Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Endesa no contempla en ningún caso preservar la chimenea de la central térmica de Andorra Endesa no contempla en ningún caso preservar la chimenea de la central térmica de Andorra
Mariano Lacarta e Ignacio Montaner, el pasado junio en la térmica. M. N.

Endesa no contempla en ningún caso preservar la chimenea de la central térmica de Andorra

El desmantelamiento, como las contrataciones, sigue en compás de espera

Endesa no contempla en ningún caso preservar la chimenea de la central térmica de Andorra, “la torre Eiffel” de la provincia tal como la definió la semana pasada la agrupación de electores Teruel Existe, que rechazó que los trabajos de desmantelamiento acaben con el icono energético.

“Es una idea, no es la primera vez que nos la comentan pero desde el entorno lo que se nos ha pedido son proyectos que generen trabajo y sean realistas”, dijo en declaraciones a Aragón Radio el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, que indicó que el desmontaje de la planta no comenzará hasta finales de semana o comienzos de la siguiente. 

Interfiere en el macroparque

La chimenea “es una estructura singular que estuvo diseñada para un funcionamiento de 40 años y que tiene unos costes elevadísimos de mantenimiento”, dijo Montaner, que no contempla preservar este elemento de 343 metros de altura por no darse las condiciones de seguridad necesarias y porque “interfiere en nuestro proyecto renovable” de 1.725 megavatios, “el mayor proyecto renovable en Europa en estos momentos”.

“No sé si se han mantenido chimeneas de las características de las de Andorra, con una altura superior a 300 metros. Hay que dedicarle una cantidad importante de trabajos de mantenimiento, preventivos y correctivos, a lo largo de toda la vida que ha tenido”, añadió Montaner.

El director general de Endesa en Aragón indicó que se trabajaba “en todos los trámites necesarios para iniciar las obras” de desmontaje tras obtener la licencia “no hace más de diez días”.

En este punto, la UTE Moncobra-Rebilita “ya ha empezado a reclutar gente, a hacer las primeras entrevistas para el personal que va a hacer falta para la primera parte del desmantelamiento, el parque de carbones, y también estamos haciendo los trámites previos, todas las comunicaciones a organismos indicando que vamos a iniciar las obras de inmediato”. Con todo, “a finales de esta semana o la próxima semana empezarán físicamente lo que son los trabajos en el parque de carbones”, señaló.

“Estamos pensando desde hace tiempo en ese futuro que nos reclamaba Andorra y toda la comarca. Siempre que hemos hablado con todos los agentes sociales nos han insistido en la necesidad de crear una alternativa a la térmica”, añadió Montaner, que informó de que los proyectos fotovoltaicos y eólicos “están presentados y esperamos que en el segundo semestre de este año ese primer parque en terrenos de la térmica se empiece a construir, y el año que viene el segundo”.

Para ello, antes de verano está previsto que se inicien los cursos de montaje de parques renovables, mientras que en estos momentos se desarrolla el tercer curso para la prevención de riesgos en el desmontaje.

“La guinda del pastel” la pondrá el electrolizador de 60 MW de hidrógeno verde, asociado a 335 MW de potencia renovable. Pero todo ello depende que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico adjudique a Endesa “la potencia que deja libre la térmica”, para lo que está previsto “un concurso-subasta” para el que la eléctrica está “trabajando para que sea el más atractivo”.

Los trabajadores desconfían

“No sabemos si quieren hacer una entrada triunfal de máquinas y trabajadores o qué, pero a día de hoy no sabemos de ninguna persona que haya hecho los cursos y la vayan a contratar”, dijo el portavoz de la Plataforma de  trabajadores de las subcontratas, Nicolás Bespín.

“Ojalá estuviéramos en marzo 70 personas allí trabajando, pero lo veo muy precipitado. Yo he estado 31 años en la térmica y a mí no me pueden engañar. Con cuatro máquinas neumáticas, unas palas y cuatro camiones van a sacar toda la chatarra rápido”, vaticinó, “y las tareas más específicas se las darán a especialistas que vendrán de fuera”.

Mientras tanto, “estamos cien personas para contratar, con los cursos hechos como decía Endesa, pero si luego la empresa le pasa el testigo a la UTE y el mensaje es que no tiene obligación de contratar a gente de aquí, eso va a ser lamentable”, prosiguió Bespín. Al igual que él, sus compañeros están todos apuntados en la bolsa del Instituto para la Transición Justa, que precisamente el lunes contactó con ellos para interesarse por su situación.

“Aún no han llamado a gente para trabajar en el desmantelamiento”, ratificó el presidente del comité de empresa de la térmica, Alejo Galve, quien supuso que las contrataciones se empezarán a agilizar esta semana para que los operarios comiencen a trabajar a partir del lunes. 

Los operarios de las anteriores contratas llevan siete meses y medio en el paro, por lo que en la zona hay expectación por saber si, “como nos han dicho, habrá unas 70 personas trabajando en marzo y cien o más en verano, un número que daría desahogo a Andorra”, admitió el también secretario general de UGT-Teruel.

No obstante, “vamos a estar vigilantes, no sea que la empresa empiece a traer gente suya y los de aquí se queden fuera con los cursos hechos”, dijo Galve, que recordó que el compromiso es el de contratar a un 80% de trabajadores de la zona como mínimo y que hay un acuerdo entre Endesa, Gobierno de España y sindicatos para priorizar al personal de subcontratas. También velarán los representantes de los trabajadores por que las condiciones de trabajo sean dignas, así como que la prevención con respecto al Covid-19 sea exhaustiva.

Por último, Galve cargó contra Teruel Existe por plantear la preservación de las esculturas esbeltas de la térmica ahora que van a comenzar las tareas de desmantelamiento. “Es vergonzoso y lamentable que no hablaran con el ayuntamiento ni con los sindicatos antes de hacer esta propuesta. ¿Qué hacemos? La dejamos ahí como en Escucha o Aliaga? ¿Quién paga el mantenimiento? Yo soy el primero al que le fastidia no ver la térmica porque llevo toda la vida aquí, pero hay que entender que la prioridad ahora es que la gente pueda trabajar y quedarse en su pueblo”, concluyó.