Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner (derecha), y el director de la central de Andorra, Mariano Lacarta. EFE/Antonio García

Endesa priorizará la contratación local en el desmantelamiento de la térmica de Andorra

Cuenta atrás para el cierre de la central

A cuatro días del cierre definitivo de la central térmica de Andorra, la mirada ahora está puesta en el desmantelamiento de las instalaciones, y Endesa ha definido que, como mínimo, se llevará a cabo con un 30 por ciento de personal local y contará con los 153 empleados del centro, además de dar prioridad para los trabajadores de las subcontratas.

Así lo ha asegurado este viernes el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, en una visita a las instalaciones andorranas, donde ha señalado que en los pliegos de condiciones para los trabajos de desmantelamiento una “condición indispensable” para la adjudicación es que al menos se contrate un 30% de personal local y que si esa cifra alcanza el 85 % “habrá una bonificación”.

Montaner ha explicado a los medios de comunicación que el cierre de la central térmica de Andorra será el 30 de junio, aún sin la autorización del Ministerio para la Transición Ecológica, porque el centro no cumple con la nueva normativa europea de emisiones que entra en vigor el 1 de julio, aunque ha precisado que sin esa autorización no se pueden adjudicar los trabajos de desmantelamiento.

Mientras tanto, el director general de Endesa en Aragón ha indicado que comenzarán con los trabajos de predesmantelamiento y ha confiado en que, si la autorización ministerial llega durante el mes de julio, la central térmica de Andorra podría comenzar a desmantelarse en el cuatro trimestre del año, es decir, sobre el mes de octubre.

Para esas labores de cierre y desmantelamiento de la planta, desde Endesa han confirmado la recolocación de los 153 empleados de la central, así como dar “total prioridad” a los trabajadores de las actuales empresas auxiliares, y han detallado que se prolongarán durante un periodo aproximado de cuatro a seis años y que generarán alrededor de 130 empleos.

En este sentido, Montaner ha recordado que esta semana han lanzado la primera convocatoria de los cursos de formación para capacitar en desmantelamiento, que comenzará el próximo lunes y ha recibido “mucha demanda”, y ha augurado que la segunda convocatoria empezará a mediados de septiembre, mientras que la tercera será entre noviembre o diciembre.

Por el momento, y hasta que el 30 de junio las chimeneas de la central térmica de Andorra dejen de echar humo para siempre, un último grupo de trabajo está quemando las más de 10.000 toneladas restantes para tener “todo el carbón quemado” el 1 de julio, tal y como ha concluido el director general de Endesa en Aragón.