Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Dos de los arqueólogos, durante los trabajos realizados el martes

Inician una excavación para hallar restos de soldados republicanos en Valdealgorfa

La prospección arqueológica comenzó en una zona de trinchera de la última guerra civil

La Asociación Colectivo de Historia y Arqueología Memorialista Aragonesa (Chama) inició el martes la excavación de un cabezo situado en la partida Las Atalayas, en Valdealgorfa, para la localización de restos humanos de combatientes en la última guerra civil española. Con las primeras prospecciones de la jornada, los arqueólogos que participan en los trabajos localizaron casquillos, balas y metralla.

En lugar donde se prospecta es una zona de combate en donde hay restos de trinchera sobre un pequeño monte. En superficie hay “algún hueso”, explicó el arqueólogo Javier Ruiz, quien detalló que, hasta este jueves, se intentará excavar en profundidad con el fin de comprobar si hay restos completos de algún cadáver. Asimismo, se aprovechará para documentar las trincheras.

Se trata de una intervención, según Ruiz, que persigue la exhumación de una fosa común de combatientes situada al noreste de la localidad bajoaragonesa. Allí se han localizado restos humanos junto a una fortificación que, según parece, defendió la 1ª Brigada Mixta de la 11 División del Ejército Popular de la República. El objetivo ahora es averiguar por medios científicos la identidad de los fallecidos en combate, cuyos cuerpos quedaron abandonados en las trincheras, y hacer entrega de sus restos a sus familiares. En el caso de que no se pudiera identificar a estas personas, proponen darles una sepultura digna. 

Según el arqueólogo, sobre la superficie se aprecian restos humanos, así que “durante la excavación se espera encontrar restos de los cuerpos que fueron abandonados y además documentar la existencia de estas trincheras”, que se distribuyen en un montículo no demasiado amplio. De manera paralela, se buscan restos del armamento utilizado. “Es un espacio pequeño y con las primeras prospecciones han salido balas, elementos de metralla, casquillos,etc”, añadió.

El trabajo de investigación está dirigido por el arqueólogo Salvador Melguizo, que ha desarrollado otras investigaciones similares en el término municipal de Caspe (Zaragoza) y en el de Alcañiz. El trabajo de investigación cuenta con una ayuda del Gobierno de Aragón para la recuperación de la Memoria Democrática.

En un principio, el trabajo se centra en estos escasos metros de trinchera, ya que “sabemos y se aprecia más abajo que hay más tramos, pero están bastante arrasados y apenas se ha conservado nada”, añadió Javier Ruiz.

Contexto histórico

Los acontecimientos bélicos en los que se enmarcan los hallazgos datan del mes de marzo de 1938, durante el desarrollo de la ofensiva franquista al sur del Ebro en Aragón. Tras la toma de Alcañiz el día 14 de marzo, el día 16,el Corpo Truppe Volontarie (CTV) italiano retomaba la ofensiva en dirección a Castelserás. Pero pronto fue detenido por la 11ª División republicana, recién llegada al frente. Tres días después lo volvían a intentar con mayor éxito hacia La Codoñera y Torrevelilla.

Según la memoria del equipo de investigación, el despliegue de la 3ª División republicana detuvo su empuje, y el día 20 cayó  Valdealgorfa y el 21 el importante y cercano cruce de carreteras de Las Ventas. Hacia el sur el avance de los franquistas se estancaba. Las elevadas bajas en las filas del CTV y su falta de éxito en el avance llevaron al bando sublevado a sustituirlas por las unidades de la 15 División en la zona meridional del sector. A finales de marzo se retomaron las hostilidades, en lineas del frente que viraron primero hacia Valjunquera y después hacia Mazaleón, y precisamente en esta zona es donde se está realizando la investigación arqueológica. Los cuerpos de los soldados republicanos que murieron en los combates no fueron enterrados sino que quedaron abandonados en las trincheras, de ahí la localización de algunos restos óseos.

Estudio de Alcañiz

Este equipo de investigación arqueológica es el mismo que el año pasado llevó a cabo prospecciones en el cementerio de Alcañiz para encontrar alguna fosa común de fusilados del Franquismo. Finalmente, fueron localizados los cuerpos de 10 personas, a los que se tendrá que practicar los análisis de ADN. Para ello, la asociación Pozos de Caudé ha solicitado una subvención al ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria democrática. La solicitud pretende no sólo completar los análisis de ADN de los restos óseos, sino también realizar nuevos sondeos en zonas que quedaron pendientes de estudio.

Por otra parte, el Gobierno de Aragón ha concedido una ayuda para la realización del estudio antropológico forense de los cadáveres de estas 10 personas, con el fin de determinar las causas de la muerte.