Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Hife alega que el Ayuntamiento de Alcañiz sobrevalora los costes en la estación Hife alega que el Ayuntamiento de Alcañiz sobrevalora los costes en la estación
Estación de autobuses de Alcañiz, donde un autobús de Hife espera la llegada de viajeros

Hife alega que el Ayuntamiento de Alcañiz sobrevalora los costes en la estación

La empresa considera que con la mitad de lo que calcula el informe municipal se cubren gastos

La empresa de transportes Hife ha solicitado al Ayuntamiento de Alcañiz que establezca una tarifa plana de 6.000 euros anuales para hacer frente a los gastos de limpieza diaria de los baños públicos de la estación de autobuses en el procedimiento de consulta previa pública que el equipo de gobierno ha llevado a cabo para la redacción de un reglamento de explotación de la instalación. La compañía considera que éste es el único servicio activo en la estación y que esa dotación sería suficiente para cubrir costes, y no los 12.000 euros que ha estimado el Ayuntamiento en un estudio económico elaborado por sus servicios técnicos.

En su escrito de alegaciones, la compañía, que es la que más rutas de transporte gestiona en el Bajo Aragón, también reclama que “no se repercutan en los usuarios del transporte gastos que tienen que ver con deficiencias de construcción o actos vandálicos que nada tienen que ver con el normal funcionamiento de una estación” que, de por sí, ya tiene un volumen de tráfico de viajeros bastante bajo.

Asimismo, Hife pide el aplazamiento de la entrada en vigor de la tasa municipal por el uso de la estación a enero del próximo año, con objeto de ver cómo evoluciona la pandemia de coronavirus, puesto que se espera que ésta sea positiva y permita un repunte de la demanda de movilidad de usuarios en el transporte público.

Tasas por viaje y billete

El Ayuntamiento de Alcañiz tiene intención de sufragar los costes de gestión de la estación de autobuses de la avenida Maestrazgo mediante las tasas que cobrará por viaje, billete y alquiler de taquillas, entre otros ingresos, a las empresas de transporte que utilicen la terminal. Así se pone de manifiesto en el estudio de viabilidad encargado por el Ayuntamiento para la regularización del servicio, que acarrea unos costes, según sus estimaciones, de 12.000 euros al año.

En cualquier caso, esos costes podrían ser superiores, ya que no se han tenido en cuenta las intervenciones que ha realizado la brigada municipal de obras en este espacio para el arreglo de distintos desperfectos, según valora este mismo documento.

El estudio económico establece una tasa de 0,3 euros por viaje que realice cada una de las compañías de transporte que utilizan la estación, otra 0,06 euros por billete para los trayectos inferiores a 100 kilómetros y de 0,09 euros por billete para los trayectos de más de 100 kilómetros. Con los ingresos generados, más los del alquiler de las taquillas, el Ayuntamiento cree que podría  ingresar los 12.000 euros anuales que cuesta mantener a punto la terminal durante los doce meses del año.

Se estima que la estación puede generar otros ingresos por viajes discrecionales, por venta de alimentos y bebidas mediante la instalación de máquinas vending o incluso que se pueden percibir otros ingresos por la colocación de publicidad dentro de las instalaciones. La estación dispone de dos taquillas que se podrán alquilar si alguna de las empresas de transporte desea utilizarlas como punto de venta.

 

Tráfico débil

Hife es la principal empresa que opera en esta estación, con lineas regulares y un contrato de programa del Gobierno de Aragón que tiene origen y destino en esta estación. Todas son lineas, según apunta la compañía en su escrito de alegaciones, de tráfico débil. Desde la llegada de la covid, la caída del tráfico y de la demanda de viajeros ha sido importante. La empresa estima que en el Bajo Aragón ha sido del 49,7% con respecto a la demanda anterior.

Muchas Comunidades Autónomas, según la empresa, han tenido que acudir al rescate de las lineas que operan las lineas regulares de transporte, dada la situación en la que las ha dejado la pandemia, por lo que considera que éste no es “el momento” más adecuado para la entrada en vigor de una tasa por el uso de la instalación, puesto que las lineas gestionadas, asegura la empresa, “son deficitarias” y si se aplicara ahora habría que repercutir los costes en los viajeros y usuarios de las lineas a través del incremento de tarifas de billetes.

La valoración económica de los costes de gestión de 12.000 euros anuales parece a la compañía “desorbitada para la tipología de lineas que se explotan” en Alcañiz y también “para los servicios que ofrece la estación”, pues no existe personal propio que vigile los andenes, abra o cierre la estación o asista a los viajeros. Tampoco, añade la empresa, existe una cafetería que pueda hacer más confortables las esperas. Igualmente, no hay personal de mantenimiento ni seguridad contratada y, apostilla, incluso algunos vecinos del entorno aparcan dentro de la estación, sin que exista “la presencia disuasoria de la Policía Local”. Con todo, la empresa argumenta que, con la disminución del número de viajeros con la pandemia, “es más necesaria una estación que cueste poco mantener”.

La compañía propone una tarifa mucho menor, de 6.000 euros como máximo anuales, a prorratear de manera proporcional con los diferentes operadores. Esta cantidad, entienden desde la empresa, “es suficiente” para sufragar los costes de limpieza diaria de los baños, que es la única, advierte, que se realiza. En este sentido, recuerda que los 15.000 euros anuales que puede costar el servicio al Ayuntamiento tienen más que ver “con actos vandálicos y con deficiencias constructivas”, más que con los costes que arrastra el servicio.

La empresa es partidaria de no repercutir esta tasa en los viajeros “para no desincentivar más la recuperación de la demanda”. Además, alega que de producirse un sobrecoste de la linea, éste debería ser tenido también en cuenta en los contratos programas que se operen con el Gobierno de Aragón, puesto que tampoco está contabilizado.