Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Hosteleros del Matarraña denuncian el cierre del primer hotel de la zona Hosteleros del Matarraña denuncian el cierre del primer hotel de la zona
Los hosteleros leyeron un comunicado frente a Fonda Aparicio

Hosteleros del Matarraña denuncian el cierre del primer hotel de la zona

Reivindican “corredores seguros” para facilitar la movilidad hacia el campo

Vestidos de negro, bajo un cielo encapotado y una lluvia fina, los hosteleros del Matarraña se encontraron el lunes por la mañana a las puertas de la Fonda Aparicio de Fuentespalda para asistir a lo que denominaron como “el primer entierro hotelero del Matarraña”, esto es, la primera empresa del sector que cierra sus puertas por la crisis de la Covid-19.

Unos 15 hosteleros arroparon en esta triste convocatoria a Guillermo Guzmán, que ha regentado Fonda Aparicio desde hace seis años y que ha cerrado sus puertas porque no puede hacer frente a los gastos que ocasiona el mantenimiento del negocio en un momento en el que, por la falta de movilidad regional e interprovincial, no hay clientes a los que atender.

El sector turístico del Matarraña pidió otra vez a la administración autonómica que establezca “corredores seguros hacia zonas rurales” como el Matarraña, con amplios espacios abiertos, poca población y bajos índices de contagio, según enfatizó el portavoz de la Asociación de Empresarios, Javier Moragrega.

Los empresarios se desplazaron hasta Fuentespalda para “dar apoyo moral a Guillermo, que se ha visto obligado a cerrar por la situación, porque no hay que olvidar que los hosteleros estamos haciendo frente a gastos de 9.000-10.000 euros fijos y estamos echando mano de nuestros ahorros”, destacó.

Para Moragrega, “el problema de toda esta situación es la falta de movilidad”. Según recordó, “se ha confinado a las ciudades, donde continúan aumentando los casos cada día, lo que significa que el problema de esta crisis sanitaria no se soluciona acabando con la movilidad”. 

Los hosteleros hicieron hincapié en que han realizado inversiones para adaptarse a la normativa de la Covid-19 y que han cumplido con los aforos exigidos por la legislación y, aún así, “seguimos siendo castigados”, enfatizó Moragrega.

Por otra parte, lamentaron la falta de ayudas a los sectores más afectados por esta crisis en España y, en especial, en Aragón, donde “la ayuda que ha otorgado el Gobierno autonómico han sido 2.000 euros, cuando hay países en la Unión Europea que están haciendo frente hasta el 70% de la facturación directa de las empresas ”. En este sentido, el portavoz de la asociación empresarial se refirió al “rescate” que necesita la hostelería en este momento, “igual que se hizo con la banca en 2010”, recordó.

Por otra parte, echan en falta los empresarios del Matarraña más planes de ayuda para las empresas del territorio por parte de la Comarca, una institución que, según denunciaron en un comunicado leído frente a Fonda Aparicio, apenas ha mostrado interés por los problemas que tienen estas empresas. “Nadie ha salido  a ofrecernos ayuda”, criticaron, a diferencia de lo que han hecho otras comarcas en las provincias de Teruel y de Huesca, donde se han aprobado ayudas directas. Según hicieron público, “en la primera reunión mantenida con la Comarca ni siquiera se habían leído nuestro comunicado y en la segunda se lo tuvimos que leer en voz alta”, lamentó Ana Marta Romeo, empresaria. En resumen: “falta de apoyo económico y político”.

Remanentes

Los hosteleros explicaron que en la reunión que tuvieron con la directora general de Turismo de Aragón, Elena Allué, “nos dijo que los ayuntamientos y las comarcas tienen remanentes de tesorería que pueden utilizar para ayudar a las empresas en esta situación”. Es lo que reclaman a la administración más cercana, la comarca, así como a los ayuntamientos. Algunos de ellos han empezado a moverse, como es el caso de Valderrobres y Beceite, que han solicitado un encuentro con la Asociación de Empresarios para conocer la situación real. La Fresneda también ha ofrecido rebajas del IBI a los establecimientos del pueblo.