Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La caseta que albergará el transformador está dispuesta ya a escasos metros de las viviendas. Vecinos de La Calera

La colocación de un transformador crispa la Navidad en Urrea de Gaén

El consistorio dice que cumple la normativa, pero los afectados piden que se aparte más

La colocación inminente de un transformador junto a las casas de la calle La Calera de Urrea de Gaén ha levantado la polémica y generado división entre estos vecinos y el Ayuntamiento. 

El consistorio asegura que la estación transformadora se incluye en las obras para soterrar los cables de la línea de media tensión que hasta ahora pasan por encima del casco urbano y que cumple todos los requisitos medioambientales. Sin embargo, el vecindario insiste en que no es de recibo que el transformador se coloque a 20 metros de las viviendas, pudiéndolo separar mucho más para evitar molestias y posibles afecciones a la salud. 

Las protestas se han hecho visibles con pancartas con el lema “No al transformador” que se han colocado en algunos balcones y que son visibles desde la carretera de Albalate. 

Los vecinos no logran comprender por qué se atendió a su petición –refrendada con una recogida de firmas en enero de 2019– para que la línea de media tensión que pasa por encima de un grupo de viviendas del pueblo fuera soterrada, pero ahora no se separe el transformador unas decenas de metros más de sus casas. Consideran que la instalación degradará el barrio y perderá valor, pues “nadie querrá vivir” aquí, indicó Antonio Martín, uno de los vecinos afectados, en representación del resto. 

“Nadie ha contado con nosotros para nada, pero ahí lo tenemos preparado (el transformador) para ponerlo”, protestaron los vecinos, que insisten en que el aparato se instale “fuera del casco urbano”, pues “no entendemos que tengan que levantar toda la calle y pasarlo por encima del gas” cuando “hay mucho terreno para ponerlo 50 o 60 metros más para allá”.

“Si recogimos firmas para sacar los cables de las calles fue para que nos quitaran el peligro, no para que nos lo pusieran mas cerca”, destacaron los vecinos afectados, que proponen unos “pocos metros más de soterramiento” de la línea para alejar el transformador de sus casas.

“Esto es para toda la vida y nuestra calle quedaría devaluada por este transformador. ¿Quién querría edificar aquí? ¿Quién podrá vender alguna casa?”, se preguntan los vecinos de La Calera, que afirman que Endesa no se presentó a una reunión a tres bandas que estaba pactada. 

Por su parte, el alcalde, Joaquín Lafaja, explicó que la instalación del transformador es tan “inminente” como “necesaria”, por lo que el pleno ha aprobado toda la tramitación de las obras. Recordó que con esta actuación se eliminará “el transformador que había anterior, el de la cooperativa, que sí que era muy peligroso”.

El regidor aseguró que el proyecto cuenta “con el visto bueno de todos los estamentos”, incluido el trámite medioambiental del Inaga, por lo que Endesa procederá a ejecutarlo. 

“En las ciudades, cada bloque de edificios tiene su propio transformador y todas las empresas tienen su transformador. Aquí había una línea de media tensión que pasaba por encima de algunas casas y llegamos a la conclusión de que, ya que la iban a cambiar, se podía soterrar desde la entrada del pueblo hasta pasadas estas casas”, dijo Lafaja, quien observó que algunas fueron construidas en su día con la línea ya montada. 

El alcalde, que lamentó la crispación y división que este tema está generando en el municipio, ofreció los recursos del consistorio para “pagar una auditoría externa, de la máxima calidad que encuentren los vecinos, para que si hay algún defecto en el proyecto no se ponga ahí un transformador”.