Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Barranco del mortero de Alacón, donde hay varias pinturas rupestres protegidas

Eligen al Parque del Río Martín como un proyecto modelo de “buenas prácticas”

Seleccionado desde Interreg para que forme parte de una base de datos de ámbito europeo

El proyecto del Parque Cultural del Río Martín ha sido seleccionado como ejemplo en la base de datos de buenas prácticas por los responsables de política de Interreg Europe. Que sea un modelo de gestión único en Europa amparado además por una ley de parques culturales exclusiva de Aragón y que responda a una gestión con una alta participación de la sociedad civil rural son algunos de los aspectos considerados para que el proyecto haya pasado a ser considerado un modelo a seguir en el conjunto de la Unión Europea.

Este importante reconocimiento le llega al Parque Cultural del Martín en el año en que cumple los 25 años de su constitución, por lo que ser considerados una “buena práctica” dentro del ámbito europeo es una de las mejores noticias que podrían recibir aquellos que lo han impulsado, defendido y gestionado durante tantos años, como es su gerente, Pepe Royo, alma máter de todo el proyecto. 

Para Royo, “este es un reconocimiento al trabajo de muchísimos años que creemos va a ser muy positivo para los años venideros, puesto que ser considerado una buena práctica implica que otras personas que estén pensando o planeando poner en marcha iniciativas parecidas  se fijarán en nuestro modelo de gestión para aplicarlo y vendrán a visitar la zona para ver cómo trabajamos”, enfatizó.

El proyecto se presentó este año semanas después de la declaración del estado de alarma en España. “Con la pandemia y con las consecuentes restricciones de movilidad, nos pusimos a trabajar en diferentes proyectos de cara a la promoción y difusión del Parque Cultural del Río Martín” y presentamos nuestro proyecto de la mano de la Oficina de Programas Europeos de la Diputación de Teruel, porque tienen mucha capacidad de gestión y personal”, explicó Royo. 

De la mano de la técnico de esta Oficina, Laura Gascón, el proyecto del parque cultural del Martín se presentó al programa Ramsad de Interreg y fue seleccionado como una buena práctica. Según Gascón, “al ser reconocido como proyecto de buenas prácticas, el Parque Cultural pasa a formar parte de una plataforma a nivel europeo a la que tienen acceso todas aquellas personas que están realizando proyectos en la Unión Europea”.

Replicabilidad

Del Parque del Martín, añadió la técnico, “se ha evaluado su calidad y su replicabilidad, lo que supone que se recomienda visitar la zona para copiar la buena manera de hacer que han demostrado” durante sus 25 años de existencia. Gascón enfatizó que el hecho de que exista una ley de parques culturales en Aragón, posterior a la propia constitución de la asociación del río Martín, “es uno de los aspectos que se ha tenido en cuenta, así como que esta figura de protección es exclusiva de Aragón”. Según Gascón, “que la ley fuera posterior indica que fue el Parque Cultural el que promovió y ayudó a la redacción de la ley para crear una figura que protegiera el patrimonio de manera integral y eso permitió que se desarrollara su estructura”. 

En otro orden de cosas, “también han tenido en cuenta que el Parque incluye pinturas de arte rupestre entre su patrimonio y estas son patrimonio de la Humanidad”, e igualmente “se ha considerado muy relevante la participación que tienen las asociaciones vecinales, culturales y, sobre todo, los ayuntamientos dentro de la estructura de los parques culturales” así como la potenciación que se lleva a cabo con toda la gestión del turismo rural, un tema del que la UE está tomando mucha conciencia después de la pandemia por coronavirus”, explicó la técnico de la Diputación. ”El hecho de que el turismo rural evite problemas de contagios y apoye la economía cercana también está muy bien valorado”, añadió.

Por su parte, la diputada de Desarrollo Territorial de la Diputación de Teruel, María Ariño, enfatizó que “desde la Diputación de Teruel damos visibilidad a todo tipo de acciones que se llevan a cabo en la provincia a través de los proyectos de la Unión Europea. Sobre todo aquellas ideas o actividades que pueden servir a otros territorios con similares características para revertir la situación de despoblación, como ha sido el caso de la iniciativa del Parque Cultural del río Martín, dentro del proyecto Ramsad, que ha sido incluida dentro de la plataforma de aprendizaje político de la convocatoria. Es algo muy reseñable porque ahí solo van las más relevantes y únicas, lo que a estas alturas de la convocatoria es todo un éxito por la gran cantidad de proyectos sobre turismo que se desarrollan a nivel europeo” .

Lo que se valora

El proyecto del Parque Cultural del Río Martín ha sido incluido en la Plataforma de aprendizaje de políticas, dentro del proyecto Ramsat. El programa Interreg destaca que en “Aragón existe una forma jurídica con el objetivo de proteger el patrimonio de un territorio singular, conjugando atractivo natural y patrimonio cultural”. En este sentido, se destaca que la forma jurídica de “parque cultural” fue creada en 1997 para permitir la gestión del patrimonio cultural y natural excepcional y que la provincia de Teruel cuenta con 4 de los 7 parques culturales actuales de la región de Aragón y que pertenecen al Arte Rupestre de la Cuenca del Mediterráneo en la Península Ibérica, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el mayor grupo de yacimientos de arte rupestre de Europa.

Según el informe que ha elegido al parque, esta asociación cuenta en su territorio con “dos Patrimonios Mundiales de la Unesco: el Arte Rupestre y el Mudéjar de Aragón”. Además, se hace hincapié en el “rico patrimonio geológico, paleontológico, una gran variedad de especies protegidas de fauna y flora y otro patrimonio clasificado como construcciones de piedra seca, fortificaciones y castillos y antiguo patrimonio industrial artesanal”.

El documento recuerda que “la región se enfrenta a un gran desafío demográfico y territorial que pone en riesgo la preservación de su rico patrimonio cultural”, de manera que la ley de parques culturales “pretende prevenirlo”.

Otro aspecto que se elogia es que “la forma jurídica de Aragón promueve la participación ciudadana con la representación de los municipios y las asociaciones locales relevantes en la conservación del patrimonio. A nivel local, ofrece una vía para la reutilización del territorio mediante el turismo rural y posibilita un desarrollo sostenible de áreas escasamente pobladas con escasos recursos”. Además, añade, “Teruel es uno de los territorios involucrados en la transición de la minería del carbón y en este contexto, los sectores del turismo y la hostelería son cruciales para el desarrollo socioeconómico”.

En cuanto a los recursos necesitados para su puesta en marcha se cifran en una persona a jornada completa y ocho gestores de cada museo local, con un presupuesto fijo anual de 60.000 euros y un presupuesto variable de conservación y protecciones por año, dependiendo de las subvenciones  que va desde 30.000 a 100.000 euros). La mayor parte de la financiación, añaden desde Interreg, es regional, aunque resaltan que cada municipio hace una aportación anual. Con 20.000 visitantes al año, la inversión pública ha rondado el millón de euros.