Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La ampliación del vertedero de Alcañiz empezará a finales de este mes La ampliación del vertedero de Alcañiz empezará a finales de este mes
Última zona que se amplió en el vertedero y que ahora ya está llena de basura

La ampliación del vertedero de Alcañiz empezará a finales de este mes

El Consorcio aprueba una modificación de créditos para financiar la obra

Cuatro empresas han presentado ofertas al contrato para la ampliación del vaso del vertedero supracomarcal de Alcañiz, obras que podrían arrancar a finales de este mes. El sumidero, gestionado por  el Consorcio de la Agrupación número 7, se encuentra de nuevo al límite de su capacidad, después del último recrecimiento, que tuvo lugar dos años atrás. 

Hermanos Caudevilla S.L. es la compañía que ha ofertado el precio más ventajoso económicamente. Su propuesta ha sido de 204.465 euros, un 12,1 por ciento por debajo del precio de licitación de las obras, que fue de 232.357 euros. El resto de las empresas que han optado a la licitación han sido Sumelzo S.A., que ofertó 206.023 euros, un 11,3% por debajo del precio de licitación; Ongrub Mediambient S.L, cuya oferta fue de 212.102 euros y, finalmente, Ezague S.L., que presentó una propuesta que rozaba el precio base, esto es, 232.227 euros.

La empresa que ha presentado la mejor oferta económica tiene ahora 15 días de plazo para presentar la documentación y los avales que se le han requerido, según explicó el presidente del Consorcio, Aitor Clemente. “En cuanto lo haga, se le adjudicará, porque tenemos prisa y la ampliación ha de ejecutarse cuanto antes”, indicó.

El Consorcio aprobó el lunes de esta semana una modificación presupuestaria para incorporar los remanentes de tesorería que servirán para financiar las obras de ampliación. “El acuerdo debe permanecer 15 días en exposición pública, así que este trámite discurrirá de manera paralela” al plazo que se le ha dado a Hermanos Caudevilla SL para que presente la documentación. “De esta manera, para cuando haya acabado el plazo de exposición pública de la modificación de créditos, podremos adjudicar, firmar el contrato y empezar las obras”, añadió Clemente. 

Al Consorcio tiene una autorización de 25 años para explotar el vertedero supracomarcal. En este momento, a la entidad gestora le urge iniciar las obras de ampliación del vaso cuanto antes, porque “está a punto de colmatarse”, tal y como especificó el presidente.

Los trabajos tendrán que estar ejecutados en dos meses. Si se adjudican a finales de este mes y empiezan los trabajos de manera inmediata, en abril estaría disponible nuevo espacio para verter las basuras de las cinco comarcas del Bajo Aragón histórico (tres de la provincia de Teruel y dos de la provincia de Zaragoza) que derivan todos sus residuos al sumidero alcañizano.

Los porcentajes de reciclaje que registran la mayor parte de los pueblos de la zona -inferiores al 20%- explican la rápida colmatación del espacio adecuado después de la última ampliación del vaso, que tuvo lugar hace solo dos años.

El presidente del Consorcio reconoció que el sumidero está al límite. El cambio de corporación en la agrupación tras las elecciones municipales y autonómicas retrasó la aprobación de la licitación de estas obras. Eso llevó a la actual junta de Gobierno a sacar a información pública el contrato por el trámite de urgencia, y de ahí la premura para que, en cuanto se adjudiquen, las obras empiecen de forma inmediata.

Las obras

Las obras consistirán en un primer acondicionamiento del terreno que queda disponible dentro de las instalaciones, en la formación de sus correspondientes taludes y en su impermeabilización. Asimismo, se tendrá que llevar a cabo un drenaje de la balsa de lixiviados y de las aguas pluviales para evitar que los líquidos procedentes de la descomposición de la basura puedan contaminar tierras o acuíferos situados aguas abajo.

La actual ampliación del vaso se llevará a cabo “en la misma val donde está el vertedero, en uno de los lados, y aún tenemos espacio para seguir al otro lado”, según Clemente. El presidente consideró que la obra de “sencilla, porque solamente hay que preparar los terrenos, impermeabilizarlos y acondicionarlos”.

En cuanto estén acabadas, la zona ampliada tendrá una capacidad para acoger otros 95.000 metros cúbicos de basura, esto es, para seguir explotando la zona durante un plazo de cuatro años más. No obstante, la entrada en vigor de la Directiva europea de residuos, que obliga a los municipios  a reciclar al menos el 50% de la basura generada a partir del uno de enero de 2021 hace pensar que la vida útil de la zona ampliada podría ser mayor. Esta normativa será obligatoria para los municipios de más de 5.000 habitantes -en el caso del Bajo Aragón, afectará a municipios como Alcorisa, Alcañiz, Andorra y Caspe, en la provincia de Zaragoza. El resto de ayuntamientos, los que tienen censos inferiores, dispondrán de una moratoria hasta el año 2023.

El Consorcio estudia alternativas para reciclar la materia orgánica, la fracción que más residuos genera en los hogares. La Comarca del Matarraña ha logrado reducir en el último año y medio sus residuos hasta un 70% con la puesta en marcha del sistema de recogida selectiva Porta a Porta.