Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La alegría por la distinción de la Unesco inunda el Pregón de la Ruta del Tambor La alegría por la distinción de la Unesco inunda el Pregón de la Ruta del Tambor
Bordonaba y Ciércoles, con al representante de la Unesco que recogió el Premio Redoble. Marcos Navarro

La alegría por la distinción de la Unesco inunda el Pregón de la Ruta del Tambor

Bordonaba se despide como presidente y anima a conservar la tradición

La declaración por la Unesco de las tamboradas de Semana Santa como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad fue el hilo argumental del Pregón de la Ruta del Tambor y Bombo que  se celebró en Andorra y en el que su presidente, Segundo Bordonaba, se despidió después de diez años al frente animando a conservar la tradición por “responsabilidad”. 
La gala, incluida en las Jornadas de Convivencia de los nueve pueblos del consorcio tamborilero que se celebran como siempre el fin de semana anterior al Domingo de Ramos, incluyó también guiños a la España vaciada, la situación de la comarca con el cierre de la térmica en ciernes y la petición de justicia y verdad con respecto al triple asesinato del 14 de diciembre de 2017.
Como siempre, abrió la ceremonia la cuadrilla de tambores y bombos de la Ruta, integrada por dos participantes por cada una de las nueve localidades (Alcorisa, Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Calanda, Híjar, Samper de Calanda, Urrea de Gaén, La Puebla de Híjar y Andorra) que repiquetearon en el polideportivo de Andorra ante una lona que recordaba la reciente declaración de la Unesco. Sobre el escenario, llamó la atención la simulación de un gran bombo negro con cuerdas rojas, los colores de la Semana Santa de Andorra.
La alcaldesa anfitriona, Sofía Ciércoles, invitó a “congratularnos” por haber conseguido, después de varios años intentándolo, esta preciada distinción que da más nombre si cabe a la tradición tamborilera que comparten no solo los socios del consorcio bajoaragonés, sino también localidades de Andalucía, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Región de Murcia.
Los “repiques rituales prolongados y acompasados de miles de tambores que redoblan repetidamente”, recordó Ciércoles, es el fenómeno incluido el pasado noviembre en esa Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Un reconocimiento, aseguró la regidora, que “pone en valor la riqueza cultural de este rito”.
La alcaldesa recordó que llega de nuevo el “tiempo de procesiones”, de “romper la hora” y de reunirse para subir a San Macario en la Procesión de las Antorchas, la tradición más vistosa y multitudinaria de cuantas tienen lugar en los Días Santos andorranos. “Un sentimiento que no se puede explicar y sin duda hay que vivir”, subrayó.
El presidente de la Ruta, Segundo Bordonaba, resaltó, parafraseando a la Unesco, “el valor de la comunidad y convivencia que conlleva nuestra tradición, independientemente de que tenga un carácter religioso o civil, devoto o lúdico”, pues ante todo “contribuye a crear un ambiente sonoro, fascinante y cargado de emoción” y unidad. 

“Malos vientos”
En un discurso arraigado al territorio, Bordonaba no quiso pasar por alto los “malos vientos” que soplan para el futuro de la villa minera, pero “también de una u otra forma” para los municipios de su entorno. 
Aún más grave es “el drama vivido hace poco más de un año, cuando el azar nos arrebató la vida de tres jóvenes inocentes, oscureciendo el paisaje de un territorio reivindicativo, pacífico, despoblado, abandonado a su suerte”. Ese territorio, dijo el presidente, “aún convive con la incertidumbre, la rabia, la impotencia y con mil preguntas (en realidad son 87, las presentadas por los Amigos de Iranzo a la Subdelegación del Gobierno en Teruel para pedir explicaciones por el dispositivo de seguridad) que no han tenido respuesta”.
El discurso de Bordonaba sonó a despedida, pues su responsabilidad institucional “acabará en esta villa, en la que tomé posesión de mi cargo en 2010”. De modo que cierra un círculo positivo, cargado de reconocimientos, en el que ha tratado de dar valor al consorcio y a los pueblos que lo forman, “siempre desde el respeto a los matices y diferencias que tenemos”.
La declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional, unida a la entrada en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, representa “una carga de responsabilidad” en la transmisión de la tradición “para que los redobles de nuestros pueblos sean siempre el eco de la Ruta del Tambor y Bombo”, instó Bordonaba. 
Tras la intervención del presidente saliente llegó una actuación a cargo de la Agrupación Laudística de la Escuela de Música de Andorra, que interpretó Luna minera con la colaboración de un bombo y tres tambores. 
Acto seguido se produjo el momento más emotivo de la tarde, con el nombramiento del exdirector del Patronato de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Andorra, José Monzón, como Tambor Noble 2019. 
Más tarde, Ángela Tudor, integrante de la Unesco, recogió el Premio Redoble en agradecimiento a la concesión de la distinción otorgada en 2018.

Tamborilero de Almería
El último turno de intervención fue para Carlos Santos, escritor y periodista en Radio Nacional de España que tuvo el honor de ser el pregonero de la Ruta 2019. Él es de Almería, pero lleva más de 30 años tocando el tambor en Andorra. Para dar fe de ello y a modo de “pasaporte”, subió al atril con su instrumento de percusión.
Su pregón fue un canto al sentimiento colectivo de tocar en compañía, que es “lo que nos gusta, lo que nos pone”, dijo.
“Siendo una vivencia interna, la disfrutamos en compañía”, hecho que adopta un nivel superior en la Procesión de las Antorchas. “Las cuadrillas, hasta entonces libres y desordenadas, se convierten en una geometría de sonido”, con los bombos en el centro y los tambores a los lados.
Santos entró en materia mediado el discurso. Invitó a estar unidos en una sociedad en la que “la especie humana sólo se divida en dos: los bombos y los tambores”, metaforizó.
E instó a tocar fuerte, rompiendo el silencio que reina en la despoblada provincia de Teruel, para hacer frente a todo tipo de injusticias.
Cerró el acto el Dance de Santa Bárbara. Los centenares de espectadores que se dieron cita en el polideportivo echaron de menos que la gala, retransmitida por Aragón TV, terminara, como siempre, con la fuerza de los tambores y bombos. Ayer no sucedió, cuando son los verdaderos protagonistas de la Semana Santa y de la declaración de la Unesco.