Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Gres de Aragón lanza una oferta de empleo para Alcorisa y Alcañiz Gres de Aragón lanza una oferta de empleo para Alcorisa y Alcañiz
Estado de las obras de la planta de fertilizantes de Ariño

Gres de Aragón lanza una oferta de empleo para Alcorisa y Alcañiz

Samca prevé abrir pronto la fábrica de fertilizantes

El Grupo Samca ha lanzado esta semana una oferta de empleo para la empresa Gres de Aragón,  “en plena fase de expansión” y que generará 58 nuevos puestos de trabajo directos con la reapertura de su fábrica en Alcorisa. 
Una semana después de que el Consejo de Gobierno de Aragón declarara de interés autonómico el proyecto de Alcorisa, según el cual el grupo hará una inversión de 16,3 millones de euros, la empresa ha lanzado su oferta de empleo destinada a operarios, “puestos directos de producción” que se integrarán en los centros de trabajo de la compañía en Alcañiz y Alcorisa. 
Las funciones principales serán las de “operación industrial propias de cada uno de los puestos de producción a ocupar”, para lo que la empresa busca personas “con una formación de grado medio de FP o grado superior en las especialidades de perfil electromecánico o similar”. 
Según la oferta, la empresa priorizará a aquellas personas con “residencia o vinculación con las comarcas del Bajo Aragón o Andorra-Alcorisa”. 

Primer trimestre de 2019
El grupo Samca aprovechará las instalaciones de la antigua planta de Gres de Aragón en Alcorisa para poner un marcha un proyecto minero e industrial que tiene como objetivo valorizar las arcillas extraídas en sus minas de la provincia de Teruel y desarrollar nuevos productos cerámicos.
El proyecto incluye la creación de una planta de fabricación de fachadas ventiladas y de un centro de I+D+i para el desarrollo de nuevas pastas y productos cerámicos. Está previsto que entren en funcionamiento en el primer trimestre de 2020.
Esta iniciativa, junto a la planta de fertilizantes organominerales que supondrá una inversión de 41 millones de euros y la generación de 85 puestos de trabajo en Ariño, contribuirán a mitigar  el impacto socioeconómico derivado del cierre de la térmica y el fin de la minería del carbón destinado a uso energético.
Samca cuenta con explotaciones mineras en Ariño, Oliete, Estercuel y Castellote, de las que el año pasado se extrajeron cerca de un millón de toneladas de arcillas, una actividad en torno a la cual ha decidido desarrollar un proyecto global de valorización que incluye tres grandes actuaciones complementarias.
La ubicación de las nuevas instalaciones en Alcorisa es una decisión expresa del grupo empresarial para garantizar que los efectos de creación de riqueza y de empleo se concretan en la zona y permiten mitigar los efectos del cierre de la actividad minera vinculada al carbón de uso energético.
Así lo transmitió la empresa a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la visita que realizó en enero a Andorra y Ariño, en la que el grupo confirmó que los 42 empleados de plantilla propia que tenía en sus centros de extracción de carbón se iban a dedicar a la restauración de estas minas y que el 76% de los empleados de subcontratas (118) iban a continuar trabajando para la empresa. 

Un mes en construcción
Por otra parte, Samca lleva un mes trabajando en levantar su planta de fertilizantes en Ariño, una fábrica de 17.000 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 52.000. La empresa quiere que la producción arranque también en el primer trimestre de 2020. 
El proyecto prevé la generación de hasta 85 puestos de trabajo directos cuando esté a pleno rendimiento, a los que irán asociados unos 40 indirectos. 
La planta, que también ha sido declarada de interés autonómico –lo cual reduce a la mitad los plazos de tramitación administrativa–, se dedicará a la producción industrial de fertilizantes organominerales a partir de leonardita y lignito, que mantendrá una extracción no energética.
Tendrá una capacidad productiva de 100.000 toneladas al año y llevará aparejado un centro de I+D+i dotado de laboratorio y planta piloto para testar nuevos desarrollos antes de pasar a producirlos industrialmente.