadas con el sector energético, la agroindustria o las actividades del tercer sector.