Síguenos
El puente medieval que estaba bajo el pantano de Santolea será desmontado piedra a piedra El puente medieval que estaba bajo el pantano de Santolea será desmontado piedra a piedra
El puente se construyó en el camino que unía Castellote con Mirambel y Cantavieja. R. Figueras

El puente medieval que estaba bajo el pantano de Santolea será desmontado piedra a piedra

La nueva ubicación para la infraestructura no se ha decidido y tampoco hay por ahora presupuesto
Cruz Aguilar

El puente medieval que ha aparecido con el vaciado del embalse de Santolea será desmontado para salvarlo de las obras de construcción de la nueva presa, que permitirá almacenar más del doble del volumen de agua actual y cuyo muro de contención está proyectado justo en ese punto. Los trabajos para su desmontaje, que se hará piedra a piedra, arrancarán próximamente y los llevará a cabo una empresa especializada bajo la supervisión de un arqueólogo.

Acuaes, la sociedad pública Aguas de las Cuencas de España, que es la empresa constructora, asumirá el coste para la retirada de las piedras, según confirmó Ramón Millán, alcalde de Castellote, quien destacó que, finalmente, el monumento medieval se preservará. 

La movilización para lograr salvar el puente la iniciaron a través de la plataforma Change.org dos particulares, Adolfo Giner y Ricardo Figueras, que lograron sumar más de 1.700 firmas. Figueras reconoció estar muy contento con la decisión de desmontar la estructura, aunque matizó que la petición de la plataforma incluía su montaje en otro lugar, algo que, por ahora, no está contemplado ni cuenta con financiación. Figueras recalcó que es importante reconstruirlo y se temió que la falta de presupuesto haga que las piedras permanezcan durante años amontonadas en palés.

El informe sobre el desmontaje del puente fue entregado este mismo miércoles por Acuaes en el Servicio Provincial de Patrimonio, que será quien autorice los trabajos. Sin embargo, la previsión es que pronto cuenten con todas las autorizaciones necesarias porque el desmontado es la única opción para salvar la infraestructura medieval. 

Su ubicación futura

Fuentes del Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón indicaron que Patrimonio estudió el monumento “desde el primer momento” y confirmaron que se procederá a su desmontaje. Sin embargo, matizaron que todavía está pendiente decidir dónde se instalará porque para ello hay que analizar toda la documentación y el estado de los sillares.

También desde la agrupación Santolea Viva aplaudieron la conservación de un puente que, según explicó la presidenta, Laura Berné, está cargado de simbolismo porque, hoy por hoy, es el único superviviente de un pantano cuya construcción, en los años 30, y ampliación en los 60, dinamitó la vida de todo un pueblo.

Tanto Santolea Viva como el Ayuntamiento de Castellote coinciden en que un lugar óptimo para su ubicación es el Barranco de Dos Torres, donde además plantean construir un espacio lúdico deportivo que sirva de zona de esparcimiento estival, según confirmó Millán. El primer edil comentó que su idea es incluir este proyecto, que contemplaría recorridos senderistas e incluso la construcción de un pequeño embarcadero, en las obras de restitución del pantano de Santolea, que la CHE aún tiene pendientes en Castellote.

Al parecer, el trabajo de embalado de las piedras no va a afectar demasiado a las obras de construcción de la presa, que podrán continuar mientras tanto. Ramón Millán explicó que el desmontaje se hará construyendo una cimbra de metal que sujete el puente para que se puedan ir retirando todas las piedras, que se almacenarán en palés, precintadas con plástico, en las instalaciones que la CHE tiene en la zona. 

En este sentido, el arqueólogo Javier Ibáñez, que fijó la cronología del puente en el siglo XV, especificó que el paso previo es la realización de fotogrametría, que crea un mapa detallado del monumento en tres dimensiones. Después las piedras se irán retirando una a una y previsiblemente no resultarán dañadas porque se trata de una sillería de calidad. Ibáñez recordó que no es la primera vez que se desmonta un monumento para evitar que sea anegado por las aguas de un embalse y citó a modo de ejemplo la portada de la Iglesia de Jánovas, aunque en ese caso se reconstruyó de nuevo de forma inmediata. Por otro lado, Ibáñez comentó que una de las dificultades para volver a montar el puente está en localizar una topografía adecuada.

Proyectada su destrucción 

Existía constancia de la ubicación del puente y por eso en el proyecto se incluyó una partida para proceder a su destrucción, que era necesaria para acometer las obras porque justo la presa está planteada en ese mismo punto. Sin embargo, una vez bajó el nivel de las aguas y salió a la luz el monumento, quedó patente su relevancia histórica y Acuaes se hará cargo del desmantelamiento de la infraestructura.

Carlos Casas, que es ingeniero de caminos y experto en puentes, especificó que se trata de uno de los más relevantes de Teruel no solo por su antigüedad, sino por “la perfección con la que está ejecutado, en toda la provincia hay solo tres o cuatro similares”, recalcó.

Algunos miembros del equipo técnico que se ocuparán de los trabajos de desmantelamiento de la estructura medieval visitaron la construcción la semana pasada. Buena parte del puente está actualmente a la vista, pero el desmontaje incluirá los cimientos, ahora bajo el barro.