Síguenos
Empresas de alimentación y transporte del Bajo Aragón, las que menos sufren el parón por Covid Empresas de alimentación y transporte del Bajo Aragón, las que menos sufren el parón por Covid
El vicepresidente del Bajo Aragón entregó en Cañada de Verich mascarillas a trabajadores de las obras

Empresas de alimentación y transporte del Bajo Aragón, las que menos sufren el parón por Covid

El Bajo Aragón vuelve a la actividad, con el comercio y ciertos servicios totalmente parados

La crisis económica que ha traído debajo del brazo el Covid-19 ha afectado a las empresas del Bajo Aragón como a dos caras de la misma moneda. En un lado está la cara, con el sector del transporte y la alimentación, y en  el otro la cruz, con el sector del comercio, la hostelería y suministros, la construcción y todos aquellos que están vinculados con la atención al público.

El sector del transporte y el de la alimentación en el Bajo Aragón han sido los que menos han notado el parón de actividad provocado por la declaración del estado de alarma. El primero ha seguido trabajando tanto como antes del 14 de marzo, mientras que el segundo ha tenido incluso que aumentar, en algunos casos, la plantilla para responder a la demanda.

Las empresas volvieron el martes a trabajar después del lunes de Pascua, festivo en la Tierra Baja. En el polígono Las Horcas de Alcañiz, alrededor del 80% de las empresas han vuelto a la actividad tras 15 días de parón obligado, según Manuel Giménez, presidente de la asociación de las empresas que se encuentran instaladas en este área.  

Con todo, el regreso al trabajo no se ha producido al mismo ritmo que había antes del inicio de la crisis sanitaria. Muchas empresas están abiertas, pero "no hay plena actividad, porque ha habido ERTEs, algunas empresas trabajan a turnos para no concentrar a muchos trabajadores o simplemente no están al 100%", indicó. 

Así es en todos los sectores, salvo en el transporte y la alimentación, donde ahora se trabaja más. Frutos Secos Alcañiz, Vicoliva, Conservas Calanda o Preparados Alimenticios SA, entre otros, son una excepción en medio del parón económico que están sufriendo. También hay otra excepción: el sector del comercio y todo aquel que trabaja abierto al público. Aquí el parón es del 100%.

Entre unos y otros se encuentra el sector de la construcción, donde no tienen claro todavía muchas cuestiones relacionadas con el levantamiento de la prohibición de acudir a trabajar. Los autónomos lo están haciendo, según fuentes de la asociación del Polígono Las Horcas, y también empresas que tienen abiertos tajos en lugares donde no transita público. Por el contrario, obras en el casco urbano o de rehabilitación siguen paradas.

El martes, primer día de trabajo

El martes fue el primer día en recuperar actividad después de los 15 días de parón decretados por el estado de alarma. Entre las empresas que han vuelto a trabajar está Spain Rubber, una de las que emplea a mayor número de trabajadores en el Bajo Aragón. La compañía volvió con toda la plantilla para dar salida a los pedidos que quedaron pendientes 15 días atrás.  No obstante, buena parte del trabajo de esta empresa depende del sector del automóvil, que sigue parado. "Muchos clientes no tienen previsto reanudar la actividad, porque trabajan para la empresa del automóvil, y las plantas del sector parece ser que hasta final de mes o principios de mayo no volverán",  indicó el gerente, Heriberto Lasa.

En función de la carga de trabajo que quede a principios de la semana que viene, la empresa se planteará hacer un ERTE. "Actuaremos en función de las necesidades de producción", apuntó Lasa.

Este lunes en Spain Rubber volvió toda la plantilla a sus puestos. "Si la semana que viene no llegan pedidos, no podrá ser así, pero hasta entonces veremos. Aunque la industria del automóvil está parada, la de bandas transportadoras, para la que también trabajamos, está con actividad", añadió.

Desde el martes y también durante el día de hoy, la agrupación de Protección Civil del Bajo Aragón ha repartido mascarillas en los polígonos industriales de la comarca del Bajo Aragón. "El material es insuficiente", valoró el presidente de la Asociación de Las Horcas. Las empresas han procurado suministrarse antes de que se decretara el estado de alarma. En el caso de Spain Rubber, por ejemplo, "tenemos de todo, mascarillas, guantes, gafas, hidrogeles, etc y en medidas de seguridad hemos incorporado todo lo necesario”.

Los cambios legislativos de los últimos 15 días han generado confusión entre los empresarios. "El real decreto era confuso", valoró Lasa. "Al principio, muchas cosas suenan bonitas, pero cuando se hurga en el fondo, todo se complica a la hora de solicitar las medidas que se plantean, porque a determinadas ayudas solamente se puede acceder si no se supera determinada facturación, los ERTEs han de ser por causas económicas, etc", enfatizó.

Por su parte, Giménez reconoció que "al principio sí era confusa la legislación, pero ahora lo que ocurre es que cambian las medidas cada día y hay que adaptarse”. 

En Las Horcas "muchas empresas están trabajando de puertas para adentro". Los empresarios están preocupados por cómo volverán a tomarle el puso a la actividad. "Creemos que volver a lo de antes no va a ser posible, habrá ralentización de la economía, porque esto será como una rueda, que cuando se para  cuesta que vuelva a entrar en funcionamiento”. Otro agravante será que las medidas de seguridad que habrá que tomar se notarán en el comercio y eso conllevará “la tendencia a comprar a través de internet”.