Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Inmaculada Abadía toma posesión como nueva alcaldesa de Valmuel Inmaculada Abadía toma posesión como nueva alcaldesa de Valmuel
Inmaculada Abadía e Ignacio Urquizu. M. N.

Inmaculada Abadía toma posesión como nueva alcaldesa de Valmuel

Junto a Eva Sancho en Puigmoreno, por primera vez hay dos mujeres al frente de los dos barrios de Alcañiz

Inmaculada Abadía tomó posesión este sábado como nueva alcaldesa de Valmuel después de la renuncia de Roberto Lahoz en un acto celebrado en la pedanía alcañizana en presencia del alcalde de la ciudad, Ignacio Urquizu, quien valoró que por primera vez hay dos mujeres al frente de los barrios y se comprometió con las mejoras que reclaman ambos núcleos de población. Las reformas en el colegio, el pabellón y la piscina, la llegada de la fibra óptica o la renovación del alumbrado con los nuevos fondos para barrios de la Diputación de Teruel son algunas de las próximas inversiones en Valmuel.

Abadía entró en la junta vecinal el año pasado de la mano de Lahoz y, al renunciar este para poderse presentar a la gestión del multiservicio y la plaza de alguacil, ella se vio obligada a dar un paso al frente, algo que aceptó “gustosamente”.

La nueva alcaldesa pedánea, de 39 años de edad y auxiliar de educación especial de profesión, lleva toda su vida “haciendo cosas por Valmuel”. Ha participado activamente en la asociación de vecinos, la junta de tambores y bombos, ha sido alguacil y ha estado en la comisión de fiestas.

De modo que su único objetivo es “seguir trabajando”, como hacía desde la asociación, para “conseguir mejoras” para que Valmuel “sea un mejor lugar para vivir, visitar o veranear”.

Entre sus prioridades está el acondicionamiento del colegio, para lo que ya ha habido reuniones entre el barrio, el director del centro y el alcalde de Alcañiz; el cerramiento de la terraza de las piscinas para que las tormentas de verano no repercutan en la gestión económica; el mantenimiento del pabellón polideportivo o el bacheado de calles.

Abadía solicita además al Ayuntamiento de Alcañiz que habilite solares con opción de compra para resolver el problema de la vivienda en la pedanía, aunque se muestra más partidaria de que se llenen las casas que están en venta dentro del pueblo.

Dos mujeres al frente

El acto de proclamación de la nueva alcaldesa pedánea tuvo lugar en el centro social de la localidad ante decenas de vecinos y representantes de la corporación del Ayuntamiento de Alcañiz, entre ellos Urquizu y la concejala delegada de Barrios, Ángela Lara. El alcalde aseguró que los barrios “son importantes” para el consistorio, que respeta “su autonomía” y por ello “el acto correspondía hacerlo en Valmuel” y no en la casa consistorial.

El regidor destacó que, “por primera vez en la historia, va a haber dos mujeres al frente de los barrios pedáneos y no es una cuestión menor”, sino que responde a la “modernización y el progreso que se produce en las sociedades”, proceso a través del que “las mujeres cada vez van ganando más peso y más espacio”. Eva Sancho es la alcaldesa de Puigmoreno desde 2020. 

Además, Urquizu se comprometió con los barrios. “Somos conscientes de que hay que mejorar cosas”, aseguró, y emplazó a “los próximos meses” para que los vecinos vean mejorado el colegio, “que necesitaba más inversión a parte del recreo y las verjas”. También “hay que adecuar algunos espacios en las piscinas” y “hay que revisar algunos temas del arbolado”, subrayó el alcalde, que reiteró que están llegando fondos de la Diputación Provincial de Teruel específicos para los barrios con los que resolver algunos desafíos, entre ellos el cambio del alumbrado público “para que pase a ser alumbrado sostenible y led”.

Urquizu explicó que Valmuel y Puigmoreno se beneficiarán próximamente de una nueva tecnología de fibra óptica, siendo “la primera zona de la ciudad de Alcañiz” en contar con ella, lo cual representa “una señal de que se van a modernizar y van a ser igual que las zonas de más tecnología que podemos ahora mismo imaginar”.

Por otra parte, Urquizu recordó que el problema de la despoblación no es ajeno a Alcañiz, pues Valmuel y Puigmoreno sufren esta problemática. Están en torno a 150 habitantes, “son pequeños y por eso es importante que tengan los mismos servicios que hay en la ciudad y que cuenten con la misma tecnología y servicios, en el caso de la educación, consultorio” o “biblioteca”. El alcalde anunció que se ampliarán los horarios del monitor de tiempo libre, de forma que rotará todas las tardes entre Valmuel y Puigmoreno, en lugar de un día a la semana en cada pedanía. También se repetirán las colonias infantiles de verano.

En definitiva, “creemos en los barrios pedáneos, queremos que tengan los mismos servicios y queremos que sean tan modernos como los mejores lugares”, resumió Urquizu, quien mostró su satisfacción por el nombramiento de Inmaculada Abadía, “con la que vamos a trabajar codo con codo para ir haciendo que Valmuel progrese”.

Por su parte, Lara no pudo disimular su contento con el nombramiento de Abadía, pues “es una persona muy trabajadora, muy activa y siempre ha estado implicada en todos los eventos del pueblo”. Además, “tengo dos alcaldesas pedáneas, que como mujer me siento muy orgullosa de ello y sé que lo va a hacer muy bien”, apostilló. 

“Nuestro objetivo es potenciar las pedanías, que son dos barrios más de Alcañiz, y desde Alcañiz vamos a hacer todo lo que sea posible y más para que ellos se sientan realmente como barrios de Alcañiz”, subrayó la concejala delegada.

Multiservicio licitado

La renuncia de Roberto Lahoz, que fuera alcalde pedáneo por nueve años, ha tenido que ver con que se ha presentado a la licitación del multiservicio, que lleva aparejado la función de alguacil. “Se han presentado dos personas que van a concursar y era incompatible”, aclaró Urquizu, quien garantizó que no habrá favoritismos. “Es una cuestión técnica, va por puntos y la persona más adecuada lo hará”, manifestó, si bien hizo hincapié en que la persona que lo coja esté “comprometida con Valmuel, crea en el barrio y quiera vivir aquí”, algo que “no sucedía con la persona que había antes”, reprochó.