Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Fernando Galve, presidente de la Ruta del Tambor y el Bombo: Fernando Galve, presidente de la Ruta del Tambor y el Bombo:
Fernando Galve, esta semana en el Museo de la Ruta del Tambor y el Bombo. M.N.

Fernando Galve, presidente de la Ruta del Tambor y el Bombo: "Si hay salud, habrá más Semanas Santas; lo importante es que estemos todos"

El consorcio tamborilero pide extremar las precauciones durante estos días

El presidente de la Ruta del Tambor y Bombo, Fernando Galve, lamenta que, por segundo año consecutivo, la Semana Santa no se pueda celebrar como los tamborileros de los nueve pueblos del Bajo Aragón desearían: en cuadrilla y con las calles abarrotadas de visitantes. Pero la pandemia obliga de nuevo a suspender las concentraciones y el consorcio tamborilero pide responsabilidad y prudencia para ganar en salud y que la fiesta sea por todo lo alto cuando sea posible celebrarla.
-Por segundo año consecutivo, ha habido que suspender los actos multitudinarios de Semana Santa.
-Es una decisión triste y dura porque a los tamborileros lo que nos gusta es tocar el tambor. Pero la situación es la que es y tenemos que hacer caso a todos los decretos que han publicado las diferentes administraciones. La esencia de la Ruta del Tambor y Bombo es tocar unidos, en camaradería, reunidos con familiares, con amigos, con multitud de visitantes abarrotando las calles de nuestras plazas y nuestros pueblos. Y eso es precisamente lo que no se puede hacer. Desde la Ruta del Tambor y Bombo emitimos un comunicado en el que explicamos que los nueve ayuntamientos se ven obligados a suspender por segundo año consecutivo todas las concentraciones multitudinarias de tamborileros –procesiones, rompidas de la Hora, los fines de redobles– y pedimos la máxima prudencia y responsabilidad para que no haya celebraciones masivas.
-La potestad para organizar actos simbólicos ya depende de cada municipio.
-Efectivamente, cada municipio es soberano en hacer actividades en su pueblo. La mayoría de ayuntamientos siempre se reúnen con juntas coordinadoras, supremas o locales de Semana Santa, con sus parroquias también, y son los que organizan. La Ruta hace de nexo de unión por todo lo que supone la Semana Santa del Bajo Aragón, pero realmente quienes tiene la potestad son las diferentes localidades.
-Los tamborileros lo tienen muy claro: hay que esperar lo que sea necesario para volver a reunirse en las plazas.
-Yo creo que la gente está siendo muy responsable. Así como el año pasado fue un shock y nadie nos esperábamos todo esto, en esta ocasión algo había en el foro interno de los tamborileros. Se habían suspendido carnavales y fiestas en otras Comunidades Autónomas y todos sabíamos que lamentablemente esto iba a pasar.
-A diferencia del año pasado, esta vez no está prohibido salir a la calle. ¿Cómo han vivido este Domingo de Ramos?
-Ha sido un Domingo de Ramos muy raro, porque es un día festivo en todos los municipios entre las procesiones, vía crucis, exaltaciones locales o el concurso de Híjar, con lo que supone. El domingo tuve que estar allí para atender a medios de comunicación y era una cosa muy rara, además salió un día excepcional en todos los sitios. Me consta que hubo mucha gente en las celebraciones religiosas, aunque no pudo haber procesión. Lo cierto es que hay una diferencia sustancial con respecto al año pasado. En 2020 no se podía pisar la calle y este año sí.
-¿Va a romper la Hora el presidente de la Ruta en Andorra?
-Por supuesto, con mis hijos. La tradición no hay que perderla y lo voy a hacer en la intimidad de mi casa. Como hay toque de queda a las once de la noche yo lo haré en el balcón de mi casa, con mis hijos y como lo hemos hecho siempre. Pero se pide muchísima responsabilidad, muchísima prudencia y por favor que la gente que lo haga sea en sus casas, en la intimidad, con sus familiares y esperar a que llegue el año que viene, que si hay salud habrá más Semanas Santas. Lo importante es intentar que estemos todos.
-Y será mucho más intenso, porque estarán haciendo unas ganas tremendas...
-Y tanto. Ya se sabe lo que supone para un tamborilero del Bajo Aragón la Semana Santa. El año que viene se va a coger todo con muchísimas ganas. Están las Jornadas Nacionales de Alcorisa pendientes, no se nos olvide el trabajo que han hecho allí los alcorisanos y que por dos años se han tenido que posponer; están las Jornadas de Convivencia de la Ruta que se harán en Alcañiz cuando sea posible y celebraremos ese 50 aniversario que teníamos que haber conmemorado en 2020, dándole visibilidad; y por supuesto las procesiones, el Romper la Hora, los fines de redobles… Yo creo que la gente tiene muchas ganas. Esperemos que todo vaya bien, que el proceso de vacunación mejore y hagamos caso a las recomendaciones de las diversas administraciones para que cuanto antes podamos pasar esto y podamos volver a una normalidad.
-¿Aprovechan este tiempo de impás para trabajar cuestiones internas de la Ruta?
-Sí, yo entré de presidente en 2019 y empezamos a elaborar absolutamente todos los preparativos, que son complejos: sacar el concurso del cartel, que estuvo en el stand de Aragón en Fitur porque no olvidemos que somos Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y Fiesta de Interés Turístico Internacional. Por tanto, tenemos cierto peso. Estamos a la altura de las manifestaciones culturales más importantes del mundo, y tenemos que ser conscientes de eso y trabajar para seguir manteniendo ese prestigio. Luego ya elaboramos los trofeos de las Jornadas de Convivencia, la difusión en prensa, la impresión... pero nos pasó lo que nos pasó. Aún así, el 5 de septiembre de 2020 hicimos un pequeño acto del 50 aniversario. Fue breve, escueto y sencillo porque no podíamos hacerlo de otra manera. Y los nueve firmamos un manifiesto en el que reafirmábamos nuestro compromiso. Hemos sacado el cartel de esta Semana Santa 2021, aunque algo nos decía que no iba a poder ser. Pero tampoco queríamos dejar de seguir teniendo esa promoción. Y también estamos modificando el proyecto museográfico del Museo de la Ruta del Tambor y Bombo, no porque esté mal sino porque hay cosas que tienen que ir evolucionando. No aparece, sin ir más lejos, que somos Patrimonio Cultural de la Humanidad, y estamos trabajando en la señalización en la carretera para que quien pase por Híjar sepa que estamos ahí. También estamos trabajando en las redes, en Facebook sobre todo, y en la página web de la Ruta. No paramos. 
-¿Qué están publicando en redes estos días?
-Se están poniendo fotos de Jornadas de Convivencia pasadas, también una colección de fotos que hicieron dos tamborileros y que nos las han cedido... Cosas que surgen de los propios protagonistas de la fiesta, y recordando lo que tendríamos que estar viviendo en cada momento y no podemos vivir.
-¿Cuándo se puede visitar el museo?
-Todo el año, de martes a sábado se puede contactar con nuestro guía, Alfredo, en el teléfono 600 247 281, y previa cita telefónica enseña el museo con todas las medidas de seguridad. Es una forma rápida, pero sencilla y amena de conocer la Semana Santa porque hay vídeos, sonidos, puedes tocar el tambor… A lo mejor este año que no se puede disfrutar de las celebraciones, sería interesante que la gente pudiera conocer igualmente lo que somos y la importancia de una tradición ancestral que se transmite de padres a hijos, que nos ha llegado y tenemos que seguir manteniendo. Esa es la misión de la Ruta, seguir manteniendo y promocionando este legado.