Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este jueves en el Congreso. EFE/Mariscal

Interior no concederá las medallas a la Guardia Civil hasta el juicio contra Igor el Ruso

Grande-Marlaska defiende los méritos de los 18 condecorados por atrapar al criminal serbio

El Ministerio del Interior ha suspendido de forma “cautelar” y “con carácter excepcional” el acto administrativo por el que concedió inicialmente la Orden del Mérito de la Guardia Civil a 18 agentes y mandos por la detención de Norbert Feher tras los asesinatos en Andorra el 14 de diciembre de 2017 del ganadero José Luis Iranzo y de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero. No decidirá hasta que se conozca el resultado del procedimiento penal contra Igor el Ruso, aunque su intención es ratificar las condecoraciones.

En una resolución, entregada a las partes recurrentes de estos méritos por considerarlos “inmerecidos” e “indignos”, e incluso asegurar que “están manchados de sangre”, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acuerda la suspensión cautelar del acto de concesión de siete Cruces de Plata y once Cruces con Distintivo Blanco, publicado el 28 de julio en el Boletín Oficial de la Guardia Civil (BOGC).

Pese a que defiende la concesión de los honores y considera que los recurrentes –la Plataforma Amigos de Iranzo, el Ayuntamiento de Andorra, el grupo municipal Elijo Andorra, la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, la UAGA y las familias de las tres víctimas mortales– no ostentan la condición de “interesado” para reclamar por la vía administrativa la retirada de las distinciones, Grande-Marlaska entiende que lo oportuno es esperar a que la Audiencia Provincial de Teruel falle contra Feher como supuesto autor del triple asesinato.

En el proceso judicial se han personado diversas acusaciones particulares y populares próximas a la figura de las víctimas del crimen, relata el ministro, “circunstancia que, con carácter excepcional, aconseja dejar en suspenso la firmeza de la resolución impugnada, sin entrar en el fondo del asunto planteado”, hasta que se “despeje cualquier duda sobre la conformidad a derecho del fundamento de las recompensas concedidas, que radica (…) en la irreprochabilidad de la actuación policial”.

En resumen: el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Guardia Civil no tienen ninguna intención de desdecirse, por lo que el excapitán de Alcañiz, Horacio Requena (Cruz de Plata), el exteniente coronel de la Comandancia de Teruel, José Rafael Soler y el capitán de la Policía Judicial de Teruel, Carlos Banda (ambos Cruz con Distintivo Blanco), recibirán sus méritos en cuanto se dé carpetazo a un proceso judicial en cuya instrucción las diferentes juezas han evitado analizar la labor de la Guardia Civil entre los días 5 y 14 de diciembre de 2017. En este periodo de tiempo, un sujeto que posteriormente se supo que era Igor el Ruso se movió libremente entre Albalate del Arzobispo y Andorra después de haber intentado asesinar a tiros a Manuel Marcuello y Manuel Andreu en un masico de la localidad del Bajo Martín. Tras este hecho no se activó ningún dispositivo especial de búsqueda, o al menos no con la contundencia que sí se demostró tras el triple crimen, con unidades de élite.

Marlaska cierra filas

Grande-Marlaska da pocas esperanzas a los recurrentes en un escrito de siete páginas en el que justifica la concesión “discrecional” de una recompensa que concede la máxima autoridad de la Guardia Civil por alguna actuación sobresaliente que sirve de ejemplo.

“El servicio meritorio que se analiza y trata de compensar era el realizado el 14 de diciembre de 2017, tras la muerte violenta del señor Iranzo y los guardias civiles Romero y Caballero a manos de un peligroso criminal, hasta entonces desconocido”, argumenta el ministro. Por tanto, se valora un operativo policial iniciado “precisamente a raíz de sucederse ese triple asesinato”, no antes, “así como las numerosas inspecciones oculares y prácticas periciales que tenían como finalidad aportar pruebas concluyentes, objetivas y válidas para el correcto enjuiciamiento del caso”.

“En menos de nueve horas”, explica Grande-Marlaska, la labor de los que serán condecorados les llevó a “detener a ese peligroso delincuente a 95 kilómetros del lugar donde se habían producido los hechos”. Para ello, los mandos locales del Instituto pusieron “desde el primer momento en marcha la investigación de la criminal conducta hasta ese punto desplegada, por quien después fue denominado como Igor el Ruso, empleando la totalidad de los efectivos de la Compañía de Alcañiz y aportando el especializado concurso de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Cabecera de la Comandancia y otras especialidades de la misma, así como apoyos de Unidades de la Zona de Aragón”.

No especifica demasiado el ministro el operativo, pero en todo caso fue inmensamente superior al desplegado tras el tiroteo de Albalate. Los demandantes opinan que se puso en riesgo a la población y que la “inacción” inicial desencadenó los asesinatos porque no se buscó suficientemente a este sujeto, que merodeó a sus anchas por masicos y corrales durante esos nueve días en un escaso radio de 10 kilómetros entre Albalate y Andorra.

Tras la instrucción de los méritos, el Consejo Superior de la Guardia Civil informó favorablemente a la concesión de las condecoraciones propuestas al personal incurso en el expediente y, posteriormente, la Dirección General de la Guardia Civil elevó al Ministerio del Interior la propuesta de concesión. Marlaska dio el visto bueno el 13 de julio de 2020, por lo que la orden se publicó en el BOGC el 28 de julio. A partir de ahí, en el plazo de un mes, se desencadenaron los recursos derivados de la indignación que dejaron los reconocimientos en el territorio.

“No resulta ecuánime”

En su resolución, el ministro admite que con los méritos propuestos se trata de valorar “una laboriosa y arriesgada secuencia de investigaciones y operativos policiales que culminan con la detención y puesta a disposición judicial de un peligroso delincuente”. 

Además, aduce, “el peligroso asesino que logra detenerse en esta operación policial estaba internacionalmente requisitoriado, al haber sido autor de otros dos asesinatos en Italia, país del que consiguió huir a pesar del cerco policial al que fue sometido”.

Marlaska resalta que “de estos antecedentes, ni de su eventual presencia en tierras aragonesas de aquel peligroso delincuente se tenía conocimiento previo, aflorando todo ello cuando culminó con su detención”.

“No resulta del todo ecuánime –concluye el ministro–, dicho sea desde el absoluto respeto al dolor de los allegados de las víctimas, la crítica puntual de la actuación de los que llevaron a cabo la investigación previa de los robos en los masicos y el tiroteo de dos vecinos ocurrido el 5 de diciembre anterior, teniendo en cuenta la información disponible en aquel momento y el desconocimiento de la identidad del criminal, así como de su posteriormente acreditada potencialidad lesiva”.

Por último, Marlaska entiende que “ninguno de los recurrentes que han impugnado la resolución en tiempo y forma ostenta la condición de interesado, ya que ni se justifica ni es posible comprender razonable y objetivamente el interés subjetivo que ostentan, en orden a determinar el beneficio o el perjuicio que la anulación del acto administrativo pudiera ocasionarles”.

También en el juzgado

Cabe recordar que tanto UAGA, como el Ayuntamiento de Andorra y la Comarca Andorra-Sierra de Arcos han dado un paso más y han impugnado ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Madrid la concesión de los méritos a los mandos. A UAGA le ha sido admitido a trámite el recurso, lo que se traduce en que el 3 de febrero de 2021 la organización agraria se presentará en Madrid en un juicio contra el Ministerio del Interior. Mientras tanto, solicitaba también la suspensión cautelar del acto de imposición de medallas, algo que el Ministerio ha acordado de motu propio.