Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Inauguración de la planta baja, en la que luce una placa en honor a Eusebio y Vicente, en agosto de 2017. M. N.

Germanwings aporta 100.000 euros más a la residencia de Urrea de Gaén

La viuda de Vicente Segundo, fallecido en el accidente de los Alpes, logra fondos para acondicionar la primera planta

La familia de Eusebio y Vicente Segundo Martín, los hermanos de Urrea de Gaén que fallecieron en 2015 en el accidente aéreo de Germanwings en los Alpes franceses, ha inyectado otros 100.000 euros en la residencia de la localidad de Bajo Martín a través del fondo social de la compañía que permitirán habilitar una escalera de emergencia y acondicionar la primera planta con la puesta a punto de las primeras cinco habitaciones con baño. 

Hace ya unos años que el consistorio no recibe fondos de administraciones para progresar con la residencia, un proyecto faraónico de 1,8 millones de euros para un pueblo como Urrea, de apenas 430 habitantes. Es por ello que el alcalde, Joaquín Lafaja, se deshizo en elogios para la familia, que no es la primera vez que colabora con este centro.

La primera vez fue en 2017, cuando Sonia, la hermana de los fallecidos, negoció ante Lufthansa –el grupo empresarial al que pertenece Germanwings– para beneficiarse de las indemnizaciones o ayudas sociales que la compañía ofrece a los familiares de las víctimas de siniestros de esta magnitud. En aquella ocasión fueron 100.000 euros que sirvieron para inaugurar una sala de juegos y televisión para la tercera edad, y una segunda dependencia dedicada a la lectura, con  ordenadores para que los mayores se familiaricen con el uso de las nuevas tecnologías. Uno de los tabiques de esta habitación, inaugurada el 16 de agosto de 2017, está decorado con una placa en honor a los hermanos.

En esta ocasión, el detalle viene de la viuda de Vicente, Carmela Gracia, que se ha hecho con otros 100.000 euros que ya están ingresados en la cuenta del consistorio para acometer las obras de la primera planta, que el alcalde espera que tengan continuidad con otras inyecciones económicas de las administraciones. “Hace ya unos años que no nos dan nada”, aseguró. Precisamente, Lafaja tenía este viernes una reunión con la Delegación del Gobierno de Aragón en Teruel.

El edificio, diseñado como centro de día en la planta baja y residencia en las plantas superiores, ha sufrido un parón y sigue al 55% de ejecución.

Lafaja asume que es inviable que, cuando esté acabada, la residencia la pueda gestionar el propio ayuntamiento, por lo que hace un llamamiento a otras administraciones públicas para que se hagan cargo o aporten ideas. Entre las opciones que baraja el consistorio está redimensionar el proyecto para que haya menos plazas pero mejor atendidas, dentro de un cambio de paradigma en el modelo asistencial a la tercera edad que debería deparar la pandemia. También plantean trabajar con fundaciones, no solo de personas mayores sino también con discapacidad. Destinar alguna planta a viviendas tuteladas también sería una opción para Lafaja, que no quiere que el millón de euros invertido ya se tire por la borda. 

Sesé creará 14 empleos

En la reunión de Lafaja con la Delegación del Gobierno de Aragón salió a relucir también el proyecto del grupo Sesé para invertir 2 millones de euros en una planta de abonos en la localidad que crearía 14 empleos, “algo que significaría el asentamiento de 14 familias”, valoró Lafaja. El ayuntamiento se ha comprometido a llevar los servicios a la parcela donde está previsto que se ubique esta industria. “Quieren empezar la construcción este mismo año”, afirmó el regidor.