Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El castillo, con los terrenos donde se proyecta la urbanización, al fondo

La asociación Repavalde critica que el PGOU de Valderrobres no protege el castillo

Denuncia una urbanización al noroeste de la villa medieval

La Asociación Cultural para la Recuperación del Patrimonio de Valderrobres (Repavalde) ha criticado que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) haya hecho caso omiso a las alegaciones que la entidad cultural presentó al proyecto de construcción de una urbanización en el entorno de la zona medieval del pueblo, sin atender a la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de todo el conjunto histórico de la villa.

Repavalde denuncia que si la construcción de la urbanización se lleva a cabo, se producirá "un atropello" hacia "la integridad de uno de los mejores conjuntos históricos de Aragón y de España" debido a una decisión que "incumple el Decreto 22/2004 de 5 de octubre del Gobierno de Aragón" por el que se protege el conjunto urbano bajo la citada figura de protección.

La asociación presentó en su día alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) referidas al sector SR-9 donde se proyecta la construcción de las viviendas. Según explicó su presidente, Antonio Segura, "en el decreto BIC y en el PGOU hay un error de forma, puesto que aparece un entorno de protección de todo el conjunto, salvo en la zona que afecta al castillo y a la iglesia, que se encuentran al noroeste del pueblo". Esta zona, según Segura "se ha configurado en el BIC y en el PGOU sin un entorno de protección como al otro lado de la villa". Es en este punto donde se encuentran los terrenos en los que se construirá la futura urbanización, que, además, se proyecta en una zona más elevada que el castillo y la iglesia.

La asociación cultural reclama a la Administración "la obligación moral y el deber de cumplir y hacer cumplir la ley, porque todo BIC tiene su zona de protección y la Administración tiene la obligación de conservar y de proteger el patrimonio histórico" impidiendo la construcción de una urbanización junto al castillo y la villa medieval de Valderrobres, añadió Segura.

La asociación reclama una solución "acorde para todos". No en vano, entiende que "ha de producirse una solución consensuada para los afectados, ya que el promotor de la urbanización, cuando compró los terrenos, posiblemente ignorara que había una anomalía en la ley como es que en la parte noroeste del BIC del castillo no se configurara una linea de protección del entorno".

El Ayuntamiento

El alcalde de Valderrobres, Carlos Boné, declaró que “las zonas de protección del casco antiguo no las establece el Ayuntamiento, sino Patrimonio y Urbanismo de Teruel”. La zona en cuestión, añadió “tiene un perímetro establecido y ese sector, el SR-9, donde se proyecta construir la urbanización, queda fuera del entorno de protección, así que legalmente no podemos prohibir que se realice la promoción de viviendas, porque estaríamos incurriendo en una ilegalidad y causando prejuicios a un particular que adquirió los terrenos”.

Boné reconoció que la idea de urbanizar la zona noroeste del BIC no es del agrado del Ayuntamiento. “Nos puede gustar más o menos que se haga una urbanización, porque es una urbanización cerca del castillo, de la iglesia y del casco antiguo y, además, está más elevada que ambos monumentos y habrá impacto visual”, dijo. Sin embargo, recordó que “la promoción de viviendas tiene las bendiciones del Inaga, de Urbanismo y de Patrimonio y cuando esos informes son favorables un Ayuntamiento como el de Valderrobres no puede hacer nada, aunque no le guste lo que hay”, añadió.

El alcalde de Valderrobres indicó que “si finalmente esa obra se lleva a cabo y se ejecuta la urbanización, habrá que estar atentos para que se cumplan todas las directrices que determine Patrimonio y para que el impacto sea el menor posible”. 

En este sentido, cuestionado sobre la ausencia de una linea de protección del entorno en la zona noroeste del BIC, el alcalde reconoció que es menor que en el resto. “Es cierto que en el mapa del entramado urbano se aprecia que la protección del entorno es mucho mayor por la otra parte de la villa medieval, pero no sabemos qué es lo que llevó a Patrimonio a hacerlo así”.