Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El turismo accesible se perfila como un nicho de mercado para el sector El turismo accesible se perfila como un nicho de mercado para el sector

El turismo accesible se perfila como un nicho de mercado para el sector

La X Jornada de Ocio y Turismo celebrada en Alcañiz resalta nuevas posibilidades

El turismo accesible es un nicho de mercado que hay que aprovechar en la actual situación de postpandemia, y el primero que tome la delantera en ese ámbito estará en mejores condiciones para competir. Así lo puso de manifiesto este viernes el presidente de la Fundación Ceste, José María Marín, durante la 10ª Jornada de Reflexión en torno al Ocio y el Turismo en Aragón que se celebró en la sede de la Comarca del Bajo Aragón, en Alcañiz.

La situación actual tras la pandemia hará que muchas empresas partan de cero, “habrá mucha competencia, por lo que tiene que haber creatividad, mucho emprendimiento y se tiene que aprovechar la oportunidad, porque, después de cada crisis, y esta ha sido una muy fuerte que ha paralizado el turisno a nivel nacional e internacional, hay oportunidades, y tenemos que ser capaces de crear una sensibilización hacia lo que es el sector de la sostenibilidad y la discapacidad”, afirmó Marín. Para el presidente de Ceste “el que antes logre adaptarse al momento será el que esté en mejores condiciones para competir”.

El presidente de Ceste se refirió a la coyuntura actual del sector turístico poco antes de la inauguración de las jornadas, en las que también participó, además del presidente de la Comarca del Bajo Aragón, Luis Peralta, la directora general de Turismo de Aragón, Elena Allué, quien resaltó que “el futuro del turismo pasa por la especialización y los programas a la carta”.

Allué enfatizó que el Ejecutivo autonómico “no sólo ha modificado normativas para permitir que los establecimientos turísticos no tengan barreras arquitectónicas y se adapten, sino que también queremos ser más ambiciosos para abordar un tipo de turismo, el accesible, en el que no sólo se hable de las barreras, sino de la formación, la capacitación, etc y que las personas con discapacidad tengan una guía para acceder a espacios abiertos, a senderos, en los que estamos invirtiendo para que las personas puedan acceder”. No en vano, Allué hizo hincapié en que las personas con discapacidad o con dificultades de movilidad, de visión o de audición “tienen los mismos derechos y tenemos que ser ambiciosos”.

Lineas de apoyo

La directora general de Turismo de Aragón también destacó que la dirección general ha puesto en marcha “lineas de apoyo específico” y que se han publicado “convocatorias desde hace años para eliminar barreras en todo tipo de alojamientos turísticos, en patrimonio arquitectónico, para hacer el turismo accesible”.

Las jornadas celebradas ayer en la Comarca del Bajo Aragón contaron también con la participación de Izaskun De Benito, directora de Equalitas Vitae, una consultora nacional especializada en Turismo accesible que trabaja para empresas interesadas en convertir sus establecimientos o servicios en accesibles e inclusivos para todo tipo de personas.

Según De Benito, “no tenemos porcentajes de establecimientos adaptados en Aragón, aunque se está trabajando bastante en accesibilidad física en los últimos años”. No obstante, añadió que queda mucho por hacer aún en otros ámbitos de la accesibilidad como son la auditiva o la intelectual.

Involucrar a todo el sector

La responsable de la consultoría hizo hincapié en que para hablar de accesibilidad en el ámbito turístico hay que involucrar a todo el sector. “Para que un destino sea inclusivo a todas las personas, hay que intentar que haya una cadena de accesibiliad turística, desde el transporte a la oferta y al alojamiento, a las actividades, etc. Hay que ofrecer al viajero que tiene necesidades de accesibilidad una oferta completa, y no estamos hablando solo de sillas de ruedas, sino que se tiene que trabajar para que cualquier persona con discapacidad pueda viajar de forma segura”.

Puso como ejemplo de no inclusión los paneles informativos al uso, pues “no basta con que contengan información en relieve y en braile, sino que a los paneles se les puede añadir un código QR para que, a través de un escaneo, se active un video que lleve incorporada una locución con una explicación que ofrezca una descripción de lo que se está viendo”. Además, añadió, “ese video puede incluir subtítulos y lengua de signos para que sea accesible a personas con dispacidad visual, auditiva o intelectual”.

Para Izaskun De Benito, la normativa actual en accesibilidad “se centra en la discapacidad física” y, por tanto, “es insuficiente, ya que no tiene en cuenta a otras personas como las que presentan discapacidad auditiva, visual o intelectual. Además, enfatizó que es importante cambiar la mentalidad y que “hay que ver la accesibilidad no como algo obligatorio sino como una oportunidad de negocio, que es lo que es”, declaró la experta.

Un mercado importante

El presidente de la Fundación Ceste destacó que el mercado de la movilidad reducida en el ámbito del turismo es cada vez más importante. En este sentido, hizo hincapié en que en España “existen personas que van reduciendo su movilidad a medida que avanza la edad y su esperanza de vida; no sólo las personas con discapacidad son personas con necesidades de tener establecimientos adaptados”, apostilló. Y en este sentido, enfatizó que “el establecimiento que sea capaz de generar un servicio, bien hostelero, de destino turístico, de hospitalidad, el que sea capaz de ofertar algo para estas personas, se habrá adelantado”.

Por otro lado, hizo hincapié en que este es un público objetivo al que el sector turístico debería prestar atención. “Los clientes con discapacidad gastan un 30% más que el resto, van acompañados y viajan por lo menos dos veces al año, por tanto son clientes de primer nivel y hay que llegar a ellos, por eso hay que ser creativos y ofertar servicios y destinos y rutas que realmente hagan atractivo el destino a estas personas”, enfatizó el presidente de Ceste.

Mucho por mejorar

Con todo, José María Martín reconoció que “no hay datos” que permitan hacerse una idea sobre el grado de sostenibilidad de los alojamientos turísticos en el campo de la movilidad. “No tenemos información concreta sobre el número de establecimientos adaptados y, aunque cada año hay algo más, todavía estamos lejos de lo deseable”. En este sentido, reconoció que “ya hay rutas que se pueden hacer con sillas de ruedas, pero desgraciadamente ir con una persona en silla de ruedas a muchos sitios significa que alguien se quede con ella en un lugar y que el resto accedan a la zona que se va a visitar”, añadió.

El redactor recomienda