Síguenos
Endesa cede equipos procedentes de la térmica de Andorra a la Politécnica de Madrid Endesa cede equipos procedentes de la térmica de Andorra a la Politécnica de Madrid
Miguel Ángel Asún y Carlos Platero sellan el acuerdo de cesión de equipos. Endesa

Endesa cede equipos procedentes de la térmica de Andorra a la Politécnica de Madrid

Ambas entidades firman un acuerdo de colaboración
banner click 244 banner 244

Endesa y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid han firmado un acuerdo de cesión de equipos procedentes de la central térmica de Andorra. El convenio ha sido suscrito por Miguel Ángel Asún, director de Operación y Mantenimiento de Carbón de la compañía eléctrica, y por Carlos Platero, catedrático de este apartado de la entidad universitaria.

Endesa y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid mantienen una estrecha colaboración desde hace años que en esta ocasión se ha materializado en la cesión, en primera instancia, de cuatro relés interruptores utilizados, cuando estaba en explotación, en el centro de control de la planta a carbón de Andorra.

Con esta firma Endesa ratifica su compromiso con los principios de la economía circular, dotando a los elementos que pertenecieron a la térmica de una nueva vida útil, y con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 4, ya que contribuye al ámbito de la educación pública. Con esta iniciativa Endesa pretende dar una segunda vida y compartir con la comunidad los elementos y equipos utilizados en su actividad, a través de donaciones a instituciones, centros educativos y entidades sin ánimo de lucro, explica la compañía en una nota de prensa.

En desmantelamiento

La Central Térmica Teruel fue construida entre los años 1974 y 1979. Durante sus cuatro décadas de actividad produjo 224.000 gigavatios hora (GWh), equivalentes al consumo de electricidad peninsular durante un año. Para ello necesitó 142 millones de toneladas de carbón, de las que 110,9 millones fueron de mineral nacional y 31,7 millones de producto importado.

Endesa inició su proceso de desmantelamiento en 2020 y, en paralelo, presentó un plan de futuro para la zona que contempla una inversión de 1.800 millones de euros para la implantación de nueva industria y el desarrollo de 1.843 MW de nueva potencia, esta vez, renovable. Se espera que en los próximos días se inicie el proceso de información pública del macroproyecto energético.

El desmantelamiento de la central térmica, que se encuentra ya en un grado de avance superior al 95 por ciento, es una operación de gran complejidad técnica que ha movilizado a más de 250 personas de mano de obra directa, subraya Endesa.