Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Empieza la excavación para encontrar los restos del maqui turolense Francisco Serrano Empieza la excavación para encontrar los restos del maqui turolense Francisco Serrano
Lidia Serrano, hija de Francisco, en el centro, junto a su hija y autoridades, en el inicio de la excavación

Empieza la excavación para encontrar los restos del maqui turolense Francisco Serrano

Los trabajos en el cementerio de Els Reguers de Tortosa continuarán durante esta semana

La dirección general de Memoria Democrática de la Generalitat de Cataluña ha iniciado una excavación en el cementerio de Els Reguers, en Tortosa, para la localización de los restos del maqui turolense Francisco Serrano Iranzo, conocido como El Rubio. Natural de Castellote, la búsqueda de Serrano la inició su hija Lidia, que ahora tiene 84 años, inscribiendo el caso de la búsqueda de su padre en el Censo de personas desaparecidas.

Los trabajos empezaron el miércoles de la semana pasada, pero quedaron interrumpidos por las lluvias que cayeron el jueves y el viernes en toda la zona.  Es por ello que hasta ahora no se han producido novedades en torno a esta búsqueda, según confirmó la nieta de Francisco Serrano, Ángeles Castel Serrano, que estuvo presente junto a su madre en los primeros trabajos de búsqueda del miércoles.

La búsqueda de Serrano se ha iniciado en un punto del cementerio situado junto a la puerta y cerca de la tapia. El lugar fue identificado por un vecino que tenía siete años cuando vio como enterraban al El Rubio. 

El maqui actuó entre las comarcas del Maestrazgo, Els Ports de Castellón y la Terra Alta junto al guerrillero Florencio Pla, conocido como La Pastora. Ambos asaltaron una masía cerca de Tortosa en agosto de 1954 e intentaron secuestrar a la hija de los masoveros para obtener dinero y comida. Uno de los hijos, oficial de milicias, tenía una pistola escondida y aprovechó una distracción para disparar a Serrano. Los dos guerrilleros huyeron, pero Serrano no pudo continuar debido a las heridas que presentaba y murió en las proximidades del lugar del asalto. Un alguacil y un sereno trasladaron a Serrano hasta el cementerio de Els Reguers y lo enterraron en el suelo.

La Guardia Civil comunicó a la familia la muerte de Serrano, pero no autorizó el traslado del cadáver hasta Castellote. Y eso es lo que ahora quiere conseguir la familia, enterrar a Serrano en el pueblo, después de 66 años de su muerte.

La nieta del maqui, Ángeles Castel, confía en que los restos de su abuelo estén allí donde señaló el único testimonio que hay del enterramiento. “La persona que ha fijado el lugar es un hombre que tenía siete años cuando ocurrieron los hechos, y aseguró que se le quedó grabado el lugar; está convencido, incluso asegura que cada vez que entraba en el cementerio no podía dejar de mirar ese lugar, porque es algo que le marcó de pequeño”,comentó Ángeles Castel. La nieta de Francisco Serrano afirma que, “además, hay una partida de defunción que señala que está allí enterrado”.

El departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña ha obtenido una muestra del ADN de la hija de Serrano. Los restos que se encuentren durante la excavación se cotejarán con esta muestra para determinar la identidad y después se trasladarán a Castellote.

Fuentes de la investigación arqueológica señalaron que se están analizando dos ubicaciones posibles del enterramiento. La más factible es aquella en la que se ha empezado a trabajar, aunque, en el caso de que fallara esta zona, los arqueólogos barajan otro emplazamiento en la parte derecha del cementerio.

En cualquier caso, la nieta de Francisco Serrano comentó que “el que parece que tiene más probabilidades de que sea el enterramiento de mi abuelo es este en que se está trabajando ahora, porque hay cruces en los alrededores -el enterramiento no está señalizado- y en una de ellas aparece la fecha de 1954, que es el mismo año de la muerte”.

330 personas localizadas

La dirección general de Memoria Histórica de la Generalitat de Cataluña informó de que la fosa del cementerio de Els Reguers es la trigésimo tercera que se abre gracias al Plan de Fosas, programa que, desde 2017, planifica y calenda la abertura de fosas comunes y realiza trabajos de identificación y excavación. Hasta ahora se han recuperado los restos de 330 personas, según las mismas fuentes.

Compañero de La Pastora, fue jefe de un batallón

Francisco Serrano Iranzo, más conocido como El Rubio, nació en Pitarque el 25 de septiembre de 1911. Vecino de Val de la Bona, en el término municipal de Castellote, se incorporó a la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón en octubre de 1946. Llegó a ser jefe del segundo batallón del 17 sector en 1954. Falleció en 1954 en el asalto a una masía de arroceros en el término municipal de Tortosa. Recibió dos balas en el estómago y murió.

Formó un grupo independiente con Florencio Pla Meseguer, más conocido como La Pastora, con el que estuvo durante más de cuatro años. El guerrillero logró arrastrarlo fuera de la masía que habían asaltado, pero terminó abandonándolo junto a una acequia al no poder hacer nada por su vida.