Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los empresarios turísticos de las comarcas del Matarraña, Bajo Aragón y Maestrazgo, en rueda de prensa

Empresarios turísticos de tres comarcas turolenses reclaman reducciones fiscales

Matarraña, Bajo Aragón y Maestrazgo instan al resto a unirse a la reivindicación

Los empresarios de las asociaciones de turismo de las comarcas del Matarraña, Bajo Aragón y Maestrazgo, que representan a 81 establecimientos de la provincia de Teruel, reclamaron a las administraciones públicas que actúen con ayudas directas y rebajas fiscales para que las pequeñas empresas del medio rural del sector puedan superar la “gravísima situación” en la que se encuentran, tras un 2020 en el que han podido trabajar sólo cuatro meses. 

Tras el manifiesto hecho público este jueves con todas sus reclamaciones, los empresarios turísticos de las tres comarcas pidieron a las administraciones públicas la creación de “una mesa de diálogo” para consensuar estas medidas, e instaron al resto de asociaciones y organizaciones empresariales de la provincia a hacer suyas estas reivindicaciones, porque “juntos haremos más fuerza”.

Las tres asociaciones empresariales pidieron “una mesa de diálogo para consensuar qué medidas pueden ayudar a nuestros negocios a la supervivencia”, según enfatizó la presidenta de la Asociación de Empresarios del Matarraña, Marta Ferrás, quien resaltó que “muchas familias están al borde del cierre de los establecimientos”. 

En el manifiesto , las tres asociaciones se dirigieron a todas las administraciones, en especial al Gobierno de Aragón y a la Diputación de Teruel, para reclamar  lineas de ayudas directas y subvenciones a fondo perdido, aplazamientos tributarios hasta el tercer trimestre de este año, reducción de las cuotas de la Seguridad Social, así como cualquier otro incentivo fiscal que permita la supervivencia de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

El manifiesto fue suscrito por 81 establecimientos de tres comarcas, pero no por las dos organizaciones profesionales del sector, a las que se trasladó el documento “antes del 10 de diciembre”, según desveló el empresario Javier Moragrega, quien explicó que “ni Cepyme ni CEOE vieron claro apoyar este manifiesto, cuando consideramos que sí era el momento para haberlo hecho, puesto que nuestras empresas están creando economía en las zonas rurales”. 

En este sentido, recordó cómo “en el Pirineo, todos, desde los políticos hasta los empresarios , han ido a una reclamando medidas ante la difícil situación del sector de la nieve provocada por los cierres, mientras que en la provincia de Teruel no ha ocurrido lo mismo”, criticó Moragrega, que recordó que “si las asociaciones empresariales del resto de comarcas hubieran apoyado este manifiesto, tendríamos mucha más voz ahora mismo”. A su juicio, “las organizaciones empresariales están para apretar, para que las empresas de las zonas rurales también recibamos las medidas de apoyo adecuadas”.

Los empresarios turísticos hicieron hincapié en la situación que afrontan, con hipotecas que pagar, sin ingresos y con los mismos impuestos que sufragar en un momento en el que todavía se restringe más la movilidad, tal y como ocurrió con el confinamiento perimetral de Alcañiz y Teruel capital. 

“Cómo quieren que paguemos impuestos si no tenemos ingresos”, se preguntó Moragrega, mientras otra empresaria del Matarraña, Ana Marta Romeo, denunció que desde octubre, “aunque no hemos tenido cierre por estado de alarma, se ha producido un cierre encubierto, porque han cerrado la provincia de Zaragoza y las provincias limítrofes”. 

Según Romeo, “entendemos un cierre perimetral de Aragón, pero no el provincial, cuando nos encontramos en una de las provincias más despobladas de España, donde predominan los espacios abiertos y se puede caminar en soledad por el campo. Teruel es un destino seguro”, enfatizó. 

La empresaria recordó que “por un lado se nos aplican las mismas medidas que a las ciudades”, pero no los mismos incentivos fiscales. Moragrega instó a la Diputación a que “informe a los ayuntamientos de cómo bonificar el IBI a sus empresarios, porque seguro que muchos estarían dispuestos a hacerlo”. 

Por su parte, Mariano Balfagón, de la Asociación de Empresarios del Maestrazgo, reivindicó un encuentro “con representantes de las diferentes administraciones para buscar una solución al turismo y a la hostelería en las zonas rurales”. Y la gerente de la Asociación Turismo Bajo Aragón, Nieves Ballestero, pidió ayudas directas y resaltó las dificultades que los empresarios de las zonas rurales tienen que afrontar para sostener sus negocios.